En Venezuela triunfó la democracia

venezuela

La mayoría obtenida por la oposición en la Asamblea Nacional de Venezuela es inapelable, pero aquí el gran ganador no ha sido la oposición ni el gobierno, sino la democracia. Todos los cuestionamientos que se hacían al sistema electoral venezolano, a su Constitución aprobada por el 79% de los ciudadanos y al estilo del gobierno del Presidente Nicolás Maduro han quedado desechados.

A pesar de la guerra económica (similar a la orquestada por el Poder Económico en tiempos del Presidente Salvador Allende), de la campaña mediática internacional para deslegitimar las elecciones, para acusar a Venezuela de ser una dictadura, hoy la República Bolivariana le ha dado una lección al mundo entero de que en Venezuela hay una democracia sólida y que se respeta: triunfó la oposición, y el gobierno y el proceso Bolivariano perdió una batalla. No hubo fraude, así es la democracia.

Los resultados de los comicios del día de ayer, no hacen más que consolidar el carácter de esta Revolución Democrática, donde el 74.25% de los venezolanos participó en las elecciones populares (a diferencia de Chile donde no alcanzamos el 42% producto de un sistema deslegitimado), donde se eligen aintendentes de forma directa, donde los pueblos originarios tienen representación en el parlamento, donde existe referéndum revocatorio y por sobre todo, donde tienen una Constitución democrática, institucional y participativa que asegura el derecho a educación, salud, vivienda, cultura y participación, tal como la soñamos en Chile.

Este ha sido un proceso impecable, transparente, limpio, todas las mentiras, todo el terror se ha venido al piso. Porque cabe señalar la paradoja que cuando la derecha era minoría en el Parlamento, el sistema electoral no funcionaba, y ahora que son mayoría, si funciona.

Lo que se viene es una segunda etapa, la gran tarea de Venezuela es acelerar una reforma económica productiva y liberarse del chantaje económico del que han sido víctima los sectores bajos y medios. Llegó la hora para la derecha, la responsabilidad de la MUD, con mayoría en la Asamblea Nacional va ser distinta, va a ver una responsabilidad compartida en sacar adelante las reformas que permitan al pueblo venezolano alcanzar la paz social y la estabilidad económica que permita disfrutar a los venezolanos del petróleo, que se ha sido una bendición pero a la vez una maldición para el pueblo venezolano.

Finalmente hago un llamado a los senadores Patricio Walker y Juan Pablo Letelier quienes acusaron a Venezuela de ser una Dictadura, a pedir disculpas, a reconocer que estaban equivocados, a reconocer que en Venezuela triunfó la democracia.

Alejandro Navarro Brain

Senador de la República de Chile

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.