Entregan datos claves para ubicar a prófugo jefe de mercenarios

Diputado Navarro ‘hay que actuar antes de que en Irak secuestren un chileno’

mercenarios

Su preocupación por la actuación que sigue realizando en nuestro país la organización ilícita encabezada por el prófugo José Miguel Pizarro, que ha reclutado a cientos de chilenos que hoy desempeñan tareas paramilitares en Irak, bajo la fachada de empresas de ‘guardias de seguridad’, manifestó el diputado Alejandro Navarro quien entregó a la jueza del 17° Juzgado del Crimen antecedentes detallados respecto de las nuevas formas de operación que están utilizando.

El parlamentario dijo que “nos preocupa que esta organización siga operando en Chile al margen de la ley, pese a las resoluciones judiciales que se lo prohíben, esta vez usando como fachada una empresa uruguaya y contratando a ex uniformados como sus ‘funcionarios’ a través de una tercera empresa chilena. No queremos que a Chile le suceda lo mismo que a Filipinas, Italia y otros países, y terminemos con un mercenario chileno secuestrado o con la amenaza de ser degollado”.

“Queremos entender -agregó- que quienes han aceptado la oferta de José Miguel Pizarro y su organización encubierta lo han hecho por necesidad y por la formación profesional que le hace más difícil poder reinsertarse en otra actividad económica. Sin embargo, por los antecedentes que tenemos, a muchos de quienes han vuelto al país no se les ha cumplido los compromisos pactados, quejándose además del maltrato recibido”.

Por lo anterior, el legislador dijo que “hacemos un llamado a las familias de estos chilenos, para decirles que entendemos las razones que muchos han tenido para aceptar este tipo de relaciones contractuales, pero también queremos decirles que el carácter clandestino de esta empresa, justamente es lo que muestra su carácter ilegal, no asegurando, por lo mismo, el cumplimiento de los contratos y menos dando certezas sobre la seguridad de quienes viajan”.

Navarro indicó que “muchas de las personas que estuvieron en Irak señalan que pasaban días enteros sin salir a la calle y que además se les sometía a un trato innecesariamente duro, aún para personas con formación militar. Como si eso fuera poco, además, José Miguel Pizarro ha solicitado de manera arbitraria, ilegal y unilateral al consulado de Estados Unidos en Chile que revoque las visas de muchos de esos chilenos, de tal forma de asegurarse que no tengan contacto directo con las empresas norteamericanas”.
“Entonces -prosiguió- si a todo esto le sumamos el hecho de que hay cientos de compatriotas exponiendo su vida y Chile corre el riesgo de ser extorsionado como Estado, se requiere que se adopten medidas administrativas, legislativas y tributarias que permitan detectar y desarticular esta organización. Por ello, además de hacer la denuncia hemos presentado un proyecto de ley para eliminar las posibilidades de que grupos como éste vuelven a cometer acciones ilícitas en nuestro país”.

El diputado señaló que “por otra parte ya hemos recibido la comunicación de parte del alto mando del Ejército, a quien también hicimos entrega de los antecedentes que daban cuenta de una serie de ‘visitas’ que ex funcionarios de esa institución han realizado a unidades militares de la Segunda División de Ejército, con el objetivo de acceder a las bases de datos de aquellos funcionarios recientemente egresados de las filas castrenses para ‘tentarlos’ con sus ofertas de trabajo en Irak”.

El parlamentario recordó que “la justicia ya ha sancionado a esta organización por operación ilegal e infracción de la ley de vigilantes privados. De hecho en la causa ya están procesados José Miguel Pizarro, Gonzalo Samuel Guzmán Canepa y Marcia Alejandra González Miranda, como integrantes de la empresa virtual “Red Táctica” con sede en Washington”.

“De hecho -agregó- Pizarro Ovalle fue declarado reo, no notificado, por la Fiscalía Militar, en la causa rol 1229-2003 que instruyó la Cuarta Fiscalía Militar de Santiago, por infracciones al D. L. Nº 3.607, sobre Vigilantes Privados, de 1981 y que estaba en sumario desde 10 de noviembre del 2003, a partir de la denuncia de la Dirección General de Movilización Nacional”.

Finalmente, Navarro dijo que en virtud de la gravedad de los nuevos antecedentes entregados tanto al Ejército como a los tribunales de justicia, “pediremos al Ejecutivo que patrocine y de la urgencia necesaria al proyecto de ley que hemos presentado en conjunto con el diputado Antonio Leal, para evitar y cortar de raíz la posibilidad de que la operación de empresas de mercenarios en Chile no sea posible”.

Prensa Oficina Parlamentaria

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *