“Es posible que haya más plazo, pero no habrá perdonazo”

Diputado Navarro dijo que autoridad está abierta a estudiar alternativas:

chicureohoy-pesos-chilenos1

La certeza de que “existe voluntad de parte de la autoridad para considerar ampliar los plazos en que los deudores de los distintos créditos universitarios puedan reprogramar”, manifestó el diputado Alejandro Navarro, autor de un proyecto de acuerdo sobre la materia suscrito por diputados de distintos sectores, quien dijo que “más allá de cualquier flexibilidad que pueda existir, lo que no habrá es perdonazo”.

El parlamentario señaló que “confiamos en que esta semana la Cámara aprobará el proyecto de acuerdo 249, que solicita al gobierno ampliar el plazo de 9 semanas establecido para reprogramar deudas -desde el 6 de junio hasta el 19 de agosto- toda que vez que de manera efectiva sólo habrán 51 días hábiles para efectuar el trámite y sabemos que para todo el mundo no es fácil acceder a Internet, ni salir de sus trabajos para ir a hacer el trámite”.

“Los parlamentarios que hemos presentado esta iniciativa -agregó- estamos convencidos que exista una voluntad mayoritaria de los deudores para cancelar sus compromisos, más allá del 23,9% que lo ha hecho hasta hoy, sin embargo, también parece necesario que exista el tiempo necesario, se realice una mejor difusión, y se diferencie dentro del listado que se publicará a quienes efectivamente se han titulado y a quienes no viven en el país”.

Navarro dijo que “así como se hace cierta salvedad respecto de quienes están cesantes o estudiando post grado, parece absolutamente necesario que se diferencie a quienes se titularon, trabajan y no pagan, de aquellos que son deudores sin titulo, ya que muchos de ellos no terminaron sus carreras y otros, que dejaron de estudiar al ser sancionados por razones políticas, debieron asumir los costos de nuevos estudios, sin poder acceder a ningún beneficio en el sistema público o hacer un gran esfuerzo para optar por el sistema privado”.

El diputado del PS indicó que “también nos preocupan algunas señales contradictorias para los deudores. Por un lado se dice que quienes recibieron crédito deben devolverlo para que así otro joven pueda estudiar, mientras por otro se nos dice que los recursos extras a los 1.600 millones ya recaudados por las universidades, podrán usarse para cancelar otras deudas. Creemos que todo lo recaudado debe ir a más crédito, porque así se evita proporcionar excusas a quienes no quieren cancelar y se reduce la demanda de fondos para el próximo año”.
El parlamentario indicó que “si nos parece positivo el instructivo del Ministerio del Interior llamando a los funcionarios públicos a ponerse al día, lo que ha permitido que poco más de 500 personas, 204 de las cuales correspondían al Ministerio de Educación, que estaban morosas reprogramaran. También parece pertinente que las universidades también estén analizando el caso de sus funcionarios y que existan gestiones para que los poderes Legislativo y Judicial hagan lo mismo”.

“Lo que por cierto no nos parece ‘un logro’ -continuó- es que el Ministerio de Educación diga que uno de los beneficios obtenidos hasta ahora en el proceso de reprogramación, es el ordenamiento de las bases de datos y documentos de cobro de las universidades, anunciando que, después del 19 de agosto toda la información sobre los morosos se entregará al sistema bancario y a las principales casas comerciales, para que estos datos se consideren en el cálculo de riesgo de cada persona”.

Además de Navarro, autor de la moción, los parlamentarios que firmaron el Proyecto de Acuerdo son Valenzuela (PPD), Ceroni (PPD), Sánchez (PPD), Rossi (PS), Paredes (PS), Aguiló (PS), Escalona (PS), Espinoza (PS), Walker (DC), Silva (DC), Alvarado (UDI), Seguel (DC), Tapia (DC), Venegas PRSD), José Pérez, Accorsi (PPD) y Jaramillo (PPD).

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *