Establecimiento de sistema de plebiscitos y consultas de carácter comunal

El señor NAVARRO.- Presidente, creo que el principal diagnóstico de la municipal era algo que ya habíamos conocido, que es el agotamiento del sistema electoral democrático. Hay un agotamiento. Respecto del fortalecimiento para que la gente vuelva a las urnas es la convocatoria a la participación. Lo dijimos durante la tramitación anterior: elevar del 5 al 10 por ciento, y más aún, ponerle los costos… Hasta ahora, lo que hay en el informe, me dicen que efectivamente va a ir ante notario.

 

Imagen: elmartutino.cl

Yo quiero que un Senador de la Comisión me diga si va a haber algún costo para los ciudadanos que decidan hacer esta acción.

 

Ya el aumento del 5 al 10 es una traba.

 

Entonces, estoy en una encrucijada: queremos legislar, pero lo que estamos legislando es para entorpecer la participación ciudadana. O sea, subir las exigencias. Porque en un plebiscito la convocatoria, va a depender del motivo, puede ser mucho más del 5; puede ser el 10, el 15, el 20, el 30, el 40. Pero el inicio, cuando le subimos el umbral, lo que estamos haciendo es decirle al ciudadano no estamos facilitando su participación; estamos entorpeciendo la participación.

 

Entonces, no puedo ser parte de una ley que entorpezca la participación ciudadana.

 

Lo hemos dicho: ¡Se agotó el sistema electoral democrático en Chile! Y ese agotamiento es institucional. Criminalizar el voto voluntario es un error. Responsabilizar al voto voluntario de la abstención es un equívoco.

 

Por suerte, en la Región del Biobío hubo un bonito día. Porque, si hubiera llovido, le hubieran echado la culpa a la lluvia. ¡Y no, la culpa es del sistema, ni siquiera de los candidatos! El sistema desmotiva porque tú eliges al alcalde y al concejal y nunca más en la vida tienes la posibilidad de preguntarle o hacerle responder por su compromiso de trabajo.

 

Entonces, hemos dicho aquí que en Chile debiera haber referéndum revocatorio para todas las autoridades, desde el Presidente de la República hasta el concejal, a la mitad del período.

 

¿Cuál es la motivación para un Senador con ocho años de elección seguir trabajando con el mismo ritmo del año uno al año ocho? Yo diría que va a depender de las personalidades. Pero, con un referéndum revocatorio, sabiendo que a la mitad del período, el año cuatro, los electores se reúnen y juntan una firma más de la votación con la que el Senador fue electo y le hacen referéndum revocatorio.

 

Y a mí me gustaría que hubiera referéndum revocatorio para los Presidentes de la República, y algunos durarían la mitad de su período. Hay quienes, como el Senador Coloma, creen que eso provoca inestabilidad. ¿Desde cuándo el ejercicio de la democracia ciudadana puede provocar inestabilidad?

 

Señor Presidente, me gustaría que algún Senador que participó en la Comisión nos aclarara si va a haber costo, porque, de lo que leo, se dice que van a haber las horas extraordinarias para el Servel, e independientemente de que el tema ante notario sea gratuito. Porque, si introducimos costos, no estamos facilitando de nuevo la participación. Cuando se votó el incentivo para que los jóvenes votaran con voto voluntario, yo voté a favor de los incentivos voluntarios.

 

Porque tenemos incentivo para todo en Chile: incentivo para el ahorro, incentivo para el desarrollo de la pequeña y mediana empresa, incentivo para la actividad económica. ¿Por qué no van a haber incentivos para que la gente vote, para que ejerza su derecho ciudadano a elegir y ser elegido?

 

Y, en este sentido, si este proyecto permanece con costo, que ojalá -reitero- algún Senador de la Comisión pudiera aclarar… Porque, seamos francos, sí, decimos que no hay costo de notario, pero hay que pagar las horas extraordinarias al Servel, al cuestionado Servel hoy día… Señor Presidente, ojalá tuviéramos en Chile un poder electoral y termináramos con esta situación en donde el operador político de La Moneda, cualquier sea el Gobierno que esté, el Subsecretario del Interior lee los votos. O sea, los Subsecretarios del Interior no son ni imparciales, son parciales, y está claro que hay ineficiencia en el Ministerio del Interior.

 

Lo ha dicho José Ignacio García: la responsabilidad es del Ministerio del Interior. Y para que no tengamos esta pelea entre el Servel y el Ministerio del Interior, saquemos al Ministerio del Interior en toda esta contabilidad de los votos y pongamos un poder electoral donde haya un árbitro que esté sin camiseta. Porque el Subsecretario, Rodrigo Ubilla, lee y cuenta los votos con la camiseta del Gobierno, a no ser que me diga que para esos minutos se vuelve independiente. Él es alguien que tiene partido, tiene militancia y tiene compromiso…

El señor TUMA.- ¡Que vuelva Cardemil…!

 

El señor NAVARRO.- Volviendo al tema…

 

¡No¡ ¡Lo único que queremos es que no volviera Cardemil jamás…!

 

Esa fue la peor experiencia que hemos vivido.

 

Pero creo que el Ministerio del Interior cuente los votos, participe del conteo electoral… Si esto fuera en otro país de América Latina habría un escándalo. Porque si fuera en Venezuela y dijeran que el Gobierno es el que está dando a conocer las cifras, armarían un escándalo de que no es un sistema democrático. ¡Pero en Chile nadie dice nada! Que el Subsecretario del Interior, que es el operador político del Ministro del Interior, cuente los votos, dé a conocer las cifras y que el Ministro del Interior se meta en todo el proceso electoral.

 

Fuera del Gobierno el proceso electoral, con un poder independiente. Pero eso requiere reforma constitucional, nueva Constitución.

 

Señor Presidente, definitivamente, voy a votar en contra.

 

Creo que, a pesar de que efectivamente esto tiene algunos elementos, el aumentar la cobertura de 5 al 10 por ciento y el mantener el pago de las horas extras a los funcionarios del Servel a costa de los ciudadanos es negar el rol del Estado.

 

Si queremos más democracia, financiemos la democracia y pongamos estímulo a la participación y no trabas a la participación. Y este es un proyecto que pone más trabas que facilidades, obstaculiza más que facilita. En definitiva, no es un buen proyecto, y, por lo tanto, la revisión del sistema total dará para otra ley. Lamentablemente, en esta no da. Y voy a votar en contra.

 

¡Nueva Constitución, ahora!

 

¡Patagonia sin represas, señor Presidente!

 

He dicho.

 

Voto en contra.

 

 

0 shares
  1. Noviembre 9, 2012

    Muy bien Senador, esa es la posición de la mayoria que echamos de menos una verdadera democracia.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *