“EXPERTO CHILENO DEBE MONITOREAR CAIDA DE LA MIR”

Diputado Navarro tras reunión con embajador ruso en nuestro país:

250px-mir_space_station_12_june_1998-cropped

Parlamentario del PS dijo que “Chile debe desarrollar una política espacial, por ejemplo para enfrentar situaciones futuras complejas, como que en el espacio existen 5 mil objetos abandonados que caerán en las próximas décadas”.

“Es necesario que un experto chileno en el tema espacial participe, junto a nuestro embajador en Rusia, Pablo Cabrera, en calidad de observador permanente, aprovechando la invitación que le cursara la Agencia Espacial Rusa”, afirmó el parlamentario socialista Alejandro Navarro luego de reunirse, junto al diputado Alejandro García-Huidobro, con el embajador de la Federación Rusa en Chile, Vladimir Chkhikvadze”.

Para el diputado “la reunión fue sumamente provechosa y fuimos recibidos con gran disposición por parte del embajador, toda vez que fuimos los primeros en solicitar información oficial de primera mano, con la representación gubernamental rusa, lo que ni siquiera el Ejecutivo chileno ha hecho, lo que revela que la posición de muchos sobre el tema sólo se basa en lo que aparece en la prensa”.

Asimismo, el legislador del PS señaló que el diplomático ruso “nos afirmó que la estación satelital no tiene a bordo ninguna instalación nuclear u otra fuente de energía de ese tipo, ni tampoco organismos vivientes o microflora, lo que dentro de toda esta situación de riesgo, puede ser considerada una buena noticia”.

“Lo que sigue siendo una mala noticia -agregó- es que por quinta vez ha cambiado la fecha probable de caída, porque se está calculando que ya no caerá ,el 21, sino que más cerca del 28 de marzo, lo que sigue colaborando con el ambiente de incertidumbre que ha caracterizado este proceso”.

Por otra parte, Navarro dijo que “es sumamente valorable que la Agencia Espacial Rusa haya invitado a nuestro embajador en Rusia, Pablo Cabrera, en calidad de observador permanente durante todo el proceso de caída de la MIR. Sin embargo, creemos que sería muy útil que un experto chileno en materia espacial acompañara al embajador, para elaborar información que nos permita ganar una experiencia positiva de toda esta confusa situación y sea el primer paso en el desarrollo de una política integral chilena sobre esta materia”.

“Por ello -prosiguió el legislador del PS- el jueves solicitaremos a la Ministra de Relaciones Exteriores, Soledad Alvear, y al Ministro de Defensa, Mario Fernández, que a la brevedad se designe un experto que represente a nuestro país en ese proceso de control de la caída de la estación satelital”.

En un ámbito más amplio, el diputado dijo que “uno de los antecedentes que nos fue entregado y que nos causa mayor preocupación, tiene que ver con la existencia en el espacio de unos 10 a 15 mil objetos abandonados, que seguirán cayendo durante las próximas décadas y que requerirá, según lo ha demostrado esta situación puntual, una política chilena sobre esa materia”.

El legislador dijo que “sin embargo, todavía hay muchas cosas que llaman a la preocupación y obligan a la prevención, como por ejemplo, que la zona total de caída de los fragmentos a lo largo de la línea de vuelo, será hasta unos 6 mil kilómetros de largo y unos 200 kilómetros de ancho. Esto, además, nos lleva a otro tema mucho más de fondo y es si estamos dispuestos a aceptar que el Océano Pacífico se convierta en la cloaca de todos estos artefactos”.

Respecto de los trozos de la estación que caerán, agregó que “es preocupante saber, por ejemplo que las cinco partes en que se estima se partirá el bloque de acoplamiento, pueden alcanzar hasta unos 700 kilos cada uno, los que multiplican su peso por la velocidad que traen. En resumen, se estima que el peso total de los elementos no quemados en la caída, alcanzará a unas 20 ó 25 toneladas”.

“Lo anterior -continuó- resulta especialmente preocupante cuando consideramos que el impacto podría producirse, si es que cae en el mar, a unos 5 mil kilómetros de la costa, y los barcos que navegan tras el jurel llegan hasta una distancia de unos 2 mil quinientos kilómetros. Además, a pesar de que los rusos insistan en que va a caer en el mar, existen testimonios concretos de estas caídas en Chile, como los restos de una sonda también rusa que cayó en 1994, y que se exhibe como pieza de museo en Palena”.

Otro aspecto de la reunión con el diplomático ruso destacado por Navarro fue “el sumo interés que tienen en la suscripción de un conjunto de 7 convenios entre Rusia y Chile, especialmente por uno que considera materias de cooperación en desarrollo de política espacial”.

Finalmente, el parlamentario dijo que solicitarán a la Comisión de Medio Ambiente, “que incluya en su sesión del día lunes 19 de marzo próximos en que se tratará el tema de los vertederos, todo lo relativo a los antecedentes sobre la caída de la estación MIR, con la presencia de expertos, para que se pueda configurar lo que debe ser una a todas luces necesaria política de desarrollo espacial para el país, hasta ahora en precarias condiciones, porque no es coherente que tengamos telescopios privilegiados en el Norte Chico, por nuestros limpios cielos, si no generamos política al respecto”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Nota: Centro Control de Vuelos: www.mcc.rsa.ru
Agencia Aero Espacial Rusa: www.rosaviakosmos.ru

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *