“Extintores: irresponsabilidad y descuido resultan fatales”

Diputado Navarro: ‘en RM 1,5 millones de extintores no cumple certificación legal’

extintor

Como un hecho “revelador y preocupante” calificó el diputado Alejandro Navarro que “el Ministerio de Salud no posea a la fecha política de fiscalización de los extintores que existen en el país, considerando que son un instrumento vital para salvar vidas. El que existan 1 millón y medio de extintores ilegales no fiscalizados sólo en Santiago, hace necesario urgentemente un programa especial y una campaña educativa y preventiva de siniestros y del correcto uso del extintor”.

El parlamentario indicó que “considerando que el DS Nº549 de 1999, entró en vigencia el 29 de abril de 2001, y tomando en cuenta las responsabilidades en la fiscalización que le entrega a la autoridad sanitaria, parece una respuesta poco adecuada, tardía y poco operativa, especialmente cuando se dice que un equipo profesional “está estudiando un primer borrador sobre procedimientos para fiscalizar materias contempladas en el DS 549” y que “se pretende en el breve plazo instruir, mediante oficio circular, a todos los Servicios de salud del país, respecto de las consideraciones que deberán tenerse presente para fiscalizar las materias de protección contra incendios, en particular, la obligatoriedad de tener extintores en cantidad y características que exige el reglamento”.

Sobre la fiscalización en Transportes, Navarro dijo que “podemos señalar que llama la atención que estos datos, que son el resultado de fiscalizaciones efectuadas en 10 meses de este año, ascienda sólo a 1.910 infracciones considerando que en todo el país deben existir unos 15 mil buses y microbuses y unos 120 mil taxis, sin contar los miles de minibuses de transporte escolar, minibuses de traslado de pasajeros urbanos y rurales, vehículos de transporte de empresas y servicios públicos y vehículos de transporte de pasajeros rurales. Claramente este número de infracciones cursadas es una parte ínfima de quienes por ley están obligados a tener y saber usar un extintor”.

“Seamos claros -dijo el legislador- hoy nadie se preocupa del control de extintores que se debe realizar a los vehículos. El artículo 35 del DS 212 establece claramente que los extintores que deben llevar los vehículos deben encontrase con su carga completa; cumplir con la norma chilena, teniendo certificación de calidad; llevar una etiqueta donde figuren las fechas de revisión o recarga; y establece el tamaño y el color con que el extinto debe llevar el número de la placa patente del vehículo.

El parlamentario dijo que “sin embargo, a juzgar por la cifra de infracciones este es un aspecto poco fiscalizado por Transportes y por las plantas de revisión técnica. En este último caso, lo que sigue sucediendo, a pesar de que la norma se hizo para evitarlo, es que dueños de muchas máquinas usan un mismo extintor para la revisión de todos sus buses. Por otra parte, el mismo decreto establece algo que parece obvio pero que a juzgar por los hechos concretos no lo es: que la tripulación de los vehículos de locomoción colectiva y de taxis deberán conocer el uso de los extintores”.

“Por lo anterior -agregó- es necesario enfatizar que existiendo sólo en Santiago un parque vehicular de transporte colectivo de pasajeros que supera, sólo en el caso de los buses, las 11.000 unidades, es indispensable que se haga cumplir la normativa. Hoy, en la mayoría de los casos los dueños de los buses sancionados eluden el pago de los partes por este tema y no solucionan el problema. Asimismo respecto a los 2 millones de vehículos particulares en el país, la pregunta es ¿cuántos de ellos tienen extintor en buen estado y sus conductores saben usarlo?”.

Navarro señaló que “al tema del transporte debe agregarse la obligación de tener extintores en diversos espacios públicos como bancos, hospitales, el Metro, los servicios públicos ¿quién está fiscalizando esto, si salud nos dice que recién están estudiando un primer borrador sobre procedimientos para fiscalizar?. Es decir, hoy es posible no tener los tipos ni cantidades de extintores que corresponden, según la normativa vigente, en cualquiera de esos lugares y no se está expuesto a ninguna sanción. En el caso de los vehículos, en que el costo de la recarga de un extintor está entre $3.000 y $10.000, resulta incomprensible que en el caso de aquellos que no cumplen con tener un extintor adecuado, con su carga llena y vigente y que además no lo saben usar, se está arriesgando la vida de miles de personas por ‘ahorrarse’ algunos pesos”.

El parlamentario añadió que “un ejemplo de esto lo constituye la muerte de cuatro pasajeros de un bus interprovincial que se incendió, el pasado 21 de noviembre por un cortocircuito en el motor, cuando venía desde Las Cabras, en la Sexta Región, a Santiago. Frente a hechos trágicos como éste -enfatizó- y pese a que se dijo que el vehículo contaba con todos los elementos de seguridad, surgen una serie de preguntas que hasta ahora no han tenido respuesta: ¿Si efectivamente estaban el extintor que la ley obligaba tener al bus, por qué no fueron usados por el chofer o por alguno de los pasajeros?, ¿sería que a lo mejor no existía tal extintor?, ¿sería que el conductor no sabía cómo ocuparlo?, o peor aún, ¿sería que a lo mejor el extintor estaba pero estaba vacío o con su carga vencida?. Si esta última alternativa fuera la correcta debió encontrarse el extintor quemado, si no se encontró es porque nunca estuvo.

Navarro dijo que “ninguna de las respuestas a estas interrogantes hoy le va a devolver la vida a las víctimas de este incendio, pero no es posible que las familias que perdieron a sus seres queridos deban aceptar que sus familiares murieron porque no se quiso gastar 3 o 10 mil pesos en tener un extintor en condiciones de usarse. Por todo lo anterior, y para aclarar estas dudas, vamos a oficiar a Carabineros para que la SIAT nos informe sobre este aspecto, para hacer presente este tema ante los tribunales, de manera tal de establecer responsabilidades”.

Finalmente, el diputado reflexionó sobre quienes recae entonces esta responsabilidad: ¿de la empresa a la que pertenecía la máquina, por no tener su extintor?, ¿de la empresa por no capacitarlo o del conductor por no saber usarlo?, de la planta de revisión técnica que no certificó el cumplimiento de este aspecto de la normativa?, ¿o de Transportes por no ejercer una mayor fiscalización?.

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *