Fallo contra Enap por emisión de malos olores en Hualpén

El señor NAVARRO.- Señor Presidente, también quiero informar a la Sala y a ustedes que hemos tenido otro fallo importantísimo e histórico en la Región del Biobío, y que es un recurso de protección de los vecinos del sector El Triángulo, en Hualpén, quienes recurrieron a la Corte de Apelaciones demandando justicia.

 

Imagen: soychile.cl

ENAP, hoy día Empresa Nacional del Petróleo Refinería Biobío, ha venido teniendo incidentes críticos durante los últimos años, algunos gravísimos. Al igual que en Puchuncaví en la escuela La Greda, allá, en la escuela República del Perú, en Hualpén, son innumerables las veces en donde se han debido suspender las clases. Y en algunos casos extremos, suspender las clases y llevar a una treintena de jóvenes de enseñanza básica al Hospital Higueras a atenderse, dado que los olores emanados de ENAP Biobío les causaron vómitos y mareos.

 

Aprovechando la presencia del Ministro Mañalich en la Sala, quiero solicitar se oficie al Ministro de Salud a fin de que pueda concurrir al sector El Triángulo, al Servicio de Salud Talcahuano, que podamos abordar la situación que hoy día existe con todo ese sector de Hualpén. Porque este fallo de la Corte de Apelaciones, que estableció y que resolvió que efectivamente ENAP Biobío fue la culpable de que las familias hualpeninas sufrieran fuertes malestares gástricos, reacciones alérgicas en la piel, dolores de cabeza, llevando incluso a suspender las clases de las escuelas Lucila Godoy, República del Perú y Centro Educacional Interactivo de Adultos.

 

Tal como se indicó en el fallo, señor Presidente, “El sistema de neutralización o mitigación de olores de la planta de tratamientos de RILES de la empresa ENAP REFINERÍAS S.A., presentó fallas y que no se encontraba operando el día 3 de julio del año en curso, no existiendo registro de consumo ni operación de dicho sistema entre los días 20 de junio y 01 de julio de 2012 y que tampoco habría estado operativo el día 2 de julio del mismo año”.

 

Es así como, a consecuencia de estos eventos, la empresa contaminante tendrá que cancelar dos multas, que, aunque intentaron revertirlas judicialmente, tendrán que pagarlas igual: 800 UTM y otra por 500 UTM.

 

Señor Presidente, en el plazo máximo de seis meses ha ordenado la Corte de Apelaciones que ENAP contrate una empresa especializada externa que lleve a cabo una auditoría ambiental en todas las áreas y unidades de almacenamiento (insumos, materias primas y productos), asimismo en los procesos y sistemas de tratamientos de efluentes, todo con el objetivo de detectar y ubicar los puntos críticos de emisión de malos olores y, por ende, recomiende soluciones tecnológicas a considerar en un cronograma que integre todas las mejoras recomendadas por dicho estudio. Esto, de acuerdo a lo señalado textualmente en el fallo de la Corte.

 

Señor Presidente, hemos conocido extraoficialmente que ENAP va a apelar a la Corte Suprema. Esto significa una verdadera declaración de guerra con los vecinos. Los vecinos pacientemente han estado soportando esta contaminación por 50 años. Hay una mesa de trabajo que tiene como objetivo precisamente lo que la Corte de Apelaciones de Concepción ha determinado: evaluación de los procesos productivos para determinar la fuente de los malos olores.

 

Yo quiero preguntarle, señor Presidente, y a los Senadores que nos acompañan, si alguno de nosotros va a tener a su hijo en una escuela distante a cien metros de esta refinería, en donde cada dos meses, cada un mes y medio, hay que llevarlos al hospital, evacuarlos de manera de emergencia, para que sean tratados. Y la causa está clara y ha quedado establecida en el fallo: la fuente de origen es ENAP Biobío. Allí se produjo la falla.

 

Y esto no se resuelve con panes de pascua para Navidad, no se resuelve con ayuda social. Esto se resuelve con una revisión completa de los procesos. Pero, en mi opinión, y esto es lo que personalmente he transmitido a todos los vecinos del sector El Triángulo, se resuelve con la relocalización y con el pago del precio justo a cada una de las viviendas. No todas son iguales. Podemos establecer cinco, seis tipos de viviendas. Pero ellos son propietarios. Si el Estado autorizó que hace 50, 51 años se instalaran estos sectores poblacionales, es responsabilidad del Estado. Es cierto, la planta estaba. Pero quien autorizó a construir fue una autoridad estatal. Y, por cierto, lamentablemente hoy se siguen instalando a 400 y 500 metros nuevas viviendas. Lo hemos advertido.

 

Es por ello, señor Presidente, que quiero que se oficie al Ministerio de Energía, particularmente al Ministro, quien además preside ENAP, que estos antecedentes obligan a la empresa a tener una política de revisión de sus procesos productivos. Y quiero apelar a que nada va a conseguir ENAP yendo a la Corte Suprema. Porque eso es negar todo el trabajo social, del cual hay un hecho muy concreto y que los vecinos estaban esperanzados en concretar propuestas concretas. Este fallo obliga a la empresa. Si la empresa no quiere cumplir es que estamos de frente.

 

Yo voy a apoyar a ENAP, porque quiero que siga siendo del Estado. Pero en esto nos vamos a encontrar al frente, porque está la salud de miles de personas, particularmente de niños.

 

Es por ello, señor Presidente, que solicito que esta intervención sea enviada al Ministro de Energía, al Presidente de ENAP, a todos los miembros del Directorio de ENAP y que puedan hacernos llegar las razones por las cuales han decidido apelar, es decir, las razones por las cuales aun cuando la Corte Suprema, los Servicios de Salud les han señalado, y sus propios procedimientos internos, que ellos son los responsables, que estén apelando para tratar de eludir, de evadir de manera irresponsable esta situación que es gravísima para miles de personas.

 

Quiero, asimismo, se oficie, reitero, al Ministro de Salud, que nos acompañaba hasta hace un momento, a fin de que pueda visitar el sector, conocer, conversar con los vecinos, mirar cómo les han salido en la piel en algunos casos erupciones que solo tienen el origen, por cierto, en estas emanaciones, conocer el testimonio de los profesores, conocer el testimonio de los dirigentes, pero también de las personas. No debe tener ningún miedo el Ministro, porque es gente responsable, respetuosa y trabajadora.

 

Yo estoy por una solución radical. Creo que el resto es más bien seguir en una agonía interminable. Allí se requiere una inversión que permita un plan de evaluación de la relocalización. Hay desconfianza en la gente respecto de los estudios del Gobierno y también los de la empresa. Creo que lo podemos hacer en conjunto con la Universidad de Concepción, la Universidad del Bio-Bío, generar un plan de relocalización, ver cuánto cuesta, y luego determinar de dónde obtenemos los recursos. Pero lo que no puede suceder es que tengamos que esperar una tragedia, dado que los informes de la propia ENAP señalan que un 37 por ciento de esta población, compuesta por 6 mil personas, están en la zona de riesgo. Es decir, si hubiera un accidente, como hemos visto en México, en Venezuela, esa zona, ese 37 por ciento de la población se vería directamente afectada. Y eso puede costar muchas vidas. Estamos advirtiendo -ojalá nos equivoquemos-, pero estamos advirtiendo con tiempo, no ahora, el 2012. Lo advertimos el 2006, el 2007, el 2008. Hemos venido advirtiendo esta situación, y no esperemos a que exista una tragedia para poder tomar las medidas necesarias.

 

Señor Presidente, pido que se oficie, entonces, al Ministerio de Salud y al Ministerio de Energía.

 

–Se anuncia el envío de los oficios solicitados, en nombre del señor Senador, conforme al Reglamento.

 

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *