“Falta de transparencia hace que exista cartel de cuotas pesqueras”

Senador Navarro criticó el actual sistema de administración:

Reiterando las críticas que en el tiempo ha venido haciendo al sistema de administración pesquero que existe en nuestro país, el senadro Alejandro Navarro, dijo que “este es un mercado que funciona al revés, donde hay graves distorsiones, que al final, cuando lo que vemos es que existen contratos leoninos, que terminan siendo una hipoteca para la cuota de los artesanales, lo que tenemos es un sistema más de asignación que de administración que, en los hechos, termina operando como un cartel de las cuotas”.

El parlamentario dijo que “la situación actual es grave y delicada. Hay que preocuparse de los temas de fondo que afectan a los pescadores artesanales y que tiene que ver con la operación de este sistema de administración ineficaz que existe y que al parecer no se quiere modificar o cambiar para que funcione bien, o sea en beneficio de la mayoría de los pescadores, sin continuar afectando la biomasa de los recursos. Lo que se necesita es contar con un sistema de administracion pesquera que permita que haya precios reales y no usureros para la pesca artesanal”.

Navarro indicó que “la situación de la actividad pesquera extractiva nacional es crítica, dado que se sustenta en dos pesquerías, jurel y sardina-anchoveta. La primera en el primer semestre de este año ha mostrado un decrecimiento del desembarque de un 35%, respecto al mismo período del año anterior. En el caso de la pesquería de sardina-anchoveta, basta recordar que este año se incremento su cuota en el Consejo Nacional de Pesca, lo cual como lo hemos dicho ya antes, contraviene lo informado y recomendado por los estudios científicos de biomasa disponibles”.

El legislador señaló que “por eso, estamos convencidos que más que centrar la discusión siempre en aumentar la cuota, lo que presiona e impacta negativamente en la biomasa, habría que centrar el debate en como se le da más valor a la tonelada de pescado. Por eso, estoy convencido que una salida posible, es generar un fondo capaz de acudir en rescate de los pescadores artesanales de las manos de contratos leoninos que terminan siendo una hipoteca de su cuota”.

“O mejor aún -prosiguió- que existieran créditos blandos desde el Banco Estado para que los pescadores puedan pagar los préstamos de las industrias del sector. Otras iniciativas importantes, sería estudiar la posibilidad de establecer incentivos para orientar la asignación de derechos de pesca, donde se vincule a éste el destino final del producto elaborado, y que tendría como principal impacto la consolidación de la industria conservera de pequeños pelágicos”.

El senador de la Región del Bío-Bío insistió en su preocupación “por la situación extrema a la que hemos llegado, donde muchos pescadores artesanales se sienten atrapados por el sistema, que sienten que cada vez menos pueden participar de un escenario ecoómico regulatorio justo, donde se puede negociar el mejor precio para la pesca, sino uno donde cada vez deben aceptarse precios impuestos y entregas amarradas por mucho tiempo, replicando experiencias negativas de otros sectores productivos como la lechera o la pisquera”.

Navarro dijo que “que otro aspecto fundamental a revisar y cautelar es que el derecho de la pesca artesanal a utilizar las cinco millas hoy se está vulnerando, de tal manera, que no pasa de ser sólo una declaración de principios más que una norma que se respete. En el caso de la pesquería de la sardina y la anchoveta, considerando que tienen sus principales zonas de abundancia en el interior de las cinco millas, debiera declararse como una pesquería exclusiva del sector artesanal y no dejar espacios para que bajo cualquier subterfugio esta sea eludido por el sector industrial”.

“Por eso -agregó- es que creemos que la base de cualquier fórmula para mejorar el actual estado de cosas pasa por transparentar el sistema de contratos en el ámbito pesquero artesanal, partiendo por recordar que el producto que se transa o se negocia, los peces, son, al menos en la teoría, de todos los chilenos. En esa lógica, uno de los puntos que debieran estar en el centro de este debate es lo que establece la propia ley de pesca para el sector industrial: la licitación de al menos la mitad de las cuotas asignadas, cosa que hoy día no está ocurriendo”.

Navarro finalizó diciendo que “lo importante es no confundir el debate queriendo convertir a los pescadores artesanales en los responsables de lo que pasa en el sector y de las evidentes fallas del sistema de asignación de cuotas. Aquí lo que se necesita es ordenar la administracion pesquera, y para eso se necesita cumplir con la ley y licitar, modificar la composición y atribuciones del Consejo Nacional de Pesca, y sobre todo desarrollar, de una vez por todas, una verdadera política pesquera que respete la labor y los derechos de los pescadores artesanales y que garantice la sustentabilidad de esta importante actividad económica”.

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *