Financiamiento partidos políticos: “una verdad inconveniente”

Senador Navarro dijo que platas públicas y privadas deben transparentarse

chicureohoy-pesos-chilenos1

• Parlamentario del PS dijo que “parece que hubiera una sola forma de corrupción, cuando en la práctica corrupción también es cuando un privado le pase plata a un funcionario público”, y que “nadie cree que los financistas de la UDI y RN lo hagan sin pedir nada a cambio”.

Su convencimiento de que “el tema de fondo que está detrás de las declaraciones hechas por Schaulson y Martner es el financiamiento de los partidos políticos, especialmente en un sistema como el nuestro, donde no existe financiamiento público transparente” manifestó el senador Alejandro Navarro quien dijo que “ahora no hay que hacerse el leso, obviamente que el gobierno ha apoyado a sus partidos de manera que estos apoyen el cumplimiento de su programa, así como a su vez, nadie cree que los financistas de la UDI o RN lo hagan por bolitas de dulce, sin pedir nada a cambio”.

El legislador socialista indicó que “aquí se habla del aporte del gobierno a los partidos que lo sustentan y se dice como si fuera la bomba atómica. Sin embargo nadie se refiere al tema que subyace a esta discusión y que es un debate al que también llegamos atrasados, al igual como ocurrió con el límite al gasto electoral, que es el financiamiento a los partidos políticos, como ocurre en muchos otros países del mundo. Sin embargo nadie siquiera se pregunta por el financiamiento de los partidos de oposición, que claramente no se sustentan con las cotizaciones de sus militantes”.

“Entonces -agregó- de lo que se trata es de que cuando hablemos de platas a los partidos, no hablemos sólo de las platas públicas, sino también de las privadas, porque es la plata privada y sus intereses lo que ha abierto la puerta de la corrupción, porque corrupción es cuando un privado le pasa plata a un funcionario público para que no haga bien su trabajo, pero cuando un privado financia a los partidos de oposición, nadie se pregunta cuáles son los intereses verdaderos que terminan defendiendo los parlamentarios opositores”.

Navarro fue enfático al señalar que “no creo que Paya, Larraín o Espina no se imaginaran o supieran que el gobierno apoyaba a sus partidos, al igual como a ellos los financia una parte del empresariado, especialmente aquel que hizo buenos negocios en dictadura, aprovechando las condiciones favorables que les brindó el régimen, por ejemplo privatizando empresas que también eran del Estado, y que ninguno de los parlamentarios de oposición hoy considera delito. Además, nosotros mismos hemos sido testigos, hasta ahora, de acusaciones entre los propios dirigentes de la derecha señalando el uso privilegiado de información bursátil y financiera para enriquecerse y, por cierto, utilizar esos recursos en política”.

“Todas estas discusiones -añadió- tanto sobre límite al gasto electoral como el de financiamiento de los partidos políticos, están enmarcadas en el contexto del sistema presidencialista que tenemos y que está mostrando grados importantes de deterioro. Aquí no se trata de hacer cazas de brujas y hacer parecer que la Concertación se ha movido en un mar de hechos de corrupción cuando eso no es cierto. Lo que ha existido son prácticas aceptadas y toleradas por gobierno y oposición y que vienen del inicio de la transición, aunque los gastos reservados, desde Pinochet a nuestros días han disminuido notablemente”.

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.