pinera-guerra

El candidato presidencial de Partido País señaló que, “Manuel Guerra, mientras estuvo a cargo de la investigación a Sebastián Piñera, actúó más como un fanático del empresario, como un cheerleader, que como el fiscal que debía buscar la verdad”.

“Pues muchas veces repitió que no estaban los elementos para poder formalizarlo, y hoy ha cerrado la causa, pese a no citó a declarar a la periodista del Financial Times, Jude Webber, autora del artículo donde el empresario admite haber tenido un Terminal Bloomberg en La Moneda”, enfatizó.

“Lo más irrisorio”, adicionó, “es que el año 2009 Piñera tenía US$1.000 de patrimonio y en el año 2013, este era ya de US$2.500, justo durante el tiempo en que fue Presidente”.

Manifestando que “esto huele a un arreglo entre izquierda y derecha: yo no te toco, tú no me tocas”, el candidato presidencial de Partido País, Alejandro Navarro, se refirió a la audiencia de sobreseimiento del ex Presidente Sebastián Piñera, quien estaba investigado por presunta negociación incompatible y uso de información privilegiada, esto tras la compra de la pesquera Exalmar realizada por Bancard, mientras se desarrollaba el juicio entre Chile y Perú en la Haya.

De acuerdo a Navarro, “durante todo el curso de la investigación, el Fiscal a cargo, Manuel Guerra, señaló que no tenía los antecedentes que dieran cuenta de la intervención de Sebastián Piñera en la compra de Exalmar”.

“Esto siempre nos pareció sospechoso”, prosiguió, “ya que en vez de actuar como el fiscal que debía buscar la verdad, parecía un defensor del empresario, que claramente no tenía la menor intención de investigar y que hoy ha cerrado la causa, sin siquiera llamar a declarar a la periodista del Financial Times, Jude Webber”.

“Pues insistimos en innumerables ocasiones que Guerra debía llamar a la reportera británica, quien fue la autora del reportaje Earthquake adds to challenges for Piñera, publicado el 21 de julio de 2010 en el periódico de negocios más prestigioso del mundo, y en donde se citaba expresamente: He has a calculator to hand, a pad scrawled with figures in front of him and a Bloomberg Terminal”, adicionó.

“Es decir”, agregó, “el computador más famoso del mundo para realizar y decidir transacciones financieras, que estaba en el despacho en La Moneda mientras el empresario fue presidente y con el cual pudo haber realizado la compra de la pesquera Exalmar desde el interior de su oficina”.

Para Navarro, “por ello es que nunca logramos entender la actitud de Manuel Guerra, quien claramente quiso cerrar la investigación desde un principio, sin indagar realmente en la intervención de Sebastián Piñera en la compra de Exalmar y que hoy se ha comprobado con el sobreseimiento del empresario”.

“Sin embargo”, añadió, “lo que más le duele a la ciudadanía, es que al cerrarse la investigación contra Piñera por Exalmar y su arista Dominga y sin dar lugar a su reapertura, la sensación general es que el principio de igualdad ante la ley no existe en nuestro país”.

“Pues nadie logra entender como Sebastián Piñera logró pasar de tener un patrimonio de US$1.000 millones en el año 2009, a uno de US$2.500 millones en el año 2013, es decir, justo durante el tiempo en que estuvo en La Moneda”, manifestó el senador por la Región del Biobío.

“Y lo que quieren los 17 millones de chilenos y chilenas, es saber la verdad; lo que quieren, es que la ley se aplique por igual a todos, sea quien sea, y que el poder económico o político no signifique inmunidad frente a la justicia”, recalcó el presidenciable.

“Ya que siempre dijimos que el caso Exalmar podría abrir una caja de Pandora, y sacar a la luz distintos asuntos reñidos con la ley, tales como los pagos irregulares a Jaime de Aguirre, el caso cascadas, SQM Litio, Panamá Papers, coimas LAN, entre otros, así como correos que demostrarían como Piñera jamás se desligó de sus inversiones mientras estaba en La Moneda”.

Para el parlamentario, “aquí la institucionalidad y honorabilidad de la Fiscalía estuvo a prueba, y falló, ya que Manuel Guerra ha dejado en entredicho el futuro y la credibilidad de la institución que representa”.

“Porque eso es lo que esperaba la ciudadanía del Ministerio Público: que actuase sin miedo, sin importar a quien se tuviera al frente, tal como ocurrió en Italia, donde Silvio Berlusconi, quien llegó a ser el 12° hombre más poderoso del mundo, fue de todas formas condenado por corrupción, ya que a la justicia de ese país no le tembló la mano para investigarlo”, enfatizó Alejandro Navarro.

Agregando que, “pero lamentablemente, en nuestro país no ha ocurrido lo mismo, y en tiempos donde la gran batalla es transparencia versus corrupción, seguiremos teniendo entre los candidatos presidenciales a un personaje que realizó múltiples inversiones haciendo uso y abuso de información privilegiada, que no dio cuenta en su declaración de patrimonio la totalidad de sus negocios dentro y fuera del país, que tenía una estructura societaria en paraísos fiscales para realizar inversiones en el extranjero y que sigue evadiendo el pago de miles de millones en impuestos, lo que sin duda es un gran golpe a los millones de chilenos y chilenas”.

“En Chile la ciudadanía está ávida de que la justicia actúe sin que le tiemble la mano, que se indague a quien sea sin temor al poder del dinero y en este caso particular, se esperaba que no se cerrase la investigación sin antes haber agotado todas las instancias; pero la decisión del Fiscal Guerra de no seguir indagando y que influyó en el cierre de este caso, ha enlodado la credibilidad del Poder Judicial, y por tanto, la gran mayoría de los chilenos siente que seguimos sumidos en la corrupción, en vez de encaminarnos a ser un país más transparente”, sentenció el candidato presidencial de Partido País, Alejandro Navarro.

PRENSA NAVARRO