Francesco Starace, CEO de ENEL Group, vulnera en Chile acuerdo de París 2015

“En la Conferencia de París sobre el Clima 2015, 195 países, entre ellos Chile e Italia, firmaron el primer acuerdo vinculante que establece un plan de acción mundial para poner el límite del calentamiento global muy por debajo de 2ºC. Pero la Multinacional ENEL dejó de lado su termoeléctrica en la ciudad de Coronel”, manifestó el senador Alejandro Navarro, previo a su viaje a Roma entre el 11 y el 16 de abril, para denunciar la contaminación en Chile.

El parlamentario dijo que “el Acuerdo de París reconoce la importancia de evitar, reducir al mínimo y atender a los daños y perjuicios por los efectos del cambio climático. Por ello se acordó que los países desarrollados, como Italia, financiarán a los países en desarrollo, como Chile, con al menos 100.000 millones de dólares anuales a partir de 2020 para mitigación y adaptación”.

“Asimismo”, continuó, “la Unión Europea resolvió tomar medidas para reducir las emisiones un 40% como mínimo al 2030”.

“Pero nada de esto parece importar al CEO de Enel Group, Francesco Starace, pues pese a que ha recibido premios y se ha reunido públicamente con líderes ambientalistas, la realidad es que su empresa es protagonista de una catástrofe en la ciudad de Coronel, en la Región del Biobío de Chile”, agregó.

Navarro recordó: “el Complejo Termoeléctrico Bocamina 1 y 2 de Coronel, propiedad de ENEL, ha generado un conjunto de impactos en el medioambiente y en la salud de las personas que viven en dicha ciudad, afectando desde hace décadas la calidad de vida y el bienestar de los 116.000 habitantes de la ciudad”.

“Pues investigaciones del Ministerio de Salud y de la Policía de Investigaciones de Chile, han confirmado la presencia de metales pesados tanto en el medio ambiente como en las personas, siendo la situación más extrema la que afecta a miles de niños y niñas, quienes tienen peligrosos niveles de Mercurio, Plomo, Vanadio, Arsénico y otros metales pesados en su sangre, añadió.

“Y lo peor”, dijo, “es que Bocamina está planificada para cerrar recién en el año 2052, es decir, en ¡33 años más!”.

“Vamos a denunciar esta situación ante las autoridades italianas y de la Unión Europea y espero que Francesco Starace entienda que ENEL no puede seguir contaminando de esta forma a toda una ciudad, vulnerando terriblemente en Chile el Acuerdo Climático de París 2015 y convirtiendo a Coronel en una Zona de Sacrificio” sentenció el senador Alejandro Navarro.

PRENSA SENADOR ALEJANDRO NAVARRO

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *