Fuga de riles de la celulosa Nueva Aldea generó alarma en Coelemu

Investigadores de la Universidad de Concepción, puntualmente del Centro de Emergencias Ambientales, recogieron muestras de tierra,  agua y vegetales, con el propósito de conocer el alcance de la primera filtración conocida a la fecha del emisario submarino que conduce desechos industriales del complejo Nueva Aldea al océano.
El equipo universitario concurrió al lugar ubicado en la periferia de Coelemu, en un sector rural camino a Ránquil, luego de que vecinos llamaran a autoridades locales y al Grupo Arauco dando cuenta del escurrimiento de líquido desde el subsuelo, justo bajo una de las cámaras de control existente en el trazado del emisario.
Éste, que parte en Nueva Aldea, Ránquil, se despliega bajo tierra por unos 52 kilómetros hasta la zona de Boca Itata en Trehuaco, donde se interna unos tres kilómetros bajo el mar para evacuar los riles que produce diariamente la planta.
Por la extensa y gruesa tubería de polietileno circulan alrededor de 900 litros por segundo en condiciones normales, pero ayer la actividad estaba detenida debido a trabajos que se ejecutan en el litoral.
Ello contribuyó, probablemente, a que la cantidad de efluente que finalmente se diseminó a partir de la zona de ruptura fuera menor.
No obstante, el hecho que el emisario hubiera fallado alarmó a la alcaldesa de Coelemu, Laura Aravena Alarcón, quien pidió antecedentes a la empresa sobre la contingencia.
“Estamos súper preocupados. Es un tema que se venía analizando en muchos concejos, donde nos planteábamos qué pasaría si se produjera un terremoto y cómo respondería el ducto submarino. Ahora tenemos una falla presumiblemente producida a partir del sismo. Esto se tiene que analizar y ver si el ril que está saliendo es tóxico o no”, dijo la alcaldesa.
Laura Aravena agregó que felizmente el hecho no se produjo en la zona urbana por donde pasa el emisario submarino.
“La anterior administración edilicia aprobó el paso del ducto por el medio de la ciudad, cerca de una escuela de mujeres, lo cual fue un error. Gracias a Dios ocurrió acá y no en el pueblo”, detalló.
La autoridad manifestó que exigirán a la empresa que tome todas las providencias que sean necesarias,  con el fin de evitar que se produzca un hecho de estas características en el futuro.
Visitas

Al lugar llegó el senador Alejandro Navarro, quien constató la fuga de líquidos hacia la carretera y a zonas colindantes cercanas al río Itata.
El parlamentario manifestó que “espero que haya un informe técnico de la condición estructural del ducto completo y del impacto del efluente en el medio, tarea que está realizando el Grupo de Reacción de Emergencia Ambiental de la Universidad de Concepción”.
Y agregó que espera conocer en breve plazo un estudio que permita dimensionar claramente el problema y sus causas. “Al parecer ha sido una fuga menor, pero hay que esperar el informe definitivo con los metros cúbicos que se fugaron y precisar si hay daño en el ducto y si éste puede comenzar a funcionar”, sostuvo.
Navarro manifestó que este hecho es un llamado de atención que no se debe desatender para el bienestar de la gente que vive todo el trazado del emisario submarino.
En tanto, el jefe de Asuntos Públicos de Arauco, Guillermo Mendoza, informó que la fuga de material fue menor, calculando que se vertieron al medio ambiente alrededor de 10 mil litros.
El profesional dijo que tras conocer el hecho se tomaron todas las medidas de contingencia para evaluar la situación. “Al momento de la fuga, el emisario no estaba operando. Nuestros cálculos señalaban que fue un hecho menor, pero es importante generar tranquilidad y generar condiciones de seguridad a todas las personas, y por eso pedimos al Grupo de Emergencia Ambiental de la Universidad de Concepción que hiciera monitoreo de flora, agua y suelo para generar mayor tranquilidad de manera independiente”, indicó.
Mendoza recalcó que los líquidos que afloraron desde el ducto que pasa cuatro metros bajo el suelo son sometidos a un tratamiento secundario, lo cual los vuelve inocuos y por lo tanto no son dañinos para la vida humana y animal.
Monitoreo permanente en la zona

Eduardo Hernández, jefe del equipo universitario que llegó al lugar, manifestó que tomaron muestras de agua, flora y tierra, con el fin de conocer los eventuales efectos ambientales de los riles.
El investigador de la Facultad de Ciencias Naturales y Oceanográficas de la UdeC señaló que esta no es la primera vez deben tomar muestras para ver el efecto que pudieran tener los riles sobre el medio ambiente.
“Esta es la primera vez que nos toca trabajar en estas condiciones. Antes hemos recibido llamados de pescadores artesanales que nos dicen que encuentran hechos anómalos en el mar y tomamos muestras de peces, pero hasta ahora en todos los trabajos que hemos realizado no hemos encontrado nada que se vincule a la evacuación de riles”, dijo.
Agregó que la información que han podido recolectar en los diferentes monitoreos han sido entregada a entidades estatales y servicios que piden su asesoría.
En todas la zona costera y de influencia del emisario existe un monitoreo permanente de diversos factores ambientales a través del programa especial que ejecuta la UdeC, pedido inicialmente por la Conama, cuando dio su aprobación al proyecto ambiental del Grupo Arauco.

Fuente: Diario La Discusión

Tags:
0 shares
  1. cesar
    Febrero 4, 2011

    Pero senador…si usted despues que visito las industrias de finlandia salio diciendo que celulosa nueva aldea cumplia con todos los requerimientos ambientales internacionales….recuerda cuando le pagaron esos pasajes los mismos que hoy contaminan nuestras aguas…. recuerda el silencio que ha guardado en su distrito frente a la larga lucha que ha dado Cobquecura por los riles al mar?
    cuando visitará cobquecura?
    pa las proximas elecciones?

    usted tiene tejado de vidrio….
    y por lo visto sus campañas las paga con platas de celco arauco

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *