“Gesto de Llaitul debe abrir al gobierno a dialogar con la CAM”

  • El Senador Alejandro Navarro advirtió que “Héctor Llaitul evitó su muerte para viabilizar el diálogo. Su deceso pudo convertirse en el verdadero “antes y después” del conflicto, lo que el gobierno debiera agradecer”.
  • El legislador adelantó que mañana martes 29 de enero visitará nuevamente al líder de la Coordinadora Arauco – Malleco al Centro Penitenciario El Manzano.

 

Imagen: elconcecuente.cl

“La inminente muerte de Héctor Llaitul hubiese sido el punto de quiebre que hubiese recrudecido el conflicto en la Araucanía”, señaló el vicepresidente del Senado, Alejandro Navarro Brain, aludiendo a que “la muerte de los Luchsinger es sólo el primer eslabón de una cadena de hechos que es posible detener, con voluntad y visión de Estado. Héctor Llaitul tiene esa visión de pueblo, de largo plazo. Esperamos que el gobierno también y se abra a dialogar con la CAM”, afirmó.

 

“Héctor Llaitul enfrentó hasta el límite de sus fuerzas su tercera huelga de hambre, ésta cercana a los 80 días. Los daños a su salud son severos. La muerte de un líder mapuche en manos del Estado no hubiese sido perdonada fácilmente. Junto a las críticas de la comunidad internacional, el Estado hubiese enfrentado el juicio negativo de la opinión pública, que está cada vez más en favor de las reivindicaciones mapuche e indígenas, como territorio, aguas, medioambiente y autonomía”, señaló Navarro.

 

Para Navarro, “Llaitul, lo decimos responsablemente, no es terrotista. El Estado de Chile produjo el conflicto, lo ha promovido desde hace décadas a través de malas políticas públicas, inconsultas, definidas unilateralmente. Luego aplica leyes que han sido criticadas por tres órganos de Naciones Unidas, como la Ley Antiterrorista, por que generan condenas express sin necesidad de pruebas”, aseveró.

 

A juicio del legislador del Biobío, “Llaitul es inocente. Sin la ley antiterrorista, que relaja los deberes probatorios del Estado, jamás hubiera sido condenado. Sólo en las dictaduras se condena a una persona por el testimonio de un solo testigo, como en el caso de LlaItul. Nadie recibe dos condenas por el mismo hecho, nadie es condenado sin vulnerar el debido proceso, utilizando la figura de los testigos encubiertos. Pero como en Chile hay racismo social e institucional, se puede. La señal que da el Estado es que los mapuche valen menos que un animal, que no tienen derechos”, continuó el Presidente del MAS.

 

No obstante, continuó el senador, “este gobierno debe hacerse responsable del recrudecimiento del conflicto. Ellos, a través del senador Espina y otros ideólogos de la Nación chilena única e indivisible, nos tienen en este estado. No le han dado jamás la oportunidad al diálogo en torno a la demanda real de los indígenas, sino sólo a las limosnas, el asistencialismo, el reconocimiento constitucional cosmético que no cambia nada, o una institucionalidad débil y que pueda ser intervenida como el manoseado Consejo de Pueblos”.

 

Para el Vicepresidente del Senado, “estamos en presencia de un indígena que tiene más visión y altura de miras que muchos ministros y senadores. Él evitó su propia muerte para viabilizar el diálogo con el Estado. Evitó que la muerte de los Luchsinger no sea apagada políticamente por su propia muerte, lo que hubiese sido el peor de los mundos. Esperamos que la respuesta del gobierno a este gesto de grandeza no sea más pan para hoy y hambre para mañana”, concluyó.

 

 

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

 

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *