“Gobierno de Piñera transformó la salud pública en un negocio de privados”

  • “La interpelación de la Cámara de Diputados al ministro de Salud, Jaime Mañalich, es tardía e insuficiente. Cuando un ministro de Estado no cumple con el mandato de la Constitución, debe ser acusado constitucionalmente”; esta postura del presidente del MAS, se la planteará a los demás presidentes de partidos de la Nueva Mayoría este lunes 9 de septiembre.

 

Imagen: ADN Radio

Afirmando que “la grave deuda que afecta la salud pública aumentó gravemente las listas de espera (8.427 no reclamadas, según el semáforo del Sistema de Alertas Auge de fonasa.cl), mismas que el Presidente Piñera dijo haber eliminado en su discurso público del 21 de Mayo y que publicitó con spots pagados en televisión y redes sociales ( http://www.youtube.com/watch?v=1CjsDs_ZSe0 )”, el senador Alejandro Navarro señaló que esto a su juicio, “se debe a los pagos millonarios que efectúa la salud pública a proveedores privados tales como laboratorios, médicos, anestesistas, clínicas, entre otros”.

 

Por tanto, el senador Navarro exigió al ministro de Salud, Jaime Mañalich, a través de una solicitud de transparencia “aclarar qué porcentaje de la deuda histórica del Hospital Guillermo Grant Benavente se debe a compra de servicio a privados, en desmedro de la contratación de especialistas a hospitales”.

 

Para el presidente del MAS, “es intolerable que los hospitales públicos deban contratar anestesistas privados para sus atenciones Auge hasta por 30 millones de pesos mensuales, esto en desmedro de la contratación de profesionales que estén de manera permanente al servicio de los pacientes”. Asimismo, calificó esta situación como “un subsidio encubierto a privados por parte del gobierno”

 

El parlamentario añadió que “en vez de destinar los recursos a mejorar la salud pública, se le está pagando cifras millonarias al privado. Por ejemplo, una cama en el sistema público cuesta 150 mil pesos y ésta en el sistema privado vale más de 1 millón 200 mil pesos, es decir pagamos casi 5 veces más por la misma cama cuando esa cama se compra a privado. Esto no es un negocio que se hace en función del sistema público, sino que en función de enriquecer a las clínicas privadas”, dijo el senador Navarro, destacando que “este endeudamiento imposibilita poder mejorar el sistema y agudiza la crisis”.

 

Y continuó: “el endeudamiento crónico de los hospitales, debido a que los recursos del sistema público se están pagando a privados, transformará a los hospitales en verdaderos elefantes blancos. En Chile faltan más de 1.500 especialistas en hospitales y 1.500 en consultorios, lo que hace que colapse la atención primaria y los servicios de urgencia de los hospitales. Hay enfermedades Auge que requieren cirugías de urgencia, pero no hay anestesiólogos en el sistema. Contamos con pabellones disponibles en los hospitales, pero no pueden ser utilizados porque faltan los equipos profesionales correspondientes. Una solución, para paliar esta situación sería traer médicos especialistas del extranjero, como Cuba, utilizando en Convenio Internacional Andrés Bello, por ejemplo”.

 

En ese sentido, Navarrro solicitará a la Comisión de Salud del Senado una evaluación del funcionamiento del Convenio Andrés Bello y la incorporación de los recursos necesarios para hacerlo funcionar en la Comisión de Presupuesto de salud de este año.

 

El Senador enfatizó que “Piñera ha transformado la salud en un negocio, donde no hay acceso a la salud, ya que no hay recursos; esto suma y sigue”. Y reiteró: “Los diputados deben hacer su pega y acusar constitucionalmente a Mañalich, ya que no ha cumplido con rol de garante de la salud pública”.

 

Asimismo, planteó que “la salud, a la igual que la educación, debe ser gratuita, de calidad, oportuna y digna, lo que significa financiarla a través de una Reforma Tributaria que genere los 2.000 millones de dólares adicionales al presupuesto que ya está destinado a la cartera, y terminar con esta problemática que se traducirá en el corto plazo en un grave descontento social”.

 

Por último, Navarro reiteró su llamado a los parlamentarios de oposición en la Cámara a “no solo quedarse en la interpelación, sino que levantar una acusación constitucional en contra del ministro Mañalich, principalmente por su desidia en dar solución a las serias deficiencias financieras y de infraestructura que establecimientos hospitalarios están resistiendo y que, también, por falta de insumos médicos y postergación de operaciones, tienen día a día la salud de los pacientes en decadencia”. Este próximo lunes, el líder del MAS compartirá temprano esta opinión con los demás presidentes de la Nueva Mayoría.

 

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

 

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.