“Gobierno debe combatir acción de traficantes de personas en Chile”

Diputado Navarro pidió agregado policial en México y anunció querella:

trafico

Su convencimiento de que “es absolutamente necesario que exista un agregado policial en México, para dedicarse exclusivamente al conocimiento de los casos de chilenos afectados por la acción de los traficantes de personas o ‘coyotes'”, manifestó el diputado Alejandro Navarro, quien agregó que “es imperioso que el gobierno adopte las medidas necesarias para combatir la acción de estos delincuentes que hoy operan impunemente en Chile”.

El parlamentario, acompañado por familiares de víctimas y por compatriotas que vivieron duras experiencias en tierras mexicanas, dijo que “por esta razón, presentaremos una querella contra quienes resulten responsables en el caso de Claudio Valdés, un joven de Valparaíso, que actualmente se encuentra desaparecido, para llegar a los ‘coyotes’ que en nuestro país lo engañaron y convencieron de partir a buscar inexistentes mejores horizontes en Estados Unidos, y que siguen haciendo lo mismo con otras personas”.

“Asimismo -añadió- presentaremos un proyecto de ley, que más allá de los criterios generales que Chile incorpore a su legislación mediante la suscripción de convenios y tratados, establezca y tipifique de manera expresa y concreta la figura del delito de tráfico de personas y caractice a quienes lo cometan como traficantes de seres humanos, estableciendo las mayores penas que sea posible contemplar en nuestras leyes, entregándole las herramientas a los tribunales y la policía para que puedan combatir y desarticular este tipo de delincuencia internacional”.

Navarro señaló que “el tráfico de personas, tal como lo consagró la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Transnacional, es una lacra peor que el tráfico de drogas, toda vez que sus efectos individuales, familiares y sociales en general tienen una dimensión mayor a la imaginada. De hecho este es un tema que para el gobierno y el país debiera tener tanta importancia como el de los detenidos-desaparecidos durante la dictadura, toda vez que se trata de compatriotas que han visto conculcados sus derechos, incluido el de la vida, a manos de asociaciones ilícitas constituidas para ejecutar esos delitos”.

El legislador del PS dijo que “son alarmantes las cifras que registra el Departamento de Extranjería de la Policía de Investigaciones. Sólo este año ya han sido deportadas, tanto de México como de Estados Unidos 25 personas, mientras que en el período 1996-2002 los repatriados, después de meses de cárcel y sufrimiento, alcanzaron a 292 personas, lo que habla a las claras de las magnitudes de este problema. El caso mexicano es aún más decidor y se refleja en el hecho de que cada año son enviados más de 8 mil millones de dólares hacia México, por quienes han cruzado la frontera ilegalmente”.

El diputado indicó que “por la complejidad del problema, que abarca los derechos humanos, el control de la fronteras, las fuerzas del orden, las cuestiones de género, la minoría de edad, la salud mental y física, el trabajo, el crimen, al información pública y otros muchos factores, requiere abordar el problema de forma integral ya que no hay ningún órgano capaz por sí solo de abordar todos esos aspectos.

Navarro dijo que “por eso, entre algunas importantes iniciativas desarrolladas por países afectados por la operación de organizaciones criminales internacionales están la conformación de coordinaciones interministeriales, encabezados por los respectivos Ministerios del Interior. En países como Ucrania, por ejemplo, donde existe legislación específica, durante los siete primeros meses del 2002 se abrieron 107 casos de trata, detectándose a 20 estaban implicados grupos extranjeros. En otros países los ministerios del Trabajo han denegado licencias a agencias de viaje, matrimoniales o de trabajo por haberse detectado su relación con organizaciones delictuales”.

El legislador recordó que “la Conferencia Política de Alto Nivel para la firma de la Convención de la ONU contra la Delincuencia Organizada Transnacional y sus protocolos, celebrada en Palermo, Italia, del 12 al 15 de diciembre de 2000, 142 países han firmado la Convención y 18 ya la habían ratificado en agosto del 2002. El protocolo sobre la trata ha sido firmado por 106 países, de los cuales 14 lo han ratificado. El protocolo sobre el tráfico ilícito lo han formado 102 países, habiendo sido ratificado por 13. Para que estos instrumentos entren en vigor son necesarias 40 ratificaciones. Queremos que Chile esté entre los que ratifiquen estos instrumentos internacionales”.

Navarro finalizó señalando que “según el documento de la CIA, las operaciones de tráfico de mano de obra suelen poder actuar durante más de tiempo (entre 4,5 y 6,5 años) que las de tráfico para sexo (unos 2,5 años) antes de ser descubiertas y desarticuladas. Para el caso de Estados Unidos se han detectado tres vías de entrada: la utilización ilegal de documentos de viaje ‘legítimos’ (incluida la estancia con visado caducado); los pasaportes falsificados y la entrada ilegal fronteriza (a pie o escondidos en maleteros de autos), que pasó del 9% al 14%”.

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *