“Gobierno postergó Ley Monsanto para proteger a Ministro de Agricultura que tiene grave conflicto de intereses”

  • El senador del MAS calificó de “victoria ciudadana” la paralización de la Ley Monsanto, puesto que “hemos bloqueado una de las nefastas leyes de amarre que este gobierno tenía en mira”. Y emplazó: “Llamamos al Ejecutivo a que transparente este desistimiento repentino y se pronuncie respecto al conflicto de intereses que su ministro de Agricultura, Luis Mayol, posee y que hemos denunciado”.

 

Imagen: sila.achipia.gob.cl

Como “un acto de desesperación, ante una crisis por cuestionamientos de intereses del Ministro de Agricultura”, calificó el Senador Alejandro Navarro el hecho de que el Presidente Piñera le quitara la urgencia legislativa a la Ley Monsanto que se iba a discutir ayer. “En la mañana interpusimos ante Contraloría junto a representantes indígenas quechua de Calama y de comunidades mapuche de Mulchén una denuncia contra el Ministro de Agricultura, Luis Mayol, por tener 670.112 acciones en empresa Copeval, que podría verse beneficiada con la Ley Monsanto. En la tarde se discutiría la moción, sin embargo, el ministro Mayol ni se apareció en el Congreso e  inexplicablemente el proyecto quedó detenido. Por lo que emplazamos al gobierno a que le explique a los chilenos su determinación”.

 

Navarro, también miembro integrante de la Comisión de Medio Ambiente, comentó que “ayer, en el Senado recibimos con agrado la visita de representantes de comunidades indígenas, la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo, la Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas y otras organizaciones. Incluso a la senadora Ena Von Baer le pidieron que cumpliera con no votar esta ley en virtud de sus acciones en la empresa semillera de su familia. Y era claro: el gobierno ayer sufrió una crisis inesperada: sumado a la falta de apoyo para aprobar la Ley Monsanto, el titular de Agricultura era severamente puesto en tela de juicio por sus intereses”.

 

El parlamentario señaló estar “conforme con el proceso de auge ciudadano. Ya nadie teme a los senadores y eso es bueno, pues no somos dioses y debemos responder ante la ciudadanía. La Ley Monsanto daña la soberanía alimentaria, la salud humana, el medio ambiente y eso es innegable de acuerdo a datos y estudios convincentes. La cara de palo de las autoridades que defienden esta legislación ya no la cree ni teme nadie. Eso es poder ciudadano”.

 

Por último, el senador y presidente del MAS proyectó: “Será tarea del nuevo gobierno sepultar esta reforma, aprobar el Tratado de Recursos Fitogenéticos para la Agricultura y la Alimentación de la FAO, TIRFA, que reconoce el privilegio del agricultor de la semilla, suscribir el Protocolo de Nagoya y otros instrumentos que reconocen a la agricultura orgánica. Solo así, la ciudadanía quedará satisfecha, con leyes y tratados que protejan su derecho a alimentos sanos, disponibles de manera suficiente, y sin horrorosos monopolios sobre la materia viva”, concluyó Alejandro Navarro.

 

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

 

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *