“Guerra de la basura: gobierno está en la línea de fuego”

Diputados Navarro y Letelier se reunieron con alcaldes de Chillán y de Bulnes:

relleno-sanitario-fuente-greenpeace

Su convencimiento de que “el gobierno se encuentra en medio de la línea de fuego de la ‘guerra de la basura'” manifestó el diputado Alejandro Navarro, quien junto a su colega Felipe Letelier, se reunió con los alcaldes de Chillán, Aldo Bernucci, y de Bulnes, Jorge Hidalgo, para abordar los alcances de la decisión de la Corema de revocar la resolución de aprobación ambiental al relleno sanitario de la empresa Enasa y las consecuencias económicas -el pago de mil millones extras por recolección y disposición de residuos- que esa medida tendrá para ambas comunas y las de Chillán Viejo, San Nicolás y San Carlos.

El parlamentario del PS dijo que “esta guerra por el control del mercado de la basura que se ha desarrollado intensamente en Chillán se trasladará en breve lapso hasta Concepción cuando deba cerrarse el vertedero de Cosmito. En ese contexto, más que intervenir en la competencia, propiciando condiciones para la configuración de un monopolio, lo que el gobierno debería hacer es anticipar escenarios para evitar conflictos, incorporando en el análisis tres elementos básicos: proteger los derechos de los ciudadanos, reducir el impacto de sus medidas en los presupuestos municipales y evitar perjudicar su propia imagen”.

El legislador, presidente de la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados, dijo que “en esta guerra de la basura, que se ira extendiendo en la región y en el país, en la medida que se avance en la superación de los vertederos a los rellenos sanitarios, lo importante es cautelar los derechos de las personas, no sólo en materia medioambiental, sino también propiciando la libre competencia, porque de esa forma los costos de este proceso de transición tecnológica serán los menores para los municipios y para la comunidad en general”.

“De lo contrario -agregó- al propiciar condiciones para la existencia y operación de un monopolio como ha ocurrido en este caso, en que se ha zanjado un conflicto de años mediante una medida por secretaría, los derechos y prioridades de las municipalidades y de las personas quedan económicamente desprotegidas. Eso repone el tema de la necesaria revisión de la institucionalidad ambiental, ya que evidentemente la Conama carece de la necesaria, con el objetivo de superar el hecho de que los temas ambientales se resuelvan por la vía de las decisiones políticas tomadas por autoridades políticas. Frente a eso hemos propuesto la creación de una Superintendencia y una Contraloría Ambiental”

Sobre lo mismo, Navarro señaló que un ejemplo de ello “es la salida del ex jefe del programa de salud del ambiente del Servicio de Salud de Ñuble, quien salió luego de las múltiples presiones que recibió en relación al problema del funcionamiento de los vertederos en Chillán. En este tipo de casos los funcionarios técnicos terminan siempre siendo el sandwich entre las autoridades políticas que los nombran y las decisiones políticas que éstos toman. Ese es un aspecto en que, claramente, hay reformas que hacer. Otra iniciativa que emprenderemos será la que establezca la prohibición a los consejeros regionales de participar en la propiedad de empresas que mantengan relaciones comerciales con las municipalidades, cuyos concejales y alcaldes han aportado sus votos para su elección, tal como ha ocurrido con el consejero Eguiluz. Lo que corresponde es que se definan entre dedicarse a los negocios o al servicio público”.

Enfatizando su preocupación por el componente político de las decisiones ambientales, el parlamentario indicó que “ya tenemos demasiados ejemplos, especialmente en la región, sobre su aplicación. Allí tenemos los casos de la Celulosa Itata, de Ralco, y del proyecto de relleno sanitario en el sector de Rafael, en la comuna de Tomé, de propiedad de Ecobío bajo el nombre de Hera Bio-Bio, que pese a contar con la aprobación de la Corema, no ha puesto ni una sola piedra e incluso se dice que lo quieren vender. Pese a eso llama la atención el mejoramiento vial y la construcción de puentes en las cercanías del relleno”.

Respecto a otros aspectos abordados en la reunión, el diputado dijo que “con sorpresa me he enterado de que existe una resolución que autoriza al vertedero de Ecobío a realizar el cubrimiento de los residuos con polietileno, lo que me parece verdaderamente inédito, ya que debe ser el único en el país que cuenta con esta medida de operación. Para verificar la legalidad y pertinencia técnica de la medida oficiaremos a la Conama y al Ministerio de Salud para que nos indiquen los criterios utilizados. En caso de que se forme la convicción que no es una medida apropiada, lo más probable es que debamos recurrir a la Contraloría para que determine la validez y las responsabilidades administrativas sobre esa resolución”.

Por último, Navarro señaló, refiriéndose a las declaraciones del Director Regional de la Conama, Bolívar Ruiz, sobre el caso de Chillán, que “la verdad no me explico una reacción tan sobredimensionada, cuando en las declaraciones sobre el tema ni siquiera mencioné a la Conama. Pese a la personalizada respuesta de Bolívar Ruiz, prefiero entenderla como una expresión de las múltiples presiones que recibe y como fruto, también, del desgaste natural que produce el estar en un mismo cargo durante más de una década. A manera de sugerencia, a lo mejor sería bueno, como una manera de reducir el impacto del lobby comercial y las presiones políticas, que las autoridades ambientales tuvieran una mayor rotación”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *