“Hamlet tiene más poder que el Congreso en política exterior”

Diputado Navarro y funcionamiento de red de asesoría a Lavín en RREE:

navarro-publimetro

Su convicción de que “la denuncia de ‘persecución política’ que la UDI ha hecho debido a la investigación que el gobierno realiza por el funcionamiento de una red secreta de asesoría a Joaquín Lavín compuesta por profesionales y embajadores de esa cartera es la mejor demostración de la falta de pudor y del doble discurso de la derecha”, manifestó el diputado Alejandro Navarro.

El legislador del PS enfatizó que “el mejor desmentido a esa acusación es recordar que apenas asumido el Presidente Aylwin, un gran número de funcionarios de Relaciones Exteriores aguardaban resignados que las nuevas autoridades democráticas procedieran a pedirles las renuncias. Parecía lógico y natural que ello ocurriera, puesto que para entonces tanto los escalafones diplomático como profesional del ministerio aparecían mayoritariamente conformados por los sobrevivientes de las sucesivas e inclementes purgas políticas perpetradas por las autoridades militares y por los nuevos funcionarios ingresados al ministerio, tras ser seleccionados con pinzas y pasados por el estricto cedazo de la DINA y la CNI”.

“Sin embargo -agregó- para sorpresa y felicidad de los presuntos afectados, los augurios de cesantía nunca llegaron a concretarse, ya que sucesivamente los gobiernos de la Concertación estimaron del caso dejar las cosas como estaban, consagrando una imprudente impunidad, la misma que hoy nos pasa la cuenta”.

Navarro dijo que “tal vez lo único que pueda explicar esta acusación de la UDI, es que su memoria sigan pesando los negros y todavía frescos recuerdos de las actuaciones del servicio exterior de Pinochet, comprometido en todo tipo de actividades vergonzantes, su concomitancia con la campaña de mentiras y desinformación sobre las violaciones a los derechos humanos y la persecución y delación de nuestros compatriotas en el exilio, muchos de los cuales, recibieron la fatídica “L” en sus pasaportes y sus largos y dolorosos destierros ‘gracias’ al accionar inhumano de varios de estos diplomáticos”.

“Por ello -afirmó el parlamentario- no puede menos que sonar irónico e impúdico que a propósito del llamado “Caso Hamlet”, algunos de los “diplomáticos de carrera” descubiertos con las manos en la masa conspirando, clamen al cielo denunciando presuntas persecuciones políticas. Muy especialmente, cuando sabemos que algunos de ellos en el pasado desempeñaron roles activos en la denuncia, acoso y expulsión por motivos políticos de sus propios compañeros de trabajo”.

El diputados socialista señaló que “cualquiera que examine el mapa del poder a nivel directivo al interior del Ministerio de Relaciones Exteriores y la nómina de los actuales “embajadores de carrera” que sirven en nuestras embajadas en el exterior, podrá comprobar que en una aplastante mayoría dichas responsabilidades son ejercidas por personas que militan o son afines a partidos de la oposición, especialmente a la UDI. Sin perjuicio de ello, los gobiernos de la Concertación con una generosidad que hoy suena inaudita e ingenua, han procedido a confiarles importantes responsabilidades, incluso en ámbitos de trabajo de la política exterior de extrema sensibilidad tanto para el país como para el gobierno”.

Navarro indicó que “frente a este cuadro, entonces, cabe preguntarse si la conformación de una estructura paralela, con agenda y objetivos propios y contrarios a los de las autoridades constituidas, es la forma adecuada de retribuir las oportunidades de ascenso que se les han entregado y la confianza en ellos depositada”.

“No podemos menos que estar de acuerdo con quienes afirman que es lógico que en ese ministerio, así como en cualquier dependencia del Estado, existan funcionarios con ideas políticas distintas a las del gobierno y que aquellos puedan ejercer su legítimo e incuestionable derecho a expresarlas con entera libertad y sin temor a ser perseguidos por ello. Ello es consustancial a la democracia que, pese a la UDI, ayudamos a recuperar y constituye un principio fundacional de una sociedad plural, frente al cual no caben oportunismos ni ambigüedades. Sin embargo, no es aceptable que tales preferencias políticas se traduzcan en estructuras de poder paralelas, en tráfico de información reservada y, en último término en acciones concertadas que vayan en directo perjuicio para la gestión exterior del gobierno que soberanamente el pueblo chileno se ha dado”.

El parlamentario sostuvo que “el gobierno no debe seguir permitiendo que desde ese ministerio siga saliendo información reservada o estratégica para darle contenido a los viajes de Lavín al extranjero, buscando fortalecer el paralelismo que el alcalde Santiago inconstitucionalmente busca crear en materia de la política exterior del Estado -facultad que claramente reside en el Presidente- ya que se trata entonces de una irregularidad que debe ser investigada y sancionada”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *