Huelga de hambre de mapuches encarcelados. Oficios

El señor NAVARRO.- Gracias, Presidente.

Hoy día se cumplen 38 días de la huelga de hambre que mantienen 32 presos políticos mapuches en las cárceles de Chile. Lo hemos dicho hasta el cansancio: la aplicación de la Ley Antiterrorista es racista, es discriminativa, por cuanto claramente los testigos sin rostro, el no acceder al proceso, generan condiciones absolutamente inaceptables. Ya diversos tribunales del país han señalado que los testigos sin rostro no son testigos válidos, porque no se puede comprobar quiénes son, si hay una maledicencia entre personas, y, en definitiva, si son pagados por el Estado, como ocurre con los testigos sin rostro. Son pagados por el Estado, sueldo, por años. ¿Cómo puede ser válido un testigo pagado por el Estado para que declare a favor del Estado y que nadie pueda saber su identidad? Esa es la Ley Antiterrorista que hoy día se aplica. Por eso hay esta huelga de hambre en las cárceles de Chile, con 32 mapuches condenados por la Ley Antiterrorista y con un doble juicio: justicia militar y justicia civil.

Senador Navarro junto a Mapuche en huelga de hambre

La huelga avanza; el deterioro es grave y evidente. Han bajado hasta 14 kilos de peso. Yo no sé hasta cuándo este Gobierno va a esperar para tener una mesa de diálogo, una mesa de diálogo para poder buscar una salida, por cierto, razonable a esta grave situación.

Por primera vez, los presos han dicho: “Queremos dialogar”. Por primera vez las comunidades mapuches dicen: “Vamos a dialogar. Hemos tomado una medida de fuerza” Porque no hay espacio para la huelga de hambre en los medios de comunicación; no hay espacio para el drama que significa esta huelga de hambre que algunos la han subestimado.

Yo quiero hacer un llamado al Ministro del Interior, un llamado al Presidente de la República, Sebastián Piñera. El país ha tenido que soportar terremoto, maremoto, accidentes en la mina. ¡No sumemos este hecho como parte de los hechos graves del Bicentenario! Pongámosle, por cierto, la cuota de diálogo con la Iglesia Católica, con los parlamentarios que quieran participar o con las propias comunidades.

Se ha subestimado la huelga de hambre y yo creo que Chile está sufriendo un grave daño, por cierto, en su imagen a nivel internacional, pero particularmente también en este país. Hay chilenos de primera y de segunda clase, y está claro que para el Estado los mapuches son de segunda clase. No importa que se mueran en las cárceles, en condiciones bastante precarias, a pesar del buen trabajo de Gendarmería. Gendarmería ha hecho lo que está a su alcance, con respeto hacia los presos mapuches, pero han interpuesto hoy día en Valdivia un recurso de amparo que va a posibilitar que uno de ellos, el de Valdivia, pueda ser atendido con alimentación intravenosa. Allí va a haber un incidente.

Yo espero en las próximas horas ir a Valdivia. Hemos dicho, ellos quieren conversar, quieren sus propios interlocutores: los loncos, los huerquenes. Ellos tienen representantes. Estuvieron aquí en la Comisión de Derechos Humanos, el Presidente lo sabe, el Senador Letelier. Se les escuchó -Lily Pérez estuvo en la conversación- ampliamente sus denuncias. Y, por cierto, no todas fueron coincidentes. Y esa es la democracia. Pero sí tenemos una coincidencia: claramente hay una situación irregular y claramente arriesgan sus vidas.

Si el Gobierno quiere instalar la mesa de diálogo con un mapuche fallecido, que lo diga. Y esto no es presión. Es solo la razón, la pura razón de entender que los mecanismos para poder resolver los conflictos sociales no son puros carabineros, no es pura represión, no es más cárcel. Aquí hay un problema de fondo, un conflicto entre el Estado de Chile y el pueblo mapuche, los pueblos originarios de este país.

Yo quiero señalar de que esta huelga de hambre, a pesar que tiene poca cobertura cada día es más fuerte: movilizaciones y efectivamente va a continuar. En algún momento, como pasó con la Chepa, vamos a tener que dialogar y este Parlamento tendrá que hacerse cargo que la Ley Antiterrorista hay que hacerle modificaciones, que el doble procesamiento en la justicia civil y en la justicia militar contraría todas las reglas internacionales.

Señor Presidente, yo quiero pedir a Gendarmería un informe sobre el estado de salud de todos los presos en huelga de hambre; quiero que se le envíe esta intervención al señor Ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, a fin de que pueda tomar las medidas que sean necesarias, porque estamos hablando de un problema político, esencialmente político.

Y, por cierto, señor Presidente, yo espero que esto tenga un buen final, y ese final no incluye una huelga hasta morir, ese final incluye una mesa de diálogo para poder abordar los problemas pendientes.

He dicho.-

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *