“Indignante: Seremi de Salud prepara ruta al buque con salmones putrefactos para descargar en el Biobío”

  • Molesto reaccionó el parlamentario ante la visita del seremi de Salud, Erick Jiménez, junto al gobernador de Concepción, entre otras autoridades, a la planta de residuos Hidronor en la comuna de Florida. Respecto al titular de Salud en el Biobío dijo que “al parecer, esta más preocupado de ser promotor de la empresa para recibir los desperdicios, que de estar de lado de la salud de la ciudadanía”.

Hasta la planta de residuos Hidronor en la comuna de Florida, en el marco de una convocatoria de la Comisión de Pesca de la Cámara, llegaron el gobernador de Concepción, Robert Contreras; y el seremi de Salud, Erick Jiménez, entre otros; para revisar las efectivas condiciones de recibir la carga de salmones en descomposición y riles que trae el Buque Seikongen.

Ante las opiniones “complacientes“ expresadas por las autoridades a favor de la empresa, el senador Alejandro Navarro los llamó, especialmente al seremi de Salud, Erick Jiménez, a “ser más responsable y precavido en sus apreciaciones respecto a la tolerancia que tiene la planta de tratamiento. Al parecer, está más preocupado de ser promotor de la empresa para recibir los desperdicios, que de estar de lado de la ciudadanía floridana, quienes tendrían que soportar el vertimiento de residuos a menos de una cuadra de sus casas. Es necesario que el Seremi deje de lado la ingenuidad y revise el prontuario de emergencias y deficiencias de Hidronor en nuestro país”.

En ese sentido, y tal como llamó la atención Navarro en una intervención en el Senado el pasado 8 de agosto, “me preocupa que Hidronor tenga en su historial, por ejemplo: el proceso de formulación de 4 cargos en contra por incumplimientos ambientales en Copiulemu el año 2014; en el 2016, explosión y posterior incendio registrado en la planta de Pudahuel; el 2017 los vecinos de Copiulemu interpusieron un recurso para no ampliar el vertedero; y hace un año la Superintendencia de Medio Ambiente inició un proceso sancionatorio contra esta empresa en Antofagasta, porque tras una fiscalización se descubrió: deficiencia en el manejo temporal de residuos, no construir la planta de recuperación, revalorización, de tratamiento físico – químico, deficiente manejo de planta de inertización y fallas en el manejo del depósito de seguridad del recinto. Entonces, es mejor prevenir que curar y que no se exponga la salud de la gente de Florida y de las comunas por donde sería transportado el contenido del Seikongen”.

Asimismo, el senador mantiene firme su convicción presentada en el recurso de protección junto a dirigentes sociales el 10 de agosto, “de mantener nuestro rechazo no tan solo a la recalada del barco en el puerto de Talcahuano, por lo que la Corte ya se pronunció; sino también por por la descarga y transporte de riles; y la disposición de estos en Copiulemu”, concluyó.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.