Ingreso ético familiar

El señor NAVARRO.- Presidente, la verdad es que recuerdo cuando se discutía la ENU, y decía de que la Escuela Nacional Unificada y en su primera página decía “tiene que formar al hombre nuevo”, ahí se terminó la discusión. Y no hubo discusión, porque la verdad es que hubo enfrentamiento, en la época de los setenta.

Porque en definitiva en el título se decía algo que muchos interpretaban de diverso modo: ¿Qué es el hombre nuevo? ¿Cómo la educación iba a estar al servicio del hombre nuevo? ¿Era el hombre revolucionario? ¿Era el hombre de fe?

Y la verdad es que este concepto de “ingreso ético familiar” es un tema que el Ministro debiera aclarar, o todos debiéramos hacer un esfuerzo de aclarar. Porque en definitiva no es ingreso. Será un subsidio, será un regalo, será una transferencia en un lenguaje macroeconómico brutal para los que tan poco tienen. Pero hablar de ingreso ético familiar, hablar de ingreso va a confundir mucho. Y yo siento que ese tema tendrá que ser corregido en el debate, en cómo informamos a la ciudadanía de lo que estamos aprobando. Porque esto es cualquier cosa menos ingreso. No es fruto de un esfuerzo de la familia desde un tercero por una labor de prestación o servicio prestado. No. Es un subsidio directo del Estado.

Imagen: http://pedrobrowne.cl

Aquí si se pretende ligar ingreso ético al sueldo de los 250 mil pesos vamos a ponernos en un gran lío. Porque lo que yo he percibido de la ciudadanía es que muchos están pensando aquello. Lo ha dicho el Senador Lagos Weber, y vamos a tener que hacer un esfuerzo en explicar que esto no es el ingreso ético familiar que planteó Monseñor Goic, y del cual la actual Ministra del Trabajo le dijo que no sabía nada de economía, cuando lo que hizo Monseñor Goic para plantear los 250 mil pesos es hacer un acto de constricción desde el ámbito de la fe, desde el ámbito de la Iglesia, de deseo, de voluntad positiva. No había economía allí, lo que había era un demanda, una demanda social.

Entonces, señor Presidente, yo creo que para el Ministro sería muy bueno de que pudiéramos en lo sucesivo clarificar el concepto y hacerlo desaparecer si no. Porque si este concepto permanece, y lo ha dicho el Senador Ruiz-Esquide, solo nos va a acarrear problemas. Porque ingreso no es.

Señor Presidente, el proyecto habla de acompañamiento psicosocial y acompañamiento sociolaboral. Y me encontré que después estaba definido en el informe qué significa esto. Porque está en la base de las transferencias.

Y habla de que acompañamiento psicosocial es la realización de un número determinado de sesiones de trabajo con la familia en su domicilio por parte de un profesional o técnico especializado, además de actividades grupales.

Me preocupa este concepto. Porque en definitiva las familias que requieren acompañamiento psicosocial requieren acompañamiento de gente de sepa, no de estudiantes egresados, que mantienen sus propios problemas. Y no sé cuánto es el dinero que se va a destinar a los profesionales capaz de enfrentar el drama psicosocial que hay al interior de los hogares de pobreza, que no se resuelven con estudiantes de servicio social, o con estudiantes de psicología, se resuelven con una intervención fuerte, decidida, permanente y altamente profesional. Porque cuando hay problemas de violación, cuando hay problemas de alcoholismo, cuando hay problemas de subsistencia, esto no se resuelve con una charla grupal. Y, por lo tanto, la definición de acompañamiento psicosocial es un tema que tendremos que aclarar durante el debate de esta iniciativa.

Del mismo modo, acompañamiento sociolaboral, que es la construcción de un vínculo sistemático de confianza, orientación a la acción y reflexión conjunta entre un usuario y un funcionario calificado en sesiones individuales y grupales de trabajo y con actividades aplicadas de desarrollo de la empleabilidad.

Yo siento que aquí se va a requerir, digamos, también una opinión de los empresarios. Acompañamiento sociolaboral. Se va a interpretar como que le vamos a conseguir una pega. Eso es lo que nos piden a diario a los parlamentarios: que les demos pega a la hija, que le demos pega al marido. Pero si vamos a decir que nuevamente vamos a crear un “vínculo sistemático de confianza, de orientación a la acción conjunta entre un usuario y un funcionario calificado”. Hablemos claro, esto no es conseguir trabajo. Esto es generar lo que la educación no hizo. Generar lo que el medio no ha dado.

Y, señor Presidente, también, conociendo las capacidades del Ministro Lavín, que es un gran comunicador, cuando el proyecto se habla de Transferencias Monetarias, yo, la verdad, que siento. “Transferencias Monetarias” suena a transacciones bancarias, suena a lenguaje de la macroeconomía.

Y se explica qué son las transferencias monetarias: se crean transferencias monetarias de tres tipos -¡monetarias!, de tres tipos-: transferencias por dignidad, yo no sé cómo vamos a asimilar el concepto monetario a una transferencia por dignidad. Y después habla de base, de bonos de protección y otros subsidios.

Las transferencias por deberes.

Las transferencias por logros. Y me quiero detener en las transferencias por logros, porque yo creo en la meritocracia, creo que el esfuerzo es la base, por cierto, del desarrollo. Pero Ministro, se habla de un Egreso Anticipado del Programa Sociolaboral al completar 4° medio de enseñanza para mayores de 25 años.

Ministro, cuando yo estuve en la Comisión de Trabajo 12 años en la Cámara de Diputados y aprobamos y en la Cámara de Diputados los esfuerzos para poder financiar el término del 4° medio, ¿qué nos pasó con la Ficha Social? Se dispararon los puntajes. Y hoy día lo que me reclaman en la calle y lo reclamaban permanentemente es que cuando la gente termina el 4° medio le sube el puntaje de su Ficha Social y, por cierto, queda fuera de todos los subsidios. Y eso es así.

Entonces, aquí estamos diciendo que va a haber una transferencia por logro para que termine el 4° medio y no hemos resuelto el tema que con 4° medio suben los puntajes y caen, entonces, de los beneficios de subsidios que ya tienen.

Si eso se mantiene igual, este es un incentivo perverso. Porque le está diciendo: “termina 4° medio y después pierde los subsidios que te hemos entregado en base a que no tenías 4° medio terminado”.

Señor Presidente, está claro de que hay un conjunto de reglamentos que el Ministro tiene que nombrar. Son varios reglamentos. Esos reglamentos son importantes. He leído el informe, no se determina exactamente cuál es la orientación general. Pero yo pondría mucha observación en que los reglamentos sí interpreten el sentido de la ley y no la desvirtúen.

Del mismo modo, se habla del subsidio monetario, lo he dicho.

El empleo de la mujer está creciendo en Chile, pero requiere políticas focalizadas, no solo de este programa. Yo recuerdo haber llegado hasta el Ministerio del Trabajo para decir que la Federación de Taxibuses de la Región del Biobío tenía 300 cupos de empleo inmediato para mujeres conductoras y nos costó un kilo convencer al anterior Gobierno y también a este de que había que generar subsidios a través del SENCE para capacitar a las mujeres. Este programa va a fracasar, Ministro -y nadie quiere que fracase-, si solo se dedica a los subsidios que están contenidos aquí. Tiene que haber una política integrada de todo el sector público, destinado a fortalecer estos vínculos.

El presupuesto, señor Presidente, no queda del todo claro por cuanto son presupuestos de duración anual y con una duración máxima de 24 meses. Yo quiero advertir de algo que tenemos que resolver en el transcurso del debate de la ley. Cuando en Lota o Coronel, cuando en Arauco, cuando en Lebu entregamos un subsidio de cesantía, entregamos hoy día un empleo del Estado, lo que hacemos es establecer un empleo permanente, y la ley nos está diciendo que es un máximo de 24 meses. ¿Después de los 24 meses lo vamos a dejar solo? ¿Lo vamos a abandonar? Si no están cumplidos los objetivos, ¿Le vamos a decir que no más cesan todos los subsidios?

Es obvio que en muchos casos se van a requerir más de 24 meses. El plazo máximo de 24 meses tendrá que ser revisado. O sea, no puede haber un plazo. Tiene que haber el cumplimiento de una meta, de un objetivo. Se resolvió el problema socio-familiar, se resolvió el problema de la empleabilidad, porque si estamos a medio camino, abandonarlo, va a solo agravar la situación.

Y, por lo tanto, el plazo de 24 meses máximo tiene que ser revisado.

Del mismo modo, las características regionales son muy muy distintas.

Yo, señor Presidente, creo que en materia de apoyo de empleo estatal tenemos que revisar. Y los planes y programas que hemos arrastrado tienen que ser corregidos. En algunos lugares de mi Región hay cupos de empleo y la gente de los programas de empleo estatal no quiere salir. Y lo digo con dolor y preocupación. No quiere salir, no quiere ir al empleo que ofrece el empresario por el sueldo mínimo, prefiere permanecer en los empleos de Gobierno, el empleo del Estado.

Y eso pasa a ser una conducta permanente. Y siento, entonces, de que un programa como este tiene que superar la experiencia que ya tenemos en estos cupos, digamos, de empleo del Estado, y si vamos a transferir desde aquí a cupos del Estado esto será un fracaso. El gran éxito, tratándose de un Gobierno que tiene una afinidad mayor con los empresarios, es que muchos de estos programas de acompañamiento psicolaboral pasen al sector privado para brindar, de este sector, y este sector empresarial más oportunidades.

Es por eso, señor Presidente, que voy a votar a favor del proyecto con estas aprensiones, con la esperanza de que podamos, entonces, determinar cuándo se van a cumplir los 170 mil cupos. Porque al no estar garantizado, es decir, aquí lo que estamos haciendo es la entrega de un subsidio, no un ingreso, con un número eventual pero no garantizado en el tiempo y por un máximo de 24 meses, la verdad, entonces, que este es un programa que todos aspiramos que siga para el próximo Gobierno, y no está garantizado que el próximo Gobierno sea de este mismo signo.

Y, por tanto, señor Presidente, ¿cuándo se cumplen los plazos? y en definitiva, ¿cuáles son los recursos anuales que se van a destinar? Esto no está en la reforma tributaria. Cuando discutamos la reforma tributaria muchos vamos a plantear este tema, porque hay que asegurar que este programa, si queremos que sea exitoso, sea permanente.

Señor Presidente, voy a votar a favor con estas observaciones.

¡Patagonia sin represas¡

¡Nueva Constitución, ahora¡

He dicho Presidente.

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.