Introducción de televisión digital terrestre

El señor NAVARRO.- Señor Presidente,

Cualquier error que cometamos en la actualidad se puede reservar, por cierto, si reservamos un espacio para futuro.

Peter Patau den Flickr (CC)
Peter Patau den Flickr (CC)

El proyecto de ley original contempla una reserva de espectro de 40 por ciento para canales regionales, locales, comunitarios, y la única manera de asegurar esto es que exista espacio disponible para asignar estas concesiones.

Hay legislación internacional que distribuye el espectro en tres partes: una ciudadana, otra pública, a cargo del Estado, y un tercero que es el sector comercial.

En Chile solo tenemos televisoras comerciales, más TVN, que debe competir en el mercado. A esta reserva se le ha agregado por las Comisiones unidas que dos de estas frecuencias serán, una para fines educativos y otra para culturales, y el Consejo nacional de Televisión decidirá el mecanismo de asignación, pero queda tan abierto que universidades privadas podrían acceder y estamos pensando en el acceso desde lo público, o bien la Fundación Futuro. Es decir, cualquier tipo de fundación privada.

Esta situación debería ser corregida, señor Presidente, y lo deseable es que el Estado se hace cargo de un canal de tv educativo y que en definitiva siempre haya disponibilidad en ese espacio.

Es por eso, señor Presidente, que la eliminación de la frase establece que la reserva del remanente, luego del traspaso de los actuales concesionarios y no del total asignable. Es decir, primero se van a trasladar los actuales operadores y de la capacidad restante se hará una reserva, lo que sugiere que la reserva sea el total asignable y no del remanente. ¿Me explico o no?

El señor ESPINA.- No.

El señor NAVARRO.- Supuestamente, si tenían 30 canales de tv, en la actualidad en Santiago hay 12 frecuencias analógicas asignadas y todas tienen derecho a digitalizarse. Esto no se pone en duda. Lo que se persigue es conseguir el mayor espacio posible para nuevos concesionarios. Es muy distinto una reserva de 40 por ciento sobre un total de 30 señales que sobre un total de 18.

Eso es, señor Presidente.

El señor NAVARRO.- Presidente,

La aclaración del Subsecretario establece claramente es sin fines de lucro para las comunitarias. Lo consideramos suficiente.

Vamos a retirar la indicación, señor Presidente.

Ha ratificado plenamente el sentido que queríamos en el correcto camino de sin fines de lucro para esos concesionarios.
—-

El señor NAVARRO.- A ver, Presidente.

Éste es el tema de la letra chica del 40 por ciento. Porque claramente partimos diciendo que es un 40 por ciento, y como toda -reitero, esto puede aparecer complicado, yo entiendo a los señores Senadores que nos piden explicaciones para cada una de las indicaciones-, como este fue un proceso constante de negociación, con proceso de flexibilidad y dureza de parte del Ejecutivo, esta fue una indicación que trata de conciliar entre los que queríamos 40 por ciento y otros que querían un poquito menos.

Entonces, al final, en un mismo articulado, o en un mismo inciso, establece que habrá un 40 por ciento reservado para los canales regionales, los canales locales, también los concesionarios comunitarios. Pero luego se le faculta al Consejo Nacional de Televisión a disminuir hasta un mínimo de 30.

La indicación elimina el concepto de “disminuir” y elimina el tema de los 30 por ciento y deja el 40 por ciento.

Es decir, el Consejo Nacional de Televisión solo puede aumentar del 40 por ciento hacia arriba, y no disminuir. Porque en los hechos lo que vamos a tener es la presión fuerte, el lobby brutal para disminuir del 40 al 30, porque ese 10 por ciento tiene un valor inconmensurable.

Entonces, dependiendo de la conformación del Consejo Nacional de Televisión y su inclinación.

En la actual designación de esta ley, este es un Consejo que tiene 10 consejeros. Peleamos, pero son de designación presidencial la mayoría de ellos. Entonces, yo siento que vamos a terminar en el 30 por ciento.

Entonces, no nos pisemos la capa entre superhéroes. Si quieren el 30 por ciento digan el 30 por ciento, y no pongan la cuchufleta de que el Consejo va a pasar del 40 al 30, porque las presiones por ese 10 por ciento del espectro van a ser insoportables.

Evitémosle conflictos al Consejo Nacional de Televisión. Dejemos las reglas claras y concretas. Porque después dicen: “Ve, el Senado lo que hizo, dejó esto flexible. Entonces la culpa no es nuestra. La culpa es de los Senadores que legislan siempre a medias, y de este tema ni chicha ni limoná”.

Entonces, señor Presidente, perdimos esta posibilidad de dejar a firme el 40 por ciento.

Renovamos la indicación con el Senador Muñoz para poder abrir este debate, para que quede claro que no es falta de acuciosidad, de trabajo, de preparación, sino que efectivamente este tema de los consensos es de cuando no se tiene mayoría. Esta nueva mayoría que buscamos hoy día no es mayoría aquí en el Senado, aun cuando debiera serla, porque la Oposición tiene 20 votos.

Yo respeto el derecho de los señores Senadores a apoyar, y están en su derecho, es parte de la política. Pero hay quienes queríamos un 40 por ciento concreto, a firme, y no un 30 por ciento. Este 10 por ciento -reitero- va a ser del debate, del lobby, de la presión permanente sobre el Consejo Nacional de Televisión.

Y la pregunta es con qué criterios se va a actuar. Y siento que la composición del Consejo Nacional de Televisión -reitero- tiene mucho presidencialismo monárquico, tiene mucha designación presidencial, tiene poca participación ciudadana, poquísima o nula participación ciudadana. Allí no está la ciudadanía, no están los televidentes representados para tomar decisiones, hay grupos de interés, hay grupos sectoriales, temáticos, pero con la designación presidencial.

Yo estoy porque designemos un 40 por ciento y tengamos las reglas claras y no traspasemos esta flexibilidad al Consejo Nacional de Televisión y lo dejemos en 40 por ciento, y no en un tema de 40 o 30 por ciento, porque va a ser motivo de disputa, o motivo de presión para poder sacar a concesionarios del espectro, para poder ser reemplazados, porque la tesis que copáramos el 40 por ciento, luego la presión va a ser por sacarlos de la cancha para ser reemplazados.

Y eso puede ser una presión ilegítima, sobre todo que los concesionarios que estamos defendiendo son -reitero- los canales regionales, comunitarios, locales, y a ellos más que exigirles, como esta ley pretendía, y exigirles condiciones, establecerles reglas, había que poner subsidios y no cobrarles, que fue nuestro debate anterior.

Aquí se buscaba cobrar también a los pequeños. Y dijimos aquí hay que cobrarles a los grandes, a los que hacen negocio, legítimo, a los que están en el mercado, a los que van por el lucro, bien. Pero cobrarles a los canales regionales, a los canales comunitarios, es ponerle barreras de entrada, como ha ocurrido en el espectro radioeléctrico en las radios -y el señor Subsecretario lo sabe muy bien-, hasta que corregimos esto del remate, ganaba el que tenía más plata, iguales condiciones, se remataba. ¿Quién ganaba? Bueno, los consorcios internacionales, las cadenas grandes, que se han comprado y se siguen comprando todas las radios de Chile.

En esto queríamos preservar la minoría, preservar a los pequeños, proteger a los canales regionales, proteger a los canales comunitarios. Si se va a dejar -y termino con esto- de 40, pero susceptible de bajar al 30, no tengo ninguna duda de que van a existir presiones de todo tipo y los que ejercen más presión, señor Presidente, son siempre los poderosos.

Yo preferiría dejar las cosas claras. Y es por eso que pido se vote a favor esta indicación.

¡Patagonia sin represas!
¡Nueva Constitución, ahora!
¡No más AFP!
He dicho, señor Presidente.

—-

El señor NAVARRO.- Señor Presidente,

Hemos tenido a lo largo de toda la tramitación de este proyecto de ley de televisión digital un tema pendiente.

Discutimos largamente en la Comisión la incorporación de un representante de los pueblos originarios en el Consejo Nacional de Televisión. Se optó por una redacción, que el señor Subsecretario podrá tener a la mano, respecto de que uno de los miembros puede integrarse. Pero nuevamente es designación presidencial.

Hemos dicho de manera reiterada que toda ley que tenga que ver con la temática de los pueblos originarios requiere una consulta, Convenio 169 de la OIT, que hemos ratificado en este Senado. Y paradojalmente, cuando se trata de que haya un consejero, integrante del Consejo Nacional de Televisión, lo decida el Presidente de la República.

Eso tiene muchos bemoles. Viola la autonomía, la independencia, la libertad de las organizaciones de los pueblos originarios en torno a quién los represente.

Es por eso, señor Presidente, de que insistimos en este 470 el establecer una reserva especial para los pueblos indígenas de dos frecuencias de alcance nacional. Este es un anhelo de los pueblos originarios. Fue presentado en las audiencias públicas por ellos cuando el plazo de indicaciones ya no estaba abierto. Es esa la razón. Este plazo se abrió de nuevo, se incorporaron estas sugerencias, que fueron rechazadas sin discusión -fueron rechazadas sin discusión-, según consta en el informe de las Comisiones unidas.

Señor Presidente, tuvimos un debate sobre la necesidad de incorporar un espacio dentro de las horas culturales para los idiomas de los pueblos originarios: mapudungun, rapa nui. de tal manera… Como ocurre en todas partes del mundo. Como ocurre con los inuit, como ocurre con los maoríes, como ocurre con otros pueblos originarios donde hay espacio -y me ha tocado verlo, incluso en Finlandia- respecto de programas para fortalecer el idioma madre, el idioma matriz de los pueblos originarios.

Siento que esta indicación va en la idea de seguir reforzando claramente la inclusión, no, por cierto, la discriminación de los pueblos originarios.

Por tanto, yo pido que, “independientemente de lo que se establece” -así dice la indicación- “se establezca una reserva especial para los pueblos indígenas de dos frecuencias de alcance nacional”.

Las posibilidades están dadas, me dirán. Señor Presidente, se requiere de recursos, se requiere de capacidad, se requiere, por cierto, de un debate que hemos dado, de fondo.

Estamos legislando, solo como un ejemplo el DFL 1, el DFL 701, entonces se hace concursable. Lo dejamos consursable en la Ley de Bosque Nativo. Señor Presidente, escasamente los pequeños propietarios han podido participar. Hoy día es lo mismo. Si queremos que de verdad participen los pequeños que no tienen experiencia tenemos que garantizar un cupo.

Este Senado, señor Presidente, llamó a un concurso para reemplazar a un telefonista. Se presentaron personas con discapacidad visual, de larga experiencia. Se me ha informado que han quedado cuatro seleccionados, ni uno de ellos tiene discapacidad visual. Y se nos dice en la ley de que en igualdad de condiciones podrá optar al discapacitado.

Entonces, esta posibilidad de participar es falsa. Esta posibilidad de igualdad es falsa. O sea, poner a competir a los fuertes con los débiles no es la verdadera igualdad. No es la verdadera igualdad. Y aquí lo que decimos es que tiene que haber dos frecuencias de carácter nacional para los pueblos originarios.

Eso es generar integración y no discriminación.

Los queremos hacer concursar. Bien. Les exigimos condiciones, capacidades que hoy día no tienen, porque, además ¿dónde están los subsidios del Estado para hacer esto posible? ¿Dónde están las donaciones de las empresas? ¿Alguna empresa va a donar algún dinero para que haya canales especiales para las comunidades indígenas en el norte? ¿Las mineras lo van a hacer con las comunidades aymaras? ¿Lo van a hacer las forestales con las comunidades mapuches?

Señor Presidente, si no dejamos en esta ley expresa constancia de, lo que podríamos llamar “discriminación positiva” pero también “integración igualitaria”, de dos canales de carácter nacional para las comunidades indígenas, para los pueblos originarios no estaremos cumpliendo con el mandato que todos decimos querer y hacer: que decir que haya de verdad integración y participación con equidad.

¡Patagonia sin represas!
¡Nueva Constitución, ahora!
¡No más AFP!
Voto a favor.

Intervención del senador Alejandro Navarro Brain en la Sesión 25ª Especial, miércoles 22 de mayo de 2013.

————

El señor NAVARRO.- Señor Presidente,

Primero señalarle al señor Subsecretario de que este tema lo hemos discutido latamente -se trata del derecho preferente, artículo tercero transitorio- que señala que habrá un “derecho preferente que establece el inciso quinto del artículo 15 de la ley Nº 18.838 y se entenderá como otorgada por concurso público para todos los efectos legales”.

Es decir, nuevamente el debate que hemos tenido: el que cumple la ley, premio. ¡Solo por cumplir la ley, derecho preferente!

Siento que este es un regalo gratuito, una dádiva absolutamente innecesaria que se otorgue derecho preferente, señor Presidente, igual que el tema de la Ley de Pesca.

Ya dijimos que en la Ley de Pesca el cumplimiento de la ley, con condiciones inaceptables desde el punto de vista del cumplimiento de las tareas laborales, le otorga un derecho preferente.

Hoy este derecho preferente se vuelve a plantear, además, con condiciones que jamás los canales… o sea, el 50 por ciento de las multas del promedio de los canales que están en el medio.

Eso no va a ser posible. Esta es una renovación casi automática.

¡Derecho preferente! ¿Por qué?

Bueno, la verdad es que uno podrá escuchar argumentos, señor Presidente. Yo me cansé de este debate en la Comisión respecto de por qué los canales van a tener derecho preferente.

¿Por qué no va a operar el mercado? ¡Los libremercadistas! ¡Los creadores de la competencia! Los que creen que, efectivamente, con competencia hay mayor desarrollo, en definitiva, lo que mueve es el capital.

Pero aquí no. En este mercado, derecho preferente. ¿Para quiénes? Para los concesionarios.

Señor Presidente, ese derecho preferente sigue siendo un hecho absolutamente inaceptable en mi opinión.

“A solicitud del interesado y para sus renovaciones posteriores estará sujeta al derecho preferente que establece el inciso quinto del artículo 15 de la ley Nº 18.838”.

Yo voy a rechazar este derecho preferente porque creo que quienes tengan la posibilidad de administrar esta concesión del Estado -un bien nacional de uso público- no pueden estar blindados. Ésta es una barrera de entrada, esto es negar la competencia.

Y ojalá que las bancadas de enfrente respondan, señor Presidente, por qué blindan a los canales, por qué les otorgan derecho preferente. Si hay alguien que es más eficiente -voy a poner en términos de mercado-, si hay alguien que es más eficiente, tiene un mejor proyecto, por qué entonces no va a poder participar de este mercado.

O sea, aquí a los libremercadistas se les acaba todo la libertad o la defensa de la libertad cuando se trata de los poderosos. No hay ninguna explicación que facilite que haya un derecho preferente para los concesionarios. Por el contrario, señor Presidente, creo que esto va a dificultar el desarrollo porque lo que se crea son monopolios, duopolios, en definitiva, lo que se crea es la sensación del que tiene seguro lo que está administrando y, entonces, el incentivo para el mayor desarrollo, el perfeccionamiento decae, porque tiene garantizada la continuidad, lo que impide la entrada de nuevos actores.

Derecho preferente para los concesionarios de las señales de televisión abierta, en definitiva, es un privilegio, un blindaje que esta ley otorga de manera gratuita.

Le hemos pedido explicación al Gobierno, le hemos pedido coherencia a la Derecha que proclama el libre mercado, que proclama la competencia. “

“¡Cri-cri!”, señor Presidente.

Ahí no hay mucha respuesta. Solo se trata de favorecer a quienes hoy día tienen las concesiones que van a tener un derecho preferente para su renovación.

Creo que eso habla mal, nos deja en cuestión. En la Ley de Pesca ya todos sabemos lo que ha pasado, señor Presidente, ojalá que las donaciones secretas a las campañas puedan ser eliminadas por este Gobierno ante de estas elecciones, proyecto que hemos presentado con la firma de usted y el Senador Muñoz, porque cuando la Ley de Pesca se aprueba con todos estos derechos especiales, efectivamente, en la ciudadanía se ha instalado una sombra de duda. Hemos quedado bajo la mira, hemos quedado bajo el escrutinio, de manera injusta yo creo.

Pero por votaciones como esta en donde efectivamente uno debiera cautelar los intereses del Estado y cautelar los intereses de la libre competencia este uso preferente lo voy a rechazar.

¡Patagonia sin represas!
¡Nueva Constitución, ahora!
¡No más AFP!
He dicho, señor Presidente.
—-

El señor NAVARRO.- Solo, Presidente, señalar que en la votación anterior el 15 ter establece el uso preferente con un sistema de negación absurdo.

Y en relación al articulado que acabamos de votar, el tercero, establece claramente para las renovaciones posteriores, para que no quede lugar a equívoco. Es la transición y todas las posteriores.

Así está claro en el artículo, clarísimo.

Señor Presidente, en el artículo número 4 establece que en un plazo de sesenta días hábiles para realizar las modificaciones al Plan de Radiodifusión -esa es tarea, trabajo de la Subtel- lo ideal sería que este Plan sea entregado antes de la entrada en vigencia de la ley. Y debe dar cuenta de cada zona geográfica de cobertura, cuántos canales hay en la actualidad, cuántos habrá en cada una de las nomenclaturas nacionales, regionales, locales y comunitarias.

Yo no sé cuál es el impedimento técnico para poder hacerlo eso antes del comienzo de la ley. Y me gustaría escucharlo. Porque, si no tienen la información, o la verdad la tienen y ya se sabe exactamente, porque nuevamente ¡no nos pisemos la capa entre superhéroes! Si la Subtel no tiene esto claro, después de esta larga tramitación, y tiene que darse 60 días yo no quiero ninguna sorpresa, señor Presidente. Quiero tener claridad sobre cómo se va a distribuir este espectro.

Y una vez la ley aprobada… Porque aquí el Gobierno pide a cada rato, en la Ley del Ministerio del Deporte, la planta, nos pide que firmemos cheques en blanco. Y este cheque en blanco yo no lo voy a firmar al menos. Yo quiero saber exactamente cómo se va hacer la distribución, cuáles son las coberturas de los canales regionales, locales y comunitarios. ¿Por qué esperar 60 días? Uno podría llegar con esa información ya con la ley en funcionamiento. Lo que sucede es que después de 60 días, ya la ley aprobada, hay que puro aceptarla, no más. O sea, eso es lo que hay.

Yo no sé si hay un informe previo que el Subsecretario o el señor Ministro nos pudieran dar, porque lo deben tener. Si está claro que toda esta ley se ha hecho sobre el cálculo con calculadora en mano de cómo se va a distribuir. Por lo tanto, nos podría ilustrar acerca de cómo se va a distribuir.

Yo quisiera tener eso antes de que la ley entre en vigencia para poder tener algún grado de apelación.

La pregunta del millón: ¿Son apelables estas distribuciones que se van a hacer, que nos están pidiendo que aprobemos en el artículo 4° para realizar modificaciones al plan de radiodifusión? O sea, hay un plan. Nos están pidiendo que aprobemos, que le demos facultades para hacer modificaciones. ¿Cuáles son esas modificaciones? ¿Por qué no las plantearon en el debate? ¿Por qué no fueron discutidas aquí? No quiero sorpresas en las modificaciones, ni tampoco en las nomenclaturas nacionales, regionales, locales y canales comunitarios. ¿Esa información la tiene la SUBTEL? Hubiera sido transparente, objetivo y concreto de que ellas hubieran sido propuestas acá, en el debate, al menos, porque le estamos dando facultades para realizar modificaciones al plan de radiodifusión.

Entonces, quiero que me explique el Subsecretario, señor Presidente, cuál es ese plan y por qué hay que modificarlo.

El Ejecutivo tiene tanto poder en este tema, señor Presidente, que darle nuevas facultades para esta modificación, me suena a lo menos curioso.

Yo quiero que el señor Subsecretario ojalá nos pueda explicar qué tantas modificaciones va a hacer, por qué requiere 60 días y si tiene claro o no qué va a modificar.

Yo, por lo menos, anuncio mi voto en contra, señor Presidente. No hay otra alternativa, dado que ese debate me hubiera gustado que lo diéramos en la Comisión, en la Sala, para saber exactamente qué estamos aprobando. Los señores Senadores de regiones debieran tener muy claro que se va a aprobar en cada una de sus regiones. Eso lo hacemos a diario, en la Ley de Presupuestos, en todas las leyes. No andamos con sorpresas. No entregamos un cheque en blanco para decir qué modificaciones se van a hacer, cómo se va a distribuir el espectro.

Cuando discutimos la Ley de Pesca, a lo menos teníamos clarito cómo se iban a distribuir las cuotas. No había sorpresas. No era una facultad del Ejecutivo -¡no!-, se definió en el Congreso Nacional.

Esta redistribución, si bien es una redistribución técnica y todo indica que son ajustes técnicos, y como en materia de técnicas hay poco espacio para el error, me gustaría que lo pudiéramos saber ahora, señor Presidente.

Anuncio mi voto en contra, salvo que nos tenga una sorpresa importante el Subsecretario.

¡Patagonia sin represas!
¡Nueva Constitución, ahora!
¡No más AFP!
He dicho.

El señor NAVARRO.- Presidente,

Yo quiero solo llamar la atención de que cuando votamos el artículo 15 ter este artículo no alcanzó el quórum. Por lo tanto no existe el artículo 15 al cual hace referencia el artículo que estamos votando, y le faltó el quórum, y se establecía el derecho preferente, también para los grandes concesionarios.

Este artículo nos habla de los pequeños -yo estoy de acuerdo-, de las zonas extremas, por cierto. Pero se hace referencia, por cierto, al artículo 15, que se va a votar en la indicación que nos propone el Senador Juan Pablo Letelier.

Yo quiero señalar de que se va a otorgar este derecho preferente a los actuales que estén transmitiendo en las zonas extremas. Hay parlamentarios que tienen esas concesiones hoy día en zonas extremas. Y por el solo efecto de la ley se les va a garantizar que las pueden renovar. Será el Consejo Nacional de Televisión el que, primero, se reserva y las asigna directamente y para todos los efectos se establece que será como si hubiera sido por concurso público.

Pero en realidad no era concurso público. Lo que va a haber es una designación o asignación para los actuales operadores en las zonas extremas. Yo no sé si los actuales operadores cumplen con todos los requisitos que nosotros queremos. Porque hay algunos que han hecho canales para ellos, y estrictamente los utilizan contra sus adversarios políticos, los utilizan no para promover la cultura, no para promover la defensa de los kawésqar, en Punta Arenas; los utilizan como una herramienta política.

Yo no sé si hoy día los Senadores de la Región austral estarán tomando en cuenta lo que aquí se está haciendo. Porque, a lo menos, vamos a tener que confiar en el criterio del Consejo Nacional de Televisión. Pero por este artículo les estamos entregando una renovación con uso preferente, los incorporamos de manera inmediata, sin ningún tipo de evaluación.

Por tanto, el Consejo Nacional de Televisión no va a tener que si no entregársela a los actuales concesionarios. Y si alguien más quiere tener, y si lo que queda de comunidad kawésqar en Magallanes quiere postular, bueno nos iremos a la reserva del 40 por ciento. Pero esto tiene que ser con evaluación, porque le estamos entregando nuevamente en este artículo a todos los actuales.

Y yo solo hago uso del beneficio de la duda. Yo no sé si todos los actuales cumplen con aquellos preceptos del buen funcionamiento que establece esta ley. Por lo tanto, será materia del Consejo Nacional de Televisión.

Sin duda, señor Presidente, todos estamos de acuerdo en apoyar los canales regionales. Queremos efectivamente que allí de verdad haya el no pago y una garantía de subsidio. Pero yo espero que el Consejo Nacional de Televisión tenga la lucidez, la responsabilidad, la tolerancia necesaria para entender de que en estas zonas australes o fronterizas estos instrumentos, por ser únicos, se transforman en un poder extraordinariamente potente. Y yo no quisiera ese poder en manos de uno o de unos pocos, quisiera ese poder en manos de la comunidad, quisiera ese poder en manos de quien garantice acceso libre y preocupación por los intereses públicos. Porque si estamos garantizando a los dueños de canales en esa zona, que tienen canales para ellos, por cierto no es lo más adecuado.

Yo solo quiero advertir de este tema, porque esto no es color de rosa, esto tiene, por cierto, contenidos, personas reales, intereses concretos. Yo estoy por apoyar a los canales de las zonas extremas, estoy por facilitarles incluso que tengan subvención, pero tiene que haber un criterio mínimo de cómo se comportan esos canales.

Yo creo que el buen funcionamiento, tema que ha planteado el Senador Letelier reiteradamente, debiera dar garantía que estos canales son plurales, están abiertos a la comunidad y se la juegan por los intereses regionales y no por los intereses particulares de su dueño, porque si no lo que estamos haciendo es entregarle un canal para intereses particulares y eso contraría el espíritu de la propia ley.

Señor Presidente, por tanto tenemos una situación contradictoria. Aquí se vuelve a introducir el derecho preferente. Yo estoy de acuerdo para los pequeños, con las observaciones que yo he señalado, porque no hay artículo 15. Por tanto estamos haciendo referencia a un artículo inexistente, confiados en que va a haber una articulación de consenso.

La pregunta para el Subsecretario.

Estos nuevos concesionarios, señor Presidente, ¿van a financiar ellos su paso a la nueva modalidad? ¿Tienen la capacidad económica suficiente todos o van a ser inversiones privadas? Se van a requerir decodificadores, cómo lo van a hacer en esta materia, porque hay muy muy pequeños, pero también hay algunos que tienen capacidad económica. Cuando hagan la transferencia, ¿la hacen con recursos propios, siendo canales regionales o siendo canales comunitarios?

Esa pregunta, señor Presidente, entiendo que esta es la posibilidad de aclarar las dudas. Yo he planteado las que tengo, que tienen una cierta contradicción que no es mía, que es propia del debate que hemos ido teniendo, con artículos que hoy día no existen y a los cuales hacemos referencia.

¡Patagonia sin represas!
¡Nueva Constitución, ahora!
¡No más AFP!
He dicho.
—-

El señor NAVARRO.- Señor Presidente,

Éste es un tema muy similar al que hemos tenido en el Ministerio de Vivienda con los retazos de las áreas verdes y de las propiedades que el SERVIU ha tenido. Lo mismo con Bienes Nacionales.

Y, por tanto, la clave de esto es el tipo de Gobierno. Hay Ministros y Ministros de Bienes Nacionales; Ministros y Ministros de Vivienda. Algunos más privatizadores, otros que rematan y tiran los bienes del Estado por la ventana.

Entonces, la pregunta es, para el señor Subsecretario, ¿dónde va a quedar este remanente? ¿Quién va a ser el custodio? ¿Quién va a garantizar que sigan siendo bienes nacionales de uso público y que la administración de estos, que no están incorporados en la ley, me imagino se van a regir por la ley general de concesiones, por esta misma ley, estarán sujetos a esta misma ley siendo una banda diferente?

Entonces, se abre toda una disputa sobre un espacio que tiene que ser ocupado. Y a mí me hubiera gustado que hubiéramos incorporado esa legislación, que hubiéramos debatido también cómo se entregan. Porque, si no, la entrega es discrecional, la entrega depende más bien del Gobierno de turno.

La pregunta es, señor Presidente, para el señor Subsecretario: ¿Este remanente se va a regir por las normas estrictas de esta ley, siendo de naturaleza diferente, porque esta es una ley que establece la modernización, la digitalización de las señales, va a quedar de criterio del Ejecutivo de turno?

Y uno dice quién debiera custodiar este espacio. Por cierto, un especialista, quien sabe de televisión. TVN es del Estado. Es, por cierto, el órgano en donde están representados todos. Hay un directorio que a mí no me gusta, pero hay una representación muy amplia respecto a cómo se administran esos bienes. Uno pudiera decir que son inenajenables. El Senador Larraín, por su intermedio, Presidente, ha dicho “estos son bienes del Estado, no pueden pertenecer a un privado”.

El señor LARRAÍN.- A una empresa. Nadie ha dicho “privado”.

El señor NAVARRO.- Pero esta es una empresa estatal. El dueño es el Estado. Y una empresa estatal que administra el mejor canal del país o uno de los mejores canales de Chile. Por tanto, que la propiedad la resguarde una institución especializada del Estado es del todo coherente. Lo incoherente es dejar esto en una Subsecretaría que tiene un claro fin político. Los estatutos de TVN, nos gusten o no nos gusten -yo estoy por una televisión pública que no se autofinancie, que sea financiada por el Estado-, y, por lo tanto, me interesa empoderar a TVN, para generar el equilibrio en un mercado altamente competitivo, en donde el sector privado tiene miles y miles de recursos mayores que los que posee TVN, porque lo obligamos a autofinanciarse.

Entonces, yo me pregunto cuál es el temor a que estas señales puedan quedar en manos, con, por cierto, la formalidad de que no puedan ser enajenadas.

El señor LARRAÍN.- Es un usuario.
El señor NAVARRO.- El Senador Larraín tiene razón. Podría ser un usuario, porque tiene el mismo estatus que el resto de los canales. Pero yo le tengo más confianza a que queden resguardados por un estatuto dentro de Televisión Nacional de Chile a que queden resguardados por el Subsecretario de turno. No es que desconfíe de este Subsecretario. Pero la verdad es que puede ser de cualquier signo político, señor Presidente.

Yo espero que nos aclare el señor Ministro, el señor Subsecretario, cuál va a ser el reservorio, en qué van a quedar. Porque lo peor que podría pasar, señor Presidente, es que después estas vayan a parar, a ser el reservorio de otros privados mediante mecanismos que esta ley no pueda contemplar. Si los mecanismos de asignación de esas concesiones son los que establece esta ley, incluso de opción preferente, es muy complejo. ¿Cuál es el mecanismo que va a regir para el remanente en esta dimensión?

Siento que es una indicación que está bien orientada. Podremos perfeccionarla. Pero la verdad, señor Presidente, es que desconfío mucho en las facultades que pueda tener un Gobierno de turno para hacer con esto. No quiero un paquete liquidador. No quiero un combo uno, un combo dos. No quiero que salgan a remate al mejor postor. Debiera tener un uso orientado por el Estado. Y la única manera es que el Estado las conserve. Y si las conserva la Subsecretaría, no están seguras. Porque, efectivamente, pueden ser entregadas a privados. Contrario, por su intermedio, a lo que plantea el Senador Larraín, si quedan en manos de la Subsecretaría estas podrán ser entregadas a privados. Yo prefiero tener una empresa del Estado, una empresa donde están integrados en su directorio una vasta gama de representación que tenerlo en una Subsecretaría, que las puede entregar a discreción.

Salvo que el señor Subsecretario nos aclare ese punto, señor Presidente, yo voy a apoyar esta indicación.

¡Patagonia sin represas!
¡Nueva Constitución, ahora!
¡No más AFP!
—-

El señor NAVARRO.- Señor Presidente,

La indicación da cuenta de la renovación de los consejeros. Con la entrada en vigencia de la nueva ley, la actual conformación del Consejo, que en algunos casos no se renovará hasta 8 años más, no dará cuenta del nuevo perfil que debe tener el consejero.

Todo indica: ley nueva, Consejo nuevo. Ley nueva, consejeros nuevos. Es decir, que ese Consejo se adapte a lo que hemos discutido lata y vastamente. Es decir, los consejeros designados por el Presidente, la representación muy amplia; en definitiva, la renovación de consejeros debiera adaptarse, básicamente, a esta ley.

Por lo tanto, pasados 60 días de la entrada en vigencia de esta ley deberá efectuarse una renovación total y de una vez del Consejo Nacional de Televisión, para dar cumplimiento a los nuevos perfiles de los consejeros.

El resto es tener una nueva ley y consejeros de arrastre. Es tener una ley de CORE con los cores antiguos.

Creo que es absolutamente coherente que si va a entrar en funcionamiento una ley que establece el mecanismo de designación de los 10 consejeros, debatida ampliamente, a mí me hubiera gustado que hubiera mayor diversidad, mayor presencia de regiones, garantizada la presencia de la mujer. ¡Pero es lo que hay!

Pero si es lo que hay, y ha sido siempre un mínimo, yo quiero que esté vigente desde ahora y que el Consejo se adapte a la nueva ley en 60 días.

Es totalmente razonable, señor Presidente. Y como todos estos cargos tienen una amplia influencia, pueden ser renovados. El Presidente puede decir: “Reitero los nombres”. Pero da la posibilidad de que se integre y no se parche.

Yo quiero una renovación. Muchos de esos nombres podrán continuar. Hay algunos nombres que me satisfacen a plenitud; otros, que llega el momento de evaluar con la nueva ley.

Esa es la indicación, señor Presidente. Y ese es el fundamento.

¡Patagonia sin represas!
¡Nueva Constitución, ahora!
¡No más AFP!
—-

El señor NAVARRO.- Señor Presidente,

Se discutió largamente en la Comisión el people meter. Yo no sé si al final quedó como people meter o medición en línea, señor Presidente. Pero la mayoría de los señores Senadores utilizaba el término anglosajón en todo el debate, porque era asimilable.

Esta indicación es del Senador Pizarro y tiene un elemento absolutamente rescatable. Yo le he pedido al señor Subsecretario o al Ministro que nos diga cómo se van a usar las bandas que van a quedar disponibles.

¿Se va a cobrar por el acceso a los usuarios? ¿Van a tener modificaciones? No ha dicho que se rigen con la legislación actual. Pero para quienes no nos sentimos plenamente satisfechos con la legislación actual, es una información que requerimos.

La indicación dice que “seguirán consagradas a la libre recepción de las personas y las comunicaciones ciudadanas”.

¿Está en condiciones de garantizarnos que así se va a hacer?

La indicación no se va a aprobar, pero plantea un debate que viene. En este Gobierno o el próximo Gobierno viene el uso de esas bandas del espectro público y su correcta implementación.

Por lo tanto, señor Presidente, no siendo una indicación que yo he patrocinado, creo que más allá de las observaciones lingüísticas, tiene un tema de contenido que a mí me parece pertinente y quisiera, si el señor Subsecretario nos pudiera ilustrar sobre aquello, independientemente que sea su responsabilidad inmediata o no la asignación o uso de la ley para su asignación.
—-

El señor NAVARRO.- Señor Presidente,

Este artículo tenía dos fases que habían motivado el debate: primero, el ya reiterado derecho preferente. En la renovación de una concesión con medios propios la concesionaria que es titular tendrá derecho “preferente” para su adjudicación. Y luego, respecto de las infracciones cometidas, en los términos en que ha planteado la Senadora Allende, que la verdad es de tal nivel que nadie va exceder y, por lo tanto, nadie va a ser sancionado.

Se ha puesto una vara altísima para que ello se cumpla. Se cayó porque no había quórum, porque además insistimos en que en materia… una tercera materia, que era el correcto funcionamiento -que está en el artículo número 1-, debía contemplar el cumplimiento de las normas laborales, el derecho de autor; en definitiva, la protección de quienes participan en el proceso de televisión, como actores, locutores; en definitiva, en materia laboral.

Allí tampoco hubo consenso, y el correcto funcionamiento, señor Presidente, no deja del todo claro el tema laboral. “Se entenderá por correcto funcionamiento de esos servicios el permanente respeto, a través de su programación, a los valores morales y culturales propios de la Nación; a la dignidad de las personas; a la protección de la familia; al pluralismo; a la democracia; a la paz; a la protección del medio ambiente, y a la formación espiritual e intelectual de la niñez y la juventud dentro de dicho marco valórico.”. Plenamente de acuerdo. A la democracia y al pluralismo espero que se cumpla, porque en todos estos canales de televisión, señor Presidente, escaseaban los panelistas de Izquierda. Los que llevaban de Izquierda, señor Presidente, están completamente de amarillo. O sea, en definitiva, no había, hasta que se incorporó en un programa de Televisión Nacional a la Presidenta de la CUT; pero ella es una dirigente sindical, y está Constitución le prohíbe ser candidato y la llevan como panelista político. Bueno, Bárbara, es muy bueno que ocupe ese espacio.

Pero está protección del pluralismo ojalá se diera para todos los sectores, no importa que sean minoritarios. ¡Y la Izquierda no es una minoría en este país; es un actor importante!

Pero, señor Presidente, no está el tema del cumplimiento de las normas laborales. O sea, el correcto funcionamiento de una concesión del Estado, un bien nacional de uso público, debiera contemplar el cumplimiento de la normativa laboral.

El Presidente Piñera hizo un extenso discurso ayer, el 21 de mayo, en su despedida, o más bien su programación del 2017, porque la verdad es que el 70 por ciento de lo que allí planteó son todos para el próximo Gobierno, y no incorporó nada de lo laboral. Un discurso de un 21 de mayo que no tiene ni una mención a los trabajadores de nuestra patria; ninguna de las reformas: sindicalización, derecho a huelga, protección.

Entonces, señor Presidente, aquí es sistemático dejar fuera los derechos laborales. Pareciera ser que el correcto funcionamiento fuera a cumplir todo aquello. Pero alguien que concesiona un bien nacional de uso público tiene que respetar los derechos de los trabajadores, y debieran estar incorporados en esta ley el derecho a la propiedad intelectual, tal como lo han planteado los sindicatos de artistas, de locutores y que ha sido reiteradamente negado.

Por tanto, hay tres observaciones al artículo, aun cuando estamos discutiendo -entiendo, señor Presidente- solo el tema respecto de la opción preferente. Para que nos aclare la Mesa. Fue el único precepto que quedó fuera en el debate: la opción preferente, aun cuando había tres elementos de cuestión: uno, la inclusión del correcto funcionamiento, que no acoge el tema laboral; dos, el uso preferente, que algunos queremos eliminarlo para que haya verdadera competencia, y tres, el tema de que cuando haya que terminar con la concesión no haya que tener el 50 por ciento de las infracciones del promedio de los canales concesionados; eso en un lapso de 10 años. Eso es decir “no hay ninguna norma”, porque no se van a cumplir. Lo dijo la Senadora Allende perfectamente con las estadísticas de los últimos 20 años.

Entonces, señor Presidente, aclarar si estamos discutiendo solo el inciso que dice relación con la opción preferente, o estamos discutiendo el articulado completo del 15 ter. Entiendo que es solamente el inciso de la opción preferente.

Y, por lo tanto, yo me voy a volver a oponer a que haya opción preferente, tal como lo hicimos la vez pasada. Yo hubiera preferido opción preferente para los pequeños, para los canales regionales, pero por cierto competencia de aquellos que quieren, legítimamente, hacer de su concesión un elemento de mercado; por cierto, de lucro necesario… La televisión abierta tiene que ser privada; pero para que sea competitiva yo creo que garantizarle y blindarle la concesión es un error.

¡Patagonia sin represas!
¡Nueva Constitución, ahora!
¡No más AFP, señor Presidente!

 

Intervención del senador Alejandro Navarro Brain en la sesión 26ª, miércoles 22 de mayo de 2013.

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *