“Inundados de Nonguén por condena contra el Estado: 7 años de recuerdo lacerante”

  • “Hoy se cumple un año más de las inundaciones en el sector de Nonguén que destrozaron las viviendas y perjudicaron la economía 6.853 personas y sus familias; todo por el negligente actuar del Estado en prevenir con una mantención adecuada la rivera del Río Andalién y Estero Nonguén, que tras la fuerte lluvia que azotó a la zona en el 2006, se desbordaron”, recordó el presidente del MAS.
  • Y, a su vez, Navarro recordó la experiencia del millonario juicio ganado en octubre del año pasado por los damnificados del Canal Papen, hecho que propiciará mejoras del sistema de aguas lluvias en el sector.

Hoy, en la conmemoración de las inundaciones del 11 de julio de 2006 en Nonguén, el senador Alejandro Navarro, señaló: “En este invierno, cada lluvia como la de estos días, revive las horas de sufrimiento de las familias damnificadas; la herida sigue abierta. Estamos a poco de que la Corte de Apelaciones falle y, creemos, será a nuestro favor. Estimamos que será así, pues si el MOP hubiese materializado las obras del Plan Maestro de Aguas Lluvias de Concepción a tiempo, se hubiesen evitado los desbordes del Estero Nonguén y Río Andalién”, aseveró el senador Alejandro Navarro.

El 6 de julio pasado vecinos y el senador Alejandro Navarro participaron de una velatón. Para este  sábado 13 de julio está programada una misa en memoria de la catástrofe, al mediodía en la Catedral de la Santísima Concepción.

Proceso judicial

El senador del MAS recordó que “la primera demanda que presentamos por inundaciones en Nonguén fue en el Primer Juzgado Civil de Concepción, el 11 de enero de 2008 por indemnización de perjuicios en contra del Fisco, en la que comparecieron 3.339 personas; la segunda demanda del 24 de julio de 2008, también de indemnización de perjuicios, en el mismo Juzgado y en contra, igual, del MOP, se suscribieron 3.514 personas; ambas acciones patrocinadas por el equipo de abogados encabezado por Adolfo Ortega y Marco Figueroa”.

“Son familias que lo perdieron todo. Sus electrodomésticos y artefactos de uso diario”, identificó Navarro, afirmando que “las respuestas que ha dado el Fisco ante nuestra demanda contra el Estado por $210 mil millones, no han sido para nada satisfactorias con respecto a la primera demanda. Niegan lo ocurrido e indican que la lluvia no era prevista. Tesis que no aceptamos”.

En esa línea, “el 19 de noviembre del 2009 dejamos establecido ante la Justicia que las fuertes lluvias que provocaron las inundaciones de cientos de casas fue a causa de desperfectos en los cursos, evacuaciones y drenaciones de agua. Dejamos clarificado que no alegamos la falta de servicio, sí las circunstancias que llevaron a la desgracia”.

Sin embargo, y como lo indicó Navarro: “Lamentablemente, estuvimos bajo el contexto del terremoto del 27F, y el 31 de marzo de 2010 se suspendió por 60 días el proceso judicial con el Consejo de Defensa del Estado”.

Una apelación legítima que se puede ganar

El congresista del Biobío continuó: “Pasó el tiempo y el viernes 31 de agosto del 2012 se dictó sentencia definitiva de Primera Instancia en la causa rol 271-2008 del Primer Juzgado Civil de Concepción. Se rechazó la demanda, pero se estableció la culpa del Ministerio de Obras Públicas, al sostener que las obras ejecutadas a la fecha de las inundaciones, eran precarias e insuficientes”.

Navarro explicó que “el rechazo se produjo, puesto el Tribunal estimó que no es posible determinar si la única causa o causa necesaria de los desbordes fue efectivamente la falta de servicio del Estado, ya que no le fue posible establecer cuáles obras estaban incumplidas a la fecha de las lluvias”.

Ante aquella respuesta del Juzgado, el senador Alejandro Navarro, comentó: “Presentamos una apelación a la Corte de Apelaciones de Concepción, ya que probamos que ninguna de las obras que dispone la Ley 19.525 estaban ejecutadas cuando cayeron las lluvias. Por ello, estamos atentos y esperanzados de que el próximo pronunciamiento judicial será favorable a estas más de 6.800 personas”.

El  triunfo de los damnificados del Canal Papen

Navarro expresó: “Contamos con la seguridad de que este juicio que llevamos en Nonguén, en los hechos es muy similar al juicio en defensa de los vecinos del Canal Papen, que se desbordó en junio de 2005. Fue el Estado -rememoró el legislador- el condenado por la Corte Suprema a pagar más de 400 millones de pesos a aquellas familias que perdieron todo en el sector de Los Boldos, en Chiguayante”.

El logro, sostuvo Navarro, “provino gracias una demanda en la que apoyamos con firmeza a 39 familias, pues tuvimos la convicción de que el Estado no cumplió con la construcción de las obras hidráulicas civiles que impidieran las inundaciones en épocas de lluvia”.

A lo anterior, enfatizó: “La Corte Suprema nos dio la razón al establecer que el Estado cometió infracciones a los artículos 1, 2 y 1° transitorio de la ley 19.525, normativa que regula el Sistema de Evacuación y Drenaje de Aguas Lluvias”. Y agregó: “Si no fuera por esto, no se podría pensar en un paso de mejoramiento al sistema de aguas lluvias en el Canal Papen”.

La defensa a estas familias damnificadas tienen, para Navarro, como objetivo colectivo que “sea el Estado el que vele para que en las ciudades y en los centros poblados existan sistemas de evacuación y drenaje de aguas lluvias que permitan su fácil escurrimiento. De esta manera, podamos prevenir todo daño que puedan causar las aguas lluvias a las personas, a las viviendas y, en general, a la infraestructura urbana”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

 

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.