“Juicio contra comuneros de Antiquina está plagado de testimonios contradictorios”

juicio

  • El parlamentario del MAS señaló que “tras escuchar a los testigos de la fiscalía y sus versiones contradictorias, queda cada vez más claro la escena teatral que han elaborado para inculpar a los comuneros”.

  • Policías reconocieron durante formalización, la colaboración de un Cooperador Ocasional, “una figura que lesiona el debido proceso, un testigo oculto, sin rostro, que nadie conoce”, indicó Navarro.

Tras haber presenciado en el Juzgado de Garantía de Cañete, la formalización de siete Mapuche acusados de ser autores del asalto a una camioneta en septiembre del 2015, el senador Alejandro Navarro fue claro, “no quedan dudas de que lo que aquí se ha hecho, está construido para inculpar a los comuneros”.

El presidente de la Comisión de DDHH del Senado, explicó que “hemos estado por muchas horas escuchando el relato de diversos testigos, de quienes dicen haber sufrido este ataque por parte de comuneros Mapuche y no deja de llamar la atención la discordancia entre sus relatos”.

“Se dice que entre el supuesto grupo de atacantes había una mujer”, ejemplificó, “y mientras algunos testigos señalan que era muy alta y corpulenta, la detenida tiene estatura promedio y una contextura normal”.

“Algunos dicen que andaba con una chaqueta rosada, otros con una azul y otros simplemente no recuerdan. Son muy extrañas sus versiones”, manifestó el parlamentario.

“Es interesante también cuando indican que fueron atrapados por dos vehículos y llevados a otro lugar, donde les habrían robado diversas pertenencias pero no sus teléfonos, con los cuales tuvieron mucho tiempo para enviar mensajes a través de whatsapp y que hoy se presentan como prueba”, añadió.

“Ejemplos así son diversos, donde los testigos cuentan una historia que varía de uno a otro, en las circunstancias y los detalles, pero donde coincidentemente concuerdan, cuando deben apuntar a comuneros Mapuche como responsables del hecho”.

Cabe mencionar, que la denuncia indica que la camioneta de la empresa Fumivar se dirigía hacia una forestal por el camino aledaño a la ruta entre Lleu-Lleu y Cañete, sector de Antiquina, cuando fue interceptada por individuos que se bajaron de dos vehículos, asaltando a sus ocupantes y robando especies, entre ellas una cámara, dos hachas, una motosierra y un GPS, avaladas en dos millones y medio de pesos.

Desmienten versión y señalan uso de Cooperador Ocasional

El parlamentario arguyó que “seis de los siete Mapuche estuvieron detenidos desde diciembre de 2015 hasta marzo de 2016, acusados por un testigo que no quiso prestar declaración en el juicio, de ser autores del supuesto asalto, el cual los involucrados desmienten”.

“Y ponen como ejemplo el caso de Fernando y Rodrigo Meliman y su prima Elvira Lincopi, quienes fueron dejados en libertad tras haber sido acusados de un supuesto robo con intimidación e incendio ocurrido en el fundo San Guillermo en junio del año pasado, al sur de la ciudad de Cañete”, ejemplificó Navarro.

Agregando que “las pruebas que se presentaron eran absolutamente insuficientes, por lo que el Ministerio Público no debió haber acusado a los hermanos Meliman ni a Elvira Lincopi, puesto los testimonios y reconocimientos que se presentaron no se ajustaban a los protocolos institucionales o de la Policía de Investigaciones, algo muy similar a lo que estamos viendo en este nuevo caso”.

“Es decir”, adicionó Navarro, “va quedando claro que este nuevo juicio se ha construido para inculpar a los comuneros, y sería un acto previamente planificado, ya que semanas después, el día 15 de diciembre, la PDI hizo un allanamiento en la comunidad de Antiquina, llegando 80 funcionarios más un helicóptero”.

“Y en dicho operativo, se llevaron detenidos a 7 miembros de la comunidad acusados de haber protagonizado el ataque según un testigo, quien, mientras duró la primera parte del juicio, desapareció y no quiso ratificar su testimonio”, añadió el senador por la Región del Biobío.

“Además, se ha dicho que las supuestas especies robadas fueron recuperadas, sin indicar desde donde sin embargo, siendo aun más interesante que del GPS supuestamente sustraído, y que por su condición debiese ser el más fácil de rastrear, no se ha hablado en lo absoluto”, adicionó.

Navarro recordó también que “gracias a toda esta trama, seis de los siete Mapuche estuvieron detenidos por meses en la cárcel de Lebu esperando la sentencia. Los abogados defensores lograron afortunadamente impugnar el procedimiento y tanto la Corte de Apelaciones de Concepción como la Corte Suprema ratificaron por unanimidad que el proceso estaba viciado”.

“Por ello, los acusados quedaron en libertar en marzo de este año. Puesto los argumentos y las pruebas presentadas en su contra son sin duda muy débiles, muchas de ellas falsas y tras escuchar a los testigos y a la policía reconociendo el uso de un Cooperador Ocasional, ha quedado claro que este es un acto fraudulento, construido para culpar a los comuneros”, finalizó el senador por la Región de Biobío.

La formalización continuará el lunes 20 de junio en el Juzgado de Garantía de Cañete y se espera una resolución para fines de la misma semana.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *