“Junta Nacional pretende seguir engañando a los bomberos del país”

Diputado Navarro, entregó informe de la Contraloría sobre manejo de recursos

bomberos

Su molestia por la manipulación y tergiversación que la Junta Nacional de Bomberos de las conclusiones que entrega el informe de la Contraloría, manifestó el diputado Alejandro Navarro, quien acompañado de superintendentes y oficiales de Paillaco, San Felipe, Santa María, Catemu, Llay-Llay, Putaendo y Coronel y contando con el apoyo de cuerpos de otras comunas y regiones, dio a conocer el documento que anteriormente sólo había sido comentado pro el presidente de la máxima instancia bomberil, Octavio Hinzpeter.

El parlamentario, que fue quien solicitó a la Contraloría realizar una acuciosa investigación sobre el adecuado manejo, destinación, uso y rendición de los recursos asignados desde el Estado, dijo que “Hinzpeter no puede pretender seguir engañando a todos los bomberos del país, así como a la opinión pública, sosteniendo mañosamente que la Contraloría no detectó ninguna irregularidad en su gestión, cuando eso no es cierto”.

“Llama la atención -agregó- que en su conferencia la Junta Nacional se haya referido al informe, sin mostrarlo ni difundirlo. En la página web www.bomberos.cl hay múltiples referencias sobre el informe, sin embargo, este no ha sido subido a la red. Por ello, hemos decidido subirlo a nuestra página web www.navarro.cl, y enviarla a los cuerpos de bomberos del país, a los alcaldes y concejales y a los intendentes, quienes constantemente entregan aportes a esta institución”.

Navarro señaló que “esperamos conocer opiniones, para que vean si les parece ‘normal’ que la Junta Nacional en el año 2002 haya pagado 930.884 millones de pesos en intereses por letras aceptadas en la compra de carros bombas y 331.576 millones de pesos en intereses por IVA diferido, lo que de acuerdo con los actuales acuerdos comerciales y tributarios, significa aumentar el valor final de esos vehículos en un 15 por ciento”.

El legislador socialista dijo que “respecto de la adquisición de los carros bombas, la Contraloría es muy clara al señalar que se ha comprado a un solo proveedor, sin llamar a licitación y que aunque recibió otras propuestas generales no pudieron hacer ofertas económicas competitivas porque nunca se les remitieron las características técnicas y financieras requeridas. Si quien usara de esta forma los recursos que entrega el Estado fuera un municipio, estaríamos acusando a algún alcalde de irregularidades, sin embargo, la Junta Nacional, en su declaración del 14 de diciembre de 2002 sólo defiende la posición de que no existe ninguna norma que los obligue a hacerlo”.

“Por eso -prosiguió- nos alegra que tanto el informe de la Superintendencia de Valores y Seguros de febrero de este año, como este informe de la Contraloría establezcan la necesidad imperiosa de que se efectúen licitaciones, así como establecer estudios de mejores condiciones para obtener créditos en este tipo de adquisiciones. Adicionalmente ha pedido que las rendiciones anuales se entreguen de acuerdo a las normas fijadas por el Colegio de Contadores, cuestión que hoy no ocurre, ya que la propia Price Waterhouse, en marzo del 2002, señala que realizó una auditoría sólo con informes en borrador, lo que parece francamente inaceptable”.

El diputado dice que “además, parece paradojal que quienes nos han acusado injuriosamente de querer dividir a los bomberos del país, en su administración de los recursos aparezcan generando discriminaciones cuyas razones de fondo no están del todo claras, por ejemplo, cuando el informe de la Contraloría indica que desde 1984 han sido entregados 727 carros a 243 cuerpos de bomberos, constatando que mientras 51 cuerpos no han recibido nunca un carro, hay otros 141 que han recibido más de uno, entre ellas las de Santiago y Ñuñoa -comuna donde es voluntario Hinzpeter- han recibido 30 y 22 vehículos respectivamente”.

Navarro indicó que “durante las próximas semanas recorreremos el país, invitados por varios superintendentes y otros oficiales que quieren conocer nuestra opinión de manera directa y no a través de versiones distorsionadas de nuestro único objetivo, que siempre ha sido transparentar el uso, la destinación y las rendiciones de los recursos públicos que se entregan a bomberos, porque sabemos que en muchos lugares del país no cuentan con los equipos o la infraestructura necesaria para desarrollar su insustituible labor de voluntariado que es reconocida y apreciada por toda la comunidad”.

Finalmente el parlamentario, dijo que “estamos estudiando nuevas acciones a desarrollar en conjunto con aquellos bomberos que recién se han enterado de que existían recursos que provenían de las sociedades anónimas, con aquellos que deben pedir dinero en las calles o en las casas pasando un sobre porque los recursos no llegan a ellos o, peor aún, con aquellos cuyos cuarteles se inundan en invierno, o que les cortan la luz por falta de pago, porque creemos que su digna y heroica labor debe ser respetada no sólo fuera de la institución, sino, fundamentalmente, dentro de ella”.

Prensa Oficina Parlamentaria

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *