“La decisión ahora es del Gobierno. Los Mineros cumplieron”

Sin título-3

El legislador del Partido País recordó que “los trabajadores pasaron navidad y año nuevo en la mina, esperando angustiosamente que desde La Moneda, accedieran a conversar con ellos para buscar una solución”.

“Y este lunes por la noche han salido a la superficie, luego de 43 días, tras escuchar la promesa del Gobierno para iniciar una mesa de diálogo que finalmente logre resolver el conflicto”, aseveró.

Destacando “la responsabilidad de los 70 mineros, quienes han completado 43 días encerrados a 600 metros de profundidad luchando por sus derechos”, el senador Alejandro Navarro, quien estuvo junto a los trabajadores en la salida, se refirió a la salida a la superficie de los trabajadores de la mina Santa Ana de Curanilahue, quienes depusieron la huelga iniciada el pasado 5 de diciembre”.

De acuerdo al presidente de la Comisión de DDHH del Senado, “los mineros han tenido la tranquilidad, la racionalidad, para entender que este esfuerzo tenía que terminar con un logro constructivo y a pesar del largo tiempo, tras la petición del Gobierno de salir de la mina para iniciar una mesa de diálogo, los trabajadores han confiado en el Ejecutivo y han salido del yacimiento luego de 43 días”.

Navarro agregó que, “yo estuve el sábado en la mina y en ese momento la decisión de los trabajadores era seguir a morir, pues sentían que habían sido dejados de lado por las autoridades y preferían mantenerse allí que tener que volver a sus casas sin el pan para la mesa”.

“Sin embargo”, continuó, “el Gobierno les ha asegurado que si regresaban a la superficie, iniciarían rondas de trabajo para buscar acuerdos y una pronta solución al conflicto para estos mineros que no quieren subsidios, solo quieren trabajar”.

“De esta manera, y ya que existe un privado interesado en el yacimiento y a las promesas de compra del carbón que se extraiga, solo falta que el Gobierno haga lo que ha repetido durante estos 43 días, y que era condicionar la mesa de trabajo a la salida de los mineros a la superficie”, recalcó el senador por la Región del Biobío.
Por su parte Luis Chandía, presidente del sindicato de los trabajadores, manifestó que, “los mineros realizan un gesto al salir de la mina, tras el compromiso del Gobierno de comenzar la mesa de diálogo si así se hacía. Por ello los mineros salen digamos, para no ser un obstáculo al avance del tan anhelado y justo arreglo que permita un nuevo emprendimiento de la Mina Santa Ana”.

Job Contreras, uno de los mineros que estuvo 43 días en huelga, señaló que, “estoy ansioso pero tranquilo a la vez, porque pensamos que hicimos las cosas bien; nosotros lo único que queremos ahora es estar con nuestras familias y luego trabajar tranquilos, confiamos en que vamos por buen camino”.

Ya está el comprador

El senador de Partido País, añadió que, “los mineros han tomado una decisión de altísima responsabilidad, pues son un grupo de hombres que tras todo este tiempo estaban con una carga psicológica tremenda, de gran incertidumbre, de desconfianza ante las promesas que se les hacían”.

“Por lo que al contar ahora con el poder de compra del mineral y con un empresario que ya decidió entrar a este emprendimiento como socio, solo falta que el Gobierno cumpla su palabra y busque la fórmula de entregarles los recursos que faltan para poder echar a andar la mina”, recordó el parlamentario.

Para el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, “la mesa de trabajo debe ir escalando, desde el nivel regional hasta el nacional, de manera que se ratifique este compromiso, pues quiero advertir que el Gobierno ha dicho que hay $1.100 millones disponibles”.

“Por tanto”, continuó, “hay que ver como hacemos que parte de ese dinero vaya al objetivo buscado; puede ser que con los instrumentos de la Corfo, todos legales., se cumpla el requisito, pues como ya lo hemos dicho, hoy en día hay un privado que en conjunto con los mineros, está disponible para administrar la mina, asunto que los trabajadores votaron antes de bajar a la mina”.

Agregando que, “existe el llamado Fondo de Activo Fijo, enmarcado en la Agenda de Productividad, Innovación y Crecimiento de la Presidenta Bachelet y que tiene como objetivo desarrollar y reactivar la economía, y que se ha aplicado como incentivo tanto en turismo, como en el plano forestal, por lo que se debe evaluar si se puede utilizar en este caso también”.

Responsabilidad del Gobierno

Respecto a la cantidad de tiempo bajo el yacimiento, Navarro señaló que, “aquí se debe haber marcado un récord, pues yo no recuerdo en la historia de este país que un grupo de trabajadores esté más de 40 días en el fondo de la mina, pasando incluso Navidad y Año Nuevo allí, protestando y haciendo una demanda al Gobierno, al Estado, para lograr algo tan básico como poder seguir trabajando”.

“Por ello es que yo pido al gobierno la misma responsabilidad que tuvieron los mineros, y que se cumplan los compromisos que durante tanto tiempo se han dicho, pues ha llegado la hora de cumplirlos”, enfatizó.

El senador del Partido País recalcó que, “yo tengo una opinión muy clara: hay quienes en el gobierno no les gusta la idea de que los mineros puedan administrar su propia mina; eso rompe con el modelo neoliberal, eso demuestra que los trabajadores si tienen la capacidad de generar ellos mismos su fuente de trabajo”.

“Debemos recordar que Curanilahue está dentro de una zona declarada de rezago”, prosiguió, “que poco y nada ha tenido de salida al rezago pues al contrario, se ha profundizado la crisis que aquí tiene 4 puntos conflictivos: la pesca artesanal, el conflicto del pueblo Mapuche, la pérdida de empleos de los trabajadores forestales y la situación de los pirquineros del carbón. Es decir, un cóctel extremadamente explosivo”, aseguró.

“Los mineros han aportado para resolver esto sin ningún tipo de incidente, han hecho lo suyo. Además, han localizado un privado, conversado de manera responsable, individualizando sus objetivos y eso se ha trabajado. Junto con ello, se ha acordado con proveedores de la región, consumidores de carbón, para comprar el producto y está la total voluntad a contribuir para resolver este conflicto, por lo que resta que el gobierno diga como va a proveer los insumos para que ese privado junto a los mineros puedan empezar a desarrollar la mina”, manifestó el parlamentario.

Alejandro Navarro finalizó señalando que “es necesario recalcar que hasta ahora no hay acuerdo; lo que hay es una propuesta, un voto de confianza y de fe de los mineros con el Gobierno, pues desde el Ejecutivo han dicho que harán todo lo posible por resolver esta situación”.

“Y con un Gobierno al que se le acaba el tiempo y con muy poca popularidad, aquí tiene una gran oportunidad de reivindicarse en la zona del carbón, por lo que espero que la Presidenta Michelle Bachelet no desaproveche esta ocasión con los mineros de Curanilahue, pues si no se cumple lo prometido, la verdad es que hay muy poco que hacer”, sentenció el legislador de Partido País.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *