“La discriminación hacia las mujeres en el trabajo es inaceptable”

Senador Navarro denunció eventual despido de 90 guardias del Metro:

metro-agencia-uno

Considerando “intolerable que haya empresas contratistas que, recibiendo recursos del Estado, utilicen subterfugios para finalmente hacer pagar sus pérdidas a sus trabajadores, especialmente a las mujeres que trabajan para ellos”, manifestó el senador Alejandro Navarro quien dijo que “el caso de las 90 mujeres que se desempeñan como guardias de seguridad en el Metro, como parte del servicio que presta la empresa Segel, que fueron trasladadas a las líneas donde esta empresa perdió la próxima licitación, es un acto de verdadera discriminación”.

El parlamentario señaló que “el hecho que la empresa Segel, del rubro de la seguridad, subcontratista del tren urbano, cambiara a 90 trabajadoras de la línea del Metro 4 y 4-A a las líneas 1, 2 y 5 del ferrocarril metropolitano no tendría nada de extraño, sino fuera porque en estas líneas perdió la licitación, lo que significa que se hace este cambio a sabiendas que esas trabajadoras quedarán sin instalaciones de trabajo y, por ende, eventualmente sin sus puestos de trabajo”.

“Esta medida -agregó- se hizo efectiva a contar del domingo 17 y considera sólo al personal femenino. Es decir, sólo las mujeres se quedarán sin instalaciones para trabajar, sólo a ellas se les restará el bono respectivo, sólo ellas deberán ser reubicadas, sólo a ellas se les podrá eventualmente despedir por término de obra o faena, sólo ellas tienen su trabajo asegurado hasta fin de mes. Los demás trabajadores -los hombres- pueden respirar tranquilos”

A juicio de Navarro, “este hecho demuestra lo que valen las mujeres para el mercado, lo que el mercado de trabajo está dispuesto a hacer con ellas, Las mujeres son actualmente un sujeto vulnerable, pues el mercado no las respeta. Por eso lo que se debe hacer es que la ley imponga el respeto que a ellas se les debe, madres trabajadoras, casi 10 de ellas con fuero maternal, es decir, embarazadas o habiendo recién tenido sus hijos, enfrentan este hecho injusto, esta discriminación. Esto es inaceptable”.

El senador socialista llamó a Clemente Pérez, Gerente General de Metro a “intervenir en esta discriminación, pues no es posible que una empresa del Estado tolere tal conducta. Los subcontratistas deben respetar los derechos de los trabajadores y el Estado no puede quedarse de brazos cruzados ante tamaña vulneración de la ley. El Metro no es tierra de nadie, es territorio chileno, y la ley chilena también vale ahí”.

El legislador indicó que “el artículo 2° del Código del Trabajo establece claramente que los actos de discriminación son las distinciones, exclusiones o preferencias basadas en motivos de raza, color, sexo, edad, estado civil, sindicación, religión, opinión política, nacionalidad, ascendencia nacional u origen social, que tengan por objeto anular o alterar la igualdad de oportunidades o de trato en el empleo y la ocupación. Estos actos están prohibidos por el Código. Las multas aplicables por la Inspección del Trabajo ascienden a las 60 UTM, de acuerdo al artículo 477 del mismo Código del Trabajo”.

Finalmente, Navarro anunció que pondrá estos antecedentes en manos de la Directora Nacional del Trabajo, Patricia Silva, y de la Directora Nacional del Sernam, Laura Albornoz, para que tomen conocimiento de ellas, actúen de acuerdo a sus atribuciones y para que en conjunto, busquemos las mejores formas para perfeccionar nuestra legislación laboral y evitar que abusos como éste vuelvan a ocurrir”.

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *