“LA LEY DE DIVORCIO SE VA A ETERNIZAR EN EL SENADO” CON ELLO, NO SE RESPETA EL SENTIR CIUDADANO RECOGIDO EN LA ÚLTIMA ELECCIÓN

El diputado Alejandro Navarro pedirá al gobierno suma urgencia para su despacho:

Closeup of a man signing divorce papers.

El proyecto de ley de matrimonio civil despachado por la Cámara de Diputados y que actualmente se encuentra en Comisión de Constitución, Legislación y Justicia del Senado contempla distintas alternativas para enfrentar los quiebres matrimoniales, como son las nulidades, las separaciones y el divorcio vincular. Lo que nos preocupa en estos momentos es la negativa de algunos sectores de aceptar la disolución del vínculo matrimonial y la figura legal del divorcio, sin hacer oído a la opinión ciudadana que cada vez más adhiere a la necesidad de legislar sobre este tema.

El parlamentario -expresó- que el cambio que tanto es exaltado por sectores políticos y en especial la UDI, queda absolutamente vacío frente a temas de importancia, donde se ha mantenido oculta la opinión frente al divorcio y sus implicancias. Todos los sectores deben fijar sus posiciones para que la gente sepa de una vez por todas quienes son los actores políticos que se oponen a esta ley. Nosotros estamos por “dar contenido al cambio” y esto se traduce en discutir y aprobar ahora una Ley de divorcio en Chile.

El diputado -manifestó- que “se equivocan quienes piensan que defender una ley de divorcio es atentar en contra de la familia”. Más que nunca se está por proteger a las familias, entendiendo que este concepto se ha diversificado y debe ser validado. Si bien la estructura básica de la familia es la constituida por ambos padres e hijos, la cual representa un 55% del total de tipos de familia, no debemos desconocer que existe un 28.6% de familias extensas constituidas por dos o más hogares; las que sólo cuentan con el padre o la madre, que representan el 8.4%; y en un porcentaje similar los núcleos unipersonales, con un sólo adulto sin hijos.”

Agregó que, junto con los cambios de tipos de familia; la tendencia advierte la disminución de su tamaño. En los últimos 10 años ha disminuido el número promedio de hijos de 4 a 2 por núcleo familiar. Además las más de 32 mil denuncias de violencia intrafamiliar en los últimos dos años son una muestra del maltrato al que son sometidos las personas más vulnerables dentro de los hogares.

En cuanto al estado actual del matrimonio señaló que “hoy en día la sociedad sometida a fuertes cambio ha visto modificada su forma de practicar la vida en pareja. Si tradicionalmente el matrimonio aparecía como la única manera de constituir familia, hoy vemos que la tendencia es que los chilenos y chilenas se casan menos y, aquellos que lo hacen, tienden a separarse más que antes. En la última década, la tasa de nupcialidad a disminuido a la mitad y las nulidades han aumentado el doble. Si bien no existe registro oficial de las separaciones de hecho, una encuesta realizada por la Fundación Chile 21, en julio del 2001, los entrevistados señalan que 3 de cada 10 parejas están separadas.”

Fuentes del INE confirman esta realidad ya que a 1980 teníamos 86.001 matrimonios y 3.072 nulidades, en el año 2000 estas tasas variaron a 62.073 matrimonios y 6.654 nulidades. La menor tasa de nupcialidad se asocia a una postergación de la opción matrimonial, en que aumenta la edad de los contrayentes. Según estadísticas oficiales, entre 1980 y 2000 la edad promedio para casarse se ha elevado de 27 a 30 años en el caso de los varones y de 23 a 27 años, en el caso de las mujeres.

Se debe también considerar que el incremento de los hijos fuera del matrimonio y la situación de las adolescentes embarazadas que cada vez más, optan por dar a luz fuera del matrimonio. Las cifras del año 2000, muestran que más del 48% del total de hijos nacidos, se dieron fuera del matrimonio. Además del total de nacimientos registrados en 1999, al menos el 15% proviene de mujeres jóvenes entre 15 y 19 años que son solteras.

El diputado Navarro afirmó que “frente a esta realidad nacional y concientes que los cambios sociales deben estar acompañados de cambios legislativos”, la única opción viable es enfrentar la situación y eso debemos hacerlo ahora, y no dejar durmiendo en el Senado los temas que la sociedad chilena nos está exigiendo sean tratados con prontitud.

El parlamentario expresó que “Chile es el único país que no cuenta con una ley de divorcio para regular las rupturas matrimoniales; es importante que como legisladores podamos entregar mecanismos de solución frente a la ruptura irremediable del matrimonio; terminar de una vez por todas con la hipocresía que significa hoy el matrimonio civil.

Según dijo el diputado, “es necesario entender que la ley de divorcio no atenta contra el matrimonio, porque entendemos bien, legislar sobre el divorcio no obliga a nadie a divorciarse, pero es una oportunidad para quienes lo necesitan.”

El diputado Navarro expresó que, “aunque el Senado apruebe la discusión de esta Ley, pueden pasar muchos años sin tener resultados en el tema. Hoy realizamos un encuesta en el centro de la ciudad de Concepción, en que miles de personas tuvieron la oportunidad de expresarse frente al tema del divorcio y con este resultado nos enfrentaremos a una nueva discusión, demostrando que si existe interés nacional por este tema. Vamos a pedir al gobierno le otorgue urgencia a el Senado y conduzca un debate abierto, rechazando de plano la política del avestruz que hasta ahora ha tenido la propia concertación.”

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *