Lenguaje como el de Camilo contra Ominami dividió al PS en el pasado

Senador Navarro dijo que diversidad de ideas debe ser fortaleza no debilidad

220px-carlos_ominami

Su rechazo “al lenguaje utilizado por Camilo Escalona para cuestionar, criticar y denostar a Carlos Ominami, a raíz de las declaraciones que éste ha hecho a la conducción económica del gobierno”, manifestó el senador Alejandro Navarro quien dijo que “está fuera del acervo cultural del socialismo descalificar las ideas. Esa fue una de las razones por las cuales nunca el PS adhirió al stalinismo. Y fue un lenguaje como ese el que, en distintos momentos de la historia, dividió a nuestro partido”.

El parlamentario indicó que “comparar a Ominami con Altamirano, de manera peyorativa como lo hizo es pretender estigmatizar gratuitamente ideas actuales y de gran respaldo popular como el rechazo al modelo económico. Creemos que Camilo se equivoca al descalificar las ideas y denostar a las personas. Por ello, pediremos que esto sea discutido en la Comisión Política, de tal manera que el presidente del partido pueda explicar sus declaraciones sobre ideas a las que muchos adherimos”.

“Esta forma de debate -prosiguió- no es conducente al interior del PS ni tampoco al interior de la Concertación. Ahogar el debate y no enfrentar los problemas puede significar el fracaso de la Concertación. Por eso, muchos de los que hemos esfuerzos porque la Concertación sea mayoría en el Parlamento, lo que hemos pedido son mecanismos de resolución de conflictos. Sin embargo se ha optado por el camino aparentemente más fácil y más corto de forzar una disciplina que se entiende sólo como una limitación al debate. Es esa actitud es la que ha generado una falta de liderazgo en la Concertación y que al parecer al final terminará asumiendo la Presidenta”.

Navarro señaló que “el país, el mundo y el partido tiene una visión más amplia que la de Camilo. El símil con el gobierno de Allende es una comparación trasnochada. Además, pretender culpar a quienes no eludimos el debate y expresamos nuestras ideas los líos de la Concertación es una patudez, porque más que un giro a la izquierda lo que estamos planteando es un giro hacia la ciudadania. Le estamos diciendo a la Presidenta, que cuando dude escuche la voz del pueblo, de los ciudadanos, que se fortalezca en la ciudadanía. Los ciudadanos pueden equivocarse pero van a ser sinceros, y no tendrán una actitud de colaboración cínica e interesada de la derecha”.

“Creo -añadió- que el problema no se resuelve por la via de la disciplina represiva. En lo partidario también se debe ser autocrítico y reconocer que hace rato que las ideas se guardan bajo la alfombra. Y a la inversa del ejemplo de Camilo el partido tampoco se puede dirigir desde La Moneda. El PS requiere urgentemente un debate más político acerca de su rol con el gobierno. Esto deja fuera de discusión nuestra lealtad con la Presidenta. Camilo se equivoca al tratar de ser el guardián de Bachelet. Una lealtad ciega nos puede llevar a un objetivo contrario al buscado, especialmente cuando el PS tiene escasa incidencia en lo que hoy decide el gobierno”.

El parlamentario dijo que “el presidente del PS no tiene licencia especial para criticar, puede hacerlo pero que también asuma con tolerancia las respuestas. Es muy fácil tener el timbre de la izquierda y comportarse como un liberal. Además, liderar la nueva izquierda no le da patente exclusiva de izquierda, y aunque debatir quién es más de izquierda en el PS es ocioso, hay algunos que se ponen el título de izquierdistas, ganan elecciones internas con ese sello, pero sus acciones y decisiones cada dia se alejan de la izquierda, de su autodenominada condición de izquierda”.

Sobre las declaraciones de Ominami y sus críticas al ministro Velasco, el legislador indicó que “creo francamente, que Velasco debiera escuchar a Ominami, que tiene más experiencia. A Ominami le tocó combatir la dictadura y articular la economía del primer gobierno de la transición. Merece ser más escuchado. Y eso no significa estar contra velasco. No tengo dudas del compromiso y de la capacidad del ministro de Hacienda, pero quizás su soberbia juvenil lo traiciona”.

“Somos muchos más -agregó- los que al igual que Ominami queremos la corrección del modelo económico, porque coincidimos plenamente que este modelo no es capaz de soportar la implementación del programa de la Presidenta Bachelet. Notificamos que vamos a seguir en este debate, porque nos parece legítimo, justo y necesario. Y también lo vamos a discutir en el seno del PS, que es nuestra casa, donde vamos a estar siempre, aunque a algunos a lo mejor no les guste”.

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *