“LEY DE INDULTO Y NUEVA CARCEL TIENEN URGENCIA CRITICA”

Diputado Navarro y visita a terrenos para nuevo recinto penitenciario en VIII Región.

gendarmeria
Su convicción de la necesidad de que “tanto la tramitación del proyecto de ley de indulto presentado por la Comisión de Derechos Humanos del Senado como la construcción de la nueva cárcel para la VIII Región del Bío-Bío tiene una urgencia crítica frente al actual cuadro de hacinamiento que allí existe”, manifestó el diputado Alejandro Navarro.

El parlamentario socialista dijo que “es posible y necesario anticipar la construcción del nuevo recinto carcelario, ya que existen 70 hectáreas disponible. Ello además, en el contexto del mensaje presidencial permitiría adelantar obras públicas generando fuentes de empleo. Para eso sólo falta, y así lo solicitaremos, que se destinen los recursos necesarios y se introduzcan algunas modificaciones al proyecto original que sólo contempla 1.000 nuevos cupos, ya que actualmente la población penal en El Manzano está sobrepasada en 1.235 internos, debiendo además considerarse que allí estarán los reos rematados de toda la región”.

En lo referido al proyecto presentado por la Comisión de Derechos Humanos del Senado, Navarro dijo que “ahora que comienza le nueva legislatura le solicitaremos al Presidente Lagos que de a este proyecto toda la urgencia posible para que pueda ser implementado a la brevedad, ya que evidentemente además de cumplir con todos las consideraciones jurídicas necesarias es una moción de consenso político”.

El legislador del PS indicó que a “escasos meses de la partida del primer programa de infraestructura penitenciaria privada, vía concesiones, ya son cuatro las empresas precalificadas para participar en el proceso, el que considera en su fase inicial la construcción y operación de recintos en Iquique, La Serena y Rancagua, con inversiones por un monto de 75 millones de dólares”.

“Entre estas empresas –prosiguió el parlamentario- están las empresas chilenas Delta y Sodexho y las españolas OHL y Sacyr, españolas. Salvo Sodexho, estas son empresas que ya han participado en el sistema de concesiones, controlando importantes carreteras tanto en el norte como en el sur del país”.

“A su vez –indicó- ya se están constituyendo los consorcios participantes –entre las firmas precalificadas- quienes deberán presentar sus ofertas técnicas en agosto próximo, y en septiembre se realizará la apertura de las propuestas económicas. En esta segunda etapa es donde se contempla licitar las cárceles de Concepción y Valdivia, con una inversión de 50 millones de dólares, proceso que está contemplado se inicie en octubre de este año. Es esta etapa la que queremos modificar, adelantando los recursos para la construcción del penal de Concepción, en la primera etapa y no en la segunda”.

Una tercera etapa en esta nueva modalidad de construcción de cárceles vía concesiones contempla la licitación de dos recintos en la Región Metropolitana, y otras en Antofagasta, Puerto Montt y la Quinta Región interior.

Respecto del proyecto surgido de la moción de los senadores Vierta-Gallo (PS), Ríos (RN), Urenda (UDI), Silva Cimma (PRSD) y Sabag (DC), presentada con fecha 15 de noviembre del año pasado, Navarro recordó que “ésta recoge el planteamiento hecho por el Papa y por la Conferencia Episcopal de Chile y da cuenta de la sobrepoblación penal, un insuficiente número de funcionarios y la importancia de las cárceles en el proceso de rehabilitación”.

El diputado recordó que “este es un proyecto limitado a beneficiar personas que han sido condenadas por delitos de menor gravedad, que no estén cumpliendo más de una condena y que no sean reincidentes, que sean de edad avanzada, madres con hijos menores de edad o que presenten una enfermedad irrecuperable o invalidante, exceptuándose ”.

Asimismo el legislador recordó que “el indulto ha sido aplicado en trece oportunidades, desde 1.823, siendo considerado siempre como un estímulo a la reinserción social de los condenados y en reconocimiento al rol que el sistema penitenciario debe cumplir en la rehabilitación de quienes delinquen, especialmente por primera vez”.

Navarro especificó que “si el condenado ya hubiese recibido una rebaja anterior, la rebaja de penas vía indulto se calcula sobre la pena ya reducida y en el caso de que algún beneficiario del indulto cometa algún crimen o delito simple durante el tiempo que le hubiera restado al cumplimiento de su condena, sufrirá la pena pertinente a ese delito o crimen y además lo que le hubiera sido rebajado por medio del indulto”.

Fuente: Prensa Oficina Parlamentaria

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.