Ley Sayén: “Ningún bebé debe crecer en una cárcel”

 

mapuche_ley_sayen

  • Senador Navarro llamó a Gendarmería a acatar fallo judicial para que Lorenza Cayuhan permanezca junto a su hija Sayén en un recinto hospitalario por tres meses.

  • El parlamentario presentará un proyecto de ley para posponer el cumplimiento de la condena en caso de mujeres con hijos recién nacidos.

El senador Alejandro Navarro fue informado por la familia Cayuhan, de que Sayén -hija de la comunera mapuche Lorenza Cayuhan– fue dada de alta, por lo que ambas podrían ser trasladadas de regreso a la cárcel de Arauco, donde la comunera cumple condena en el marco del conflicto mapuche.

Recordemos que el caso de Lorenza Cayuhan se visibilizó luego de que Gendarmería la hiciera dar a luz a su hija Sayén, engrillada de los pies. Esta situación generó la indignación trasversal y la presentación de diversas acciones judiciales.

Actualmente Lorenza y Sayén se encuentran en la clínica Sanatorio Alemán, luego que la Corte de Apelaciones penquista acogiera un recurso de protección presentado por el senador Navarro con el fin de que Lorenza permanezca junto a su hija en la clínica, con el fin de garantizar el apego y el amamantamiento a libre demanda de la bebé que nació prematura.

Tras el alta médica de la bebe, la familia se encuentra preocupada por el traslado de ambas a la cárcel de Arauco. Ante esta situación el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, senador Alejandro Navarro, instó a Gendarmería a acatar el fallo de la Corte y que Lorenza permanezca junto a su hija Sayén en un recinto hospitalario por tres meses a lo menos.

A juicio del senador Alejandro Navarro “ningún recinto carcelario cumple las condiciones para que la relación madre e hijo se desarrolle en un ambiente saludable, más aun en el caso de una bebé nacida prematura y pesando 1.8 kilos”.

Para el legislador “lo ocurrido a Lorenza Cayuhan y su pequeña hija Sayén Nahuelán abre el debate respecto a la relación madre-bebé dentro de las cárceles, especialmente respecto de los efectos que conlleva la privación de libertad en los niños y niñas”.

En Chile actualmente, poco más de 50.000 mujeres están cumpliendo penas de cárcel en Chile, lo que corresponde a 15% de la población penal. El 95% de ellas son madres, y unas 25.000 tienen hijos menores de edad.

“Si bien, existe un programa a nivel nacional que permite que las madres privadas de libertad vivan con sus hijos menores de un año al interior de los recintos penitenciarios, este sólo cuenta con 148 plazas en todo el país”, dijo Navarro.

En este sentido el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Senado señaló que “Chile debe adecuar su políticas penitenciarias a fin de permitir que la relación madre e hijo se desarrolle en un ambiente saludable”.

El senador Navarro indicó que en las próximas semanas ingresará un proyecto de ley que cautele los derechos del niño en los casos en que su madre sea condenada, “estamos estudiando diversas alternativas como permitir que las mujeres embarazadas o con hijos pequeños puedan posponer el cumplimiento de la condena impuesta o, en su defecto, generar los cambios que permitan de la aplicación de penas sustitutivas a la privativa de libertad”.

El legislador señaló que “otra alternativa que se ha implementado en países desarrollados es la implementación de residencias familiares o comunitarias, de esta forma los niños se desarrollan en un mejor ambiente y al mismo tiempo se resguarda seguridad pública. Esta figura está presente en la legislación de países como Polonia, Finlandia, Alemania, Inglaterra, Holanda, Australia y Estados Unidos y en 32 de los 50 estados de EEUU”.

Finalmente Navarro señaló que buscará los apoyos necesarios para que sacar adelante una “Ley Sayén” con el fin de “que se consagre el principio que ningún niño debe crecer ni vivir su primera etapa en una cárcel”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *