“Llevar militares a la frontera Perú-Bolivia es una acción de alto riesgo”

El senador del Partido Progresista, Alejandro Navarro, ha declarado ya en varias ocasiones que la intención del presidente Sebastián Piñera de incorporar a las Fuerzas Armadas en la lucha contra el narcotráfico en las fronteras es un error. Un error por una serie de razones.

El ejecutivo se ha contradicho y luego ha tomado la decisión sin consultar al parlamento. Ahora, el Decreto Supremo que habilita el establecimiento de militares en la frontera con Perú y Bolivia es evaluado por Contraloría. El resultado definirá si se mueven o no tropas en el corto plazo hacia Arica y los pasos fronterizos clandestinos.

Es una acción que instala tensiones en un territorio de por sí complejo. Primero, Piñera comunicó informalmente a los gobiernos de Perú y Bolivia, sin consultar ni coordinar acciones, pues si de control de narcotráfico se tratara, podría ser de beneficio cierto nivel de coordinación con los vecinos.

No sabemos cómo pueden reaccionar los países vecinos ante la provocación diplomática. Es probable que se vean impulsados a hacer algo parecido y pronto tendremos una frontera militarizada que acumulará tensiones y donde podrían ocurrir impasses lamentables entre militares. No queremos ver eso, es completamente evitable. 

Equipo de Comunicaciones

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.