“Lo advertimos: contaminación de vertedero Chaimávida arriesga severamente la naturaleza y los vecinos”

“Solicitamos inmediata paralización del depósito diario de basura hasta que la empresa demuestre que la crisis está controlada”. Estas fueron las palabras del senador y miembro de la Comisión de Medio Ambiente, Alejandro Navarro, a principios de julio, pronto  a la emergencia sanitaria ocurrida el 28 de junio de 2013, en la localidad de Chaimávida, cuando un desprendimiento de tierra averió un ducto del vertedero Hidronor Copiulemu, por lo que fluyeron líquidos contaminantes hacia el canal Las Puyas, desde el que se extrae agua para el consumo humano.

 

Imagen: agenciadenoticias.org

Este jueves la Superintendencia de Medio Ambiente impuso cargos contra la empresa y Navarro junto con reiterar su llamado de hace meses, anunció: “Con las conclusiones emanadas, entonces, más que ayer y con fundamentos sólidos, exigimos que el vertedero cese sus funciones y responda por los daños cometidos”. Y lamentó que “Hidronor Copiulemu haya obligado a emprender la vía judicial como resolución de conflictos, cuando perfectamente ante la ciudadanía podían haber emprendido un plan de compensación y mitigación, como correspondía”.

 

El legislador del MAS detalló las falencias del Relleno Sanitario e Industrial Copiulemu S.A., que había advertido que ocurrirían hace 14 años atrás, y que hoy son explicitadas en el informe del fiscal instructora del procedimiento sancionatorio de la SMA, categorizadas en 7 puntos relativos a: medidas de prevención de riesgos, la obligación de realizar ensayos de calidad de residuos, los taludes del relleno sanitario, el manejo de lixiviados y riles, el cierre de la etapa 1 del depósito de seguridad, el manejo del biogás y de contingencias. Asuntos por los que la empresa tiene un plazo de 10 días para presentar un programa de cumplimiento y de 15 para entablar descargos.

 

Entre las más graves faltas, Navarro destacó que “como lo menciona el informe, la basura queda expuesta y es arrastrada por el viento. El laboratorio no cuenta con los equipos de análisis instrumental de calidad de tratabilidad, lixiviabilidad y ecotoxicidad ni información del control de tratamiento de riles, omitiendo exámenes de tratamiento y post tratamiento de residuos. La recepción de riles de terceros es en una piscina distinta a aquella establecida por la RCA N° 153/2007. La capacidad de la planta de tratamiento de riles es inferior a lo establecido en la RCA N°84/2009”.

 

Y continuó: “Por el arrastre de aguas lluvias, se ha formado cárcavas en donde emerge material de residuo sólido de color negro y deficiencias en el sistema de captación y/o conducción de biogás a la antorcha correspondiente, por lo que se emiten burbujas de biogás a la atmosfera”.

 

Dentro de los incumplimientos, Navarro puso un fuerte énfasis en la omisión de llevar a cabo las medidas establecidas en el plan de actuación en caso de accidentes, “que implicaron evidencias de derrame y escurrimiento de lixiviados hacia el canal perimetral de aguas lluvias adyacentes al depósito de seguridad N°3 y su establecimiento, mediante canal perimetral de aguas lluvias hacia Ruta-O50”, dijo el senador referenciando el informe que delató detalles del accidente del invierno pasado.

 

En punto seguido, el congresista de la Región del Biobío, producto de la fuerte lluvia de fines de junio del 2013 que ocasionaron la contingencia crítica ocurrida, agregó que “la SMA ratificó que la presencia de líquido contaminante en el canal aguas lluvias no fue constatado oportunamente”.

 

Por tanto, acciones legales para que el vertedero sea cerrado, según el senador Alejandro Navarro, “pueden ser altamente efectivas”, recordando nuevamente que “el Relleno Sanitario Quilmo de Chillán, por 10% de los problemas que tiene el Vertedero Hidronor Copiulemu fue cerrado. Esperamos, entonces, que el trámite vaya a favor de los vecinos y el medio ambiente perjudicado”, aseveró.

 

 

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

 

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *