Lobby nuclear es presión indebida hacia Presidenta Bachelet

Sosteniendo que “el lobby nuclear que están haciendo las empresas francesas y rusas en Chile, directamente, o el que están desarrollando abiertamente algunos actores científicos y políticos, es ffrancamente una presión indebida a la Presidenta Bachelet”, el senador Alejandro Navarro dijo que “llama la atención que quienes han desestimado y cuestionado la metodología del trabajo en comisiones impulsado por este gobierno como mecanismo de consulta en distintos temas, estén tan interesados en el informe de la Comisión Zanelli”.

El parlamentario señaló sobre lo mismo que “es lamentable lo que está ocurriendo con el trabajo y próximo informe que entregará esa comisión, porque el lobby brutal que se está realizando detrás de esta promoción de la energía nuclear como la “salvación” para nuestro país en materia energética ha permitido que ya existan versiones extraoficiales sobre lo que concluiría ese informe, por lo que ya antes de conocerse está deslegitimado. Aqueí lo que sigue en pie, más allá de especulaciones e interpretaciones antojadizas es que hay un compromiso de este gobierno de no propiciar el uso de esa energía”.

“Y no se trata -agregó el legislador- sólo de lo que contempla el acuerdo de Chagual, suscrita por la actual mandataria y las organizaciones mediomabientales en esta y otras materias, sino porque claramente -y esto también a veces parece olvidarse convenientemente- el programa de gobierno que le ofrecimos a ciudadanía no dice nada sobre energía nuclear, sino que por el contrario plantea como meta y compromiso aumentar en un 15% la generación eléctrica al 2010, sobre la base de energías renovables no convencionales, como eólica, biomasa o hidráulica de pequeña escala”.

Finalmente Navarro dijo que “más que este repentino interés de algunos en instalar en la agenda país un tema que hasta hace mucho no estaba presente, por los costos y riesgos que representa, debiéramos concentrar energía en otro tema que está en el programa de gobierno de la Concertación y que es la construcción de una Estrategia Nacional de Cuencas que permita identificar, en base a la mejor información científica, aquellas cuencas que se pueden intervenir, así como las que es de interés nacional preservar”.

Prensa Oficina Parlamentaria

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.