“Lobbystas antiroyalty han vendido su alma al diablo”

Diputado Navarro autor de proyecto “regulación del lobby en Chile”

navarro

• Trabajar para el enemigo en política tiene un solo nombre “mercenarios” y como estos no tienen bandera ni patria deben elegir entre el Partido Socialista, la Democracia Cristiana o sus empleadores mineros.

“El Partido Socialista sancionará a todo aquel que siendo militante esté haciendo lobby a favor de las mineras” así lo sentenció el diputado Alejandro Navarro quien aprobó fehacientemente la medida tomada por su conglomerado. Subrayando, además que “aquí hace falta apurar el proyecto que duerme en la Cámara desde hace tres años por no tener suma urgencia” .

Navarro, autor de un proyecto de ley que busca regular el lobby en Chile, explicó que “éste tiene su principal fundamento en cautelar el régimen democrático a través de la regulación de la conducta pública por parte de quienes ejercen un cargo de autoridad amparada sobre los principios de la probidad, transparencia y responsabilidad ética, que respalden la toma de decisiones que dichas autoridades realizan en los actos públicos que le son propios; evitando las influencias o presiones indebidas de personas o grupos de interés. Este tipo de actuaciones son conocidas con el término anglosajón de “lobbyng”, que significa reunión de pasillo, es decir, aquellas actividades que realizan personas o entidad ante autoridades públicas para influir o presionar en la decisión de algún asunto público.

Así mismo señaló que el proyecto de ley “pretende que las personas conozcan en forma fehaciente e informada los actos de las autoridades públicas; es decir, que cualquier ciudadano pueda aspirar a tener iguales oportunidades para acceder a la información pública, de modo de orientar su toma de decisiones debidamente”.

El parlamentario dijo que “siendo de notoriedad pública, la ausencia de regulación en torno a la actividad de lobbying, que evite la confusión con otras actividades rechazadas éticamente o sancionadas como delitos, tales como son el trafico de influencias, el cohecho y fraudes. Es fundamental para el Estado, que esta actividad requiera de un estatuto legal que le permita desarrollar su labor bajo reglas claras y transparentes. Además, para prever el acceso de las actividades de “lobbying”, que entre otros, tiene por objetivo, ejercer influencia en el poder ejecutivo, legislativo y judicial, con el propósito de regular su origen, uso y abuso,

“Es por eso -continuó- que lo que intentamos es regular una actividad millonaria, que es en Chile es legal o más bien no es ilegal, y que ha llegado a un límite. Hoy tenemos lobbystas por todas partes y , lo que es peor, en todos los partidos, lo que dificulta el libre ejercicio de la democracia y la transparencia política”.

“Por lo que es importante que los llamados lobbystas, como Enrique Correa y Francisco Cumplido, se definan así mismo, pero que tengan en cuenta su condición partidaria porque no es aceptable intervenir a favor de las mineras cuando en el partido socialista acordamos respaldar el proyecto Royalty incondicionalmente. Por ello también es urgente que se definan los roles y la incompatibilidad política y ética entre ser parte de la Concertación y estar contratado por el concejo minero”.

Junto a todo lo anterior Navarro señaló que “a pesar de que para estas elecciones el financiamiento del gasto electoral estará regulado, está claro que la incidencia que el dinero sigue teniendo es inmensurable siendo su principal aliado el lobby. A modo de ejemplo, en Chile, el gasto de las campañas parlamentarias de 1997 fue de $ 39.000 millones. Siendo calificadas como excesivas, toda vez que son proporcionalmente mayores a las que se registran en Estados Unidos o Japón, países que presentan los más altos niveles de gastos en el mundo”.

El legislador PS autor de la iniciativa de regular el lobby señaló que “el proyecto de Ley del Gobierno recoge casi un 80% de mi proyecto inicial, sin embargo excluye la regulación del lobby en los tribunales, pero después del caso MOP-Gate, del caso de la jueza Chevesich, está más que claro que debe ser regulado”.

“Además -añadió- en la primera sesión que se hiciera en la Cámara baja, el ministro de justicia Luis Bates me reconoció la imposibilidad que el ministerio de Justicia regule ésta actividad, es por eso que confío que será la Contraloría General de la República quien tenga las facultades para hacerlo tal y como lo expresé en mi proyecto de Ley”

El diputado PS comentó que “Chile pagó más de 6.5 millones de dólares a lobbystas en Washington para poder aprobar el TLC, esto reconocido abiertamente por la ministra Alvear. Y las salmoneras chilenas se gastaron 14, 5 millones de dólares en su lucha por la acusación de dumping en Europa en contra de los salmones de nuestro país. Por eso resulta ridículo que el Gobierno pague a lobbystas en el mundo y que en Chile no se esté regulada esta actividad”.

Navarro lamentó que “el primer proyecto de ley que pretendía regular el lobby y que presenté yo duerma aún en la Cámara debido a su lenta tramitación, eso a todos nos deja claro de las escasas facultades que tenemos los parlamentarios y que en Chile existe una verdadera Monarquía Presidencial y que la SOFOFA es un partido más de la derecha”.

Con todo lo anterior el parlamentario dijo que también “el lobby está en todos los ámbitos de nuestra sociedad, como en el espectáculo y en la TV, aunque con nombre chilensis, como el compadrazgo o el pituto y la verdad sea dicha, que todos conocen quienes son los lobbystas en su cancha”.

“Es más -acotó- en la roja de todos, en la selección chilena, es conocido el lobby primero para quedar en la nominación y luego para subir el bono y las utilidades de sus ventas. Inclusive, sin ir más lejos, la iglesia no se escapa de esta calificación, es sabido que ningún cardenal llega a serlo sin un lobby directo con otros cardenales o hasta con el mismísimo Papa”

Navarro reconoció que “todos hacemos lobby y lo importante es que sea transparentado. Yo lo he hecho y lo continúo haciendo ya sea a favor de los pescadores artesanales de mi distrito, a favor de las pequeñas empresas y de los cuenta corrientistas menores, lo admito, y me incomoda, por eso que presenté el proyecto y expongo la urgente necesidad de que sea ley en el más corto plazo”.

Prensa Oficina Parlamentaria

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *