Lorenza Cayuhan declarará hoy en Fiscalía y ayer fue evaluada en el SML

cayuhan_lorenza

El objetivo es constatar si hubo torturas en el parto de la mujer, quien denunció que hubo un gendarme presente y que estuvo engrillada.

Hasta el Servicio Médico Legal llegó la comunera mapuche Lorenza Cayuhan, quien denunció haber sido obligada a parir engrillada en el Sanatorio Alemán y con un gendarme en la sala de parto, el pasado 14 de octubre.

Hasta allá fue trasladada con 32 semanas de embarazo y con síntomas de preclampsia, desde la cárcel de Arauco, donde cumple una condena de 5 años por robo con intimidación.

La mujer fue a constatar lesiones de ese hecho en el Servicio Médico Legal (SML) de Concepción. Por más de dos horas estuvo en ese servicio para detectar si todavía existen en su cuerpo lesiones visibles de esa situación.

La diligencia fue pedida por la Fiscalía, luego de la presentación de querellas por torturas en favor de la mujer por parte del Instituto Nacional de Derechos Humanos (Indh) y el Colegio Médico de Chile, según el Protocolo de Estambul.

Dicho protocolo es una guía de las Naciones Unidas que contiene las líneas básicas con estándares internacionales en derechos humanos para la valoración médica y psicológica de una persona que se presuma víctima o haya sido víctima de tortura o algún mal trato.

La detenida y su pequeña hija Sayén, quien nació prematura, se mantienen en la sección Maternidad de la Clínica de la Mujer, debido a una orden de no innovar vigente que busca evitar que ambas se separen cuando Lorenza deba volver a la cárcel.

Además, Cayuhan declarará hoy ante la Fiscalía respecto de lo que debió vivir al momento del parto.

Diligencia en Fiscalía

Juan Cartes, director regional (s) del SML, confirmó que las pericias son en torno al protocolo de Estambul, “que es una evaluación física y sicológica, para que se evalúen los hallazgos encontrados en la peritada”, dijo y agregó que es algo más extenso que una constatación de lesiones, destinado a ver si hubo o no apremios ilegítimos. El director explicó que en estos peritajes se incluye el relato de la mujer sobre lo ocurrido.

El hermano de la comunera, José Cayuhan, precisó que el lunes fueron notificados de que debía realizarse estos exámenes.

“No deben quedar muchas secuelas físicas, pero nos preocupa su estado sicológico. La Fiscalía pidió esta diligencia para aclarar si hubo o no torturas”.

Agregó que su hermana está bien de ánimo, ya que no ha sido forzada a separarse de la pequeña Sayén. “Y además que en la cárcel de Arauco no están las condiciones para tener a una niña prematura”.

Cayuhan confirmó que la mujer va a declarar hoy en la Fiscalía, “y esperamos que se esclarezca quiénes son los responsables de esto, no sólo los gendarmes, sino también los médicos que la atendieron en el hospital de Arauco, en el Hospital Regional y en el Sanatorio Alemán”.

Y en el marco del recurso de protección en favor de la mujer presentado por el senador Alejandro Navarro, la Corte de Apelaciones ordenó que representantes del Colegio Médico de Concepción deberán constituirse en la cárcel de Arauco para constatar las condiciones sanitarias y médicas de las instalaciones a donde deberían llegar la mujer y su hija, en caso de ser trasladadas desde el centro médico. Esa revisión debe realizarse antes de que el tribunal revise la orden de no innovar que ha paralizado el alta de madre e hija.

En la misma resolución se pidió a Gendarmería un informe detallado del lugar en el penal de Arauco donde se albergaría a la mujer y a su guagua, en caso de ordenarse el traslado, y que el organismo penitenciario habilitaría para recibirlas.

Fuente: Diario de Concepción

 

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *