“Los Jatar son chilenos cuando les conviene”

braulio_jatar

El parlamentario del Partido País manifestó que, “nuestro Canciller ha enfatizado que el gobierno chileno seguirá entregando apoyo permanente al empresario Braulio Jatar, quien está acusado por los delitos de extorsión reincidente, legitimación de capitales y desestabilización”.

“En esa línea, es que el Cónsul chileno en Venezuela le tomó las huellas dactilares para proveerle un pasaporte y un certificado de nacimiento, ninguno de los cuales poseía hasta hace unas semanas”, explicó.

“Ello comprueba que Jatar nunca se interesó por nuestro país, hasta ahora. Solo espero que a los miles de hijos de inmigrantes nacidos aquí, se les de el mismo trato por el gobierno chileno”, enfatizó el congresista.

Preguntándose “por qué cuando Braulio Jatar huyo de Venezuela tras ser condenado por el delito de extorsión, se fue a Miami y no vino a Chile, el que se supone es su país?”, el senador Alejandro Navarro se refirió a la visita de Ana Julia Jatar a Santiago y Valparaíso, buscando apoyo político para la liberación de su hermano.

El legislador del Partido País recordó que, “en 1991, Braulio Jatar, abogado, era asesor de Douglas Dáger, Presidente de la Comisión de Contraloría del Congreso venezolano. Fue en ese puesto, cuando sugirió a su jefe abrir un procedimiento en la misma Comisión al empresario Camilo Lamaletto, por presuntos daños al medio ambiente”.

“Para ello viajó a Miami en representación de Dáger, donde extorsionó a Lamaletto con el cobro de 250 mil dólares para no llevar el caso a tribunales. Esto fue grabado por el empresario, por lo que denunció a la Fiscalía General de la República a Jatar, quien abrió un procedimiento judicial por extorsión y tráfico de influencias”, añadió.

Navarro agregó que, “por dicha razón, Braulio Jatar se escondió en Miami, declarándose perseguido político por el procedimiento judicial en su contra. Años después, en 1998, gracias a su amigo Hilarión Cardozo, Ministro del Interior, se intercedió ante el Presidente Caldera, para otorgarle un indulto presidencial, poco antes de que Chávez asumiera, lo que generó un gran escándalo político en Venezuela”.

“Además”, continuó, “en 2013, su chofer, José Ramos Martínez, fue asesinado a tiros. Lo que se descubrió entonces, es que Ramos era director y accionista en un 50% de la empresa Obras de Construcción Aconcagua, C.A, de la que paradójicamente, Jatar era director legal, pero sin ninguna participación accionaria. Es decir, era un empleado de quien a la vez era su conductor”.

Según el congresista, “con estos ejemplos solo se demuestra que Braulio Jatar no es precisamente una persona intachable, y ya lo vemos ahora cuando él y su hermana pretenden hacer creer a la opinión pública que son los chilenos más patriotas que existen, pese a que hemos comprobado que él no ha tenido un real interés por nuestro país”.

“Pues es gracias al Cónsul chileno en Venezuela, quien fue a la cárcel a tomarle las huellas dactilares, que hoy existe un pasaporte y un certificado de nacimiento. Previo a ello, Jatar no tenía ningún interés en ser chileno, pese a que su hermana se pasee por los medios de comunicación y se reúna con las autoridades tratando de demostrar lo contrario”, enfatizó.

Hijos de inmigrantes nacidos en Chile

Para el presidente de la Comisión de DDHH, Nacionalidad y Ciudadanía del Senado, “con el caso de Jatar, se ha sentado una doctrina internacional para Chile que no podrá retrotraerse, pues se lo ha defendido con fuerza inusitada aún a costa de un enfrentamiento diplomático, por el solo hecho de haber nacido en Chile hace más de 5 décadas”.

“Y si bien no compartimos esta actitud de la Cancillería chilena, respetamos por cierto sus decisiones; pero esperamos sea consecuente, y así como se defiende a un empresario cuyo único vínculo con nuestro país es que nació aquí, también se defienda a los miles de hijos de migrantes que han nacido en Chile, pero que SI tienen o tendrán una vida como chilenos”, enfatizó.

De acuerdo a Navarro, “de ahora en adelante, cada niño haitiano, peruano o colombiano nacido en Chile, deberá ser defendido por el Canciller en caso de aflicción. Son chilenos, nacieron en nuestro país y por lo tanto se los deberá cuidar siempre, aún después de 50 años de haber regresado a los países de sus padres”.

“Son miles los niños y niñas nacidos en Chile de padres de otras nacionalidades. Es una realidad que tardíamente estamos enfrentando y comprendiendo, pero yo espero que todos ellos sean reconocidos y protegidos por el estado y por el Gobierno que fuere”, finalizó el candidato presidencial del Partido País.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *