LUEGO DE 11 AÑOS CUENTACORRENTISTA LOGRA QUE SE RECONOZCA RETENCIÓN ILEGAL DE SU DINERO

Corte Suprema: Banco Obligado A Indemnizar A Cliente

chicureohoy-pesos-chilenos1

Luis Sáez demanda al Estado de Chile por detención arbitraria y acusación falsa y al Banco Santander por injurias ,daño moral y material

El diputado Alejandro Navarro manifestó su preocupación Por lo ocurrido al Sr. Luis Sáez Ramírez, a quien el Banco Santander, sin orden judicial, le requisó todos sus fondos dejándolo en la ruina, pues tuvo que vender todos sus bienes para sobrevivir.

Los hechos, expresó el parlamentario, se originaron el 15 de Abril de 1991, cuando el Sr. Sáez, siendo cuentacorrentista del Banco Santander Chile, sucursal Talcahuano, fue detenido por personal de Carabineros, y puesto a disposición del Primer Juzgado del Crimen de Concepción, acusado de Tráfico de Estupefacientes. Lo irónico es que el señor Sáez fue involucrado por el funcionario policial que lo apresó, quien para encubrir su actividad delictual lo inculpó, siendo este funcionario posteriormente detenido, procesado y condenado (hoy purga condena de 7 años y un día en la cárcel, Por tráfico de estupefacientes).

La mencionada sucursal bancaria se enteró del hecho y procedió a retener sin autorización alguna, los fondos depositados en la cuenta corriente del señor Sáez, el cual al quinto día fue dejado en libertad por falta de méritos.

El afectado, expresó el diputado, presentó una denuncia por estos hechos ante la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras en 1991. La Superintendencia le respondió al señor Sáez que la actuación del Banco Santander no merecía reparos y adjunta carta respuesta del citado Banco, quien dice haber actuado con autorización, lo que es absolutamente falso de acuerdo a sentencia judicial firme y ejecutoriada de fecha 03 de Marzo de 1997.

Posteriormente, afirmó Navarro, el señor Sáez interpuso demanda civil de indemnización de perjuicios ante el Segundo Juzgado Civil de Talcahuano, cuya sentencia de fecha 03 de Marzo de 1997, condenó al Banco a pagar los perjuicios ocasionados, los que se determinarían incidentalmente en el cumplimiento del fallo, sentencia que fue confirmada por la Corte de Apelaciones de Concepción. Sin embargo, el Banco Santander a través de su abogado don Ricardo Rincón Iglesias, alegó que la notificación del anterior fallo se habría realizado en un domicilio distinto ya que la sucursal del Banco, había cambiado de dirección.

Pero lo cierto es que la notificación se realizó en el domicilio procesal fijado por el abogado del banco, y el no realizó cambio alguno ante el tribunal correspondiente, es más siguió tramitando con el mismo domicilio incluso hasta después de interpuesto el incidente de nulidad.

Manifestó el parlamentario que a fines de Agosto de 1998, a una semana de que se viera la apelación del incidente, el abogado del Banco señor Ricardo Rincón Iglesias y otros dos abogados, concurrieron al Primer Juzgado del Crimen de Concepción y solicitaron el expediente en cual habían absuelto al señor Sáez cuatro años antes. Luego de revisarlo pidieron una entrevista con la Secretaria Titular doña Gilda Miranda Córdova y en el transcurso de la reunión, dicha secretaria, solicitó al actuario que tenía asignada la causa le llevara el expediente, el que quedó en su poder. A los pocos días, de manera inexplicable y sin que mediara instrucción alguna al actuario para efectuar nuevas diligencias, le entregó el expediente para transcribir el nuevo fallo que había dictado en su calidad de Juez no inhabilitado, y para su sorpresa el señor Sáez aparecía condenado como autor del delito de tráfico de drogas a una pena de cinco años y un día. ( Existe declaración jurada del funcionario judicial).

Por otra parte el diputado también afirmó que es sumamente extraña la fecha con que se dictó esta nueva sentencia, 11 de Septiembre de 1998, día feriado legal, es sabido que en los juicios criminales los feriados y Domingos no existen, pero llama la atención por decir lo menos, ya que el señor Sáez estuvo absuelto por más de cuatro años y curiosamente después de la reunión de los abogados del Banco con la señora Secretaria, existe una premura y agilidad en la dictación de esta nueva sentencia. ¿ Sería por la ínminente vista de la apelación en el incidente de nulidad? ( Estos hechos fueron denunciados con fecha 30 de Agosto de 2000, ante la Comisión de Ética de la Corte Suprema, por el Presidente de la Cámara de Diputados. Esta situación, provocada extrajudicialmente, por el abogado del Banco y por los abogados externos con la anuencia de la Fiscalía del Banco, fue desvirtuado por la Excma. Corte Suprema de Justicia de Chile, la que de oficio anuló la sentencia que le imputaba la calidad de traficante de drogas y por ende lo absolvió definitivamente de tan injusta acusación con fecha 18 de Mayo del 2000.

Lo grave es que con esta estrategia no se trepidó en involucrar a una funcionada judicial, pues la consigna era eludir el pago de la indemnización fijada por los Tribunales de Justicia por cualquier medio.- En efecto, lo que se pretendía establecer ante las Cortes de Justicia, es que bajo ningún concepto se podían permitir favorecer con una indemnización a una persona condenada por narcotráfico, pues ello implicaba entregarle los medios necesarios para que continuará con dicha actividad delictual.

El diputado Navarro también informó que en sentencia del 12de mayo de 2000 la Corte Suprema fija la indemnización que debe pagar el Banco al Sr. Sáez en aproximadamente $350.000. Ante esta sentencia el Banco interpuso recursos de casación y apelación, los que fueron vistos por la Quinta Sala de la litma. Corte de Apelaciones, la que con fecha 16 de Octubre de 2000, rebajó en 10 veces la indemnización otorgada al señor Sáez, llegando a la increíble situación de decir que no sufrió daño material, aún cuando lo que se le retuvo fue DINERO, y solo otorga $ 40.000.000. por daño moral, en circunstancias que la sentencia de Primera Instancia condenó al Banco al pago de $ 240.000.000 por daño material y $ 100.000.000 por daño moral. Lo increíble, es que dicha Sala sostiene que el hecho de aparecer en el DICOM no es motivo para que se rechace una solicitud de crédito?. Y más increíble es que diga que aún cuando el señor Sáez fue absuelto por la Excma. Corte Suprema, el hecho real es que fue cuestionado por la justicia y que ninguna persona hará negocios con traficantes de drogas. Y no sólo eso sino que desconoce la validez de documentos emitidos por la Tesorería General de la República. Por todos es conocido que el mejor ente pericial son los servicios de fiscalización de Impuestos Internos del país, y este ente fiscalizador y pericial determinó que las utilidades a la fecha de la retención ilegal de los dineros del señor Sáez eran $ 24.000.000..

El diputado Navarro dio a conocer que en Diciembre de 2001, la Corte Suprema confirma la sentencia que condena al pago de $40.000.000. – como indemnización por daño moral al banco Santander por la retención ilegal de los dineros depositados en la cuenta corriente, este fallo increíblemente ratifico que el señor Sáez no sufrió daño material aún cuando lo que se le retuvo fue dinero, y además a sentado un grave precedente al decir que los documentos emitidos por el Servicio de Impuestos Internos no son validos como prueba en los tribunales.

La gravedad de los hechos narrados han motivado la denuncia por parte del Presidente de la Cámara de Diputados ante la Comisión de Ética de la Excma. Corte Suprema, la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras, Colegios de Abogados respectivos, y ante la Presidencia del Banco Santander Chile en España.

La situación descrita, señaló Navarro, pone de manifiesto el desamparo en que se encuentran los clientes frente al sistema bancario. Especialmente en lo que se refiere al cobro de intereses, al cobro por servicios y a la aclaración de documentos.. Es necesario, dijo, perfeccionar las normas que rigen este sistema a objeto de proteger a los clientes pequeños, pues según a quedado demostrado en múltiples ocasiones el sistema solo colabora con los clientes mayores.

Hoy el Sr. Sáez mantiene una demanda por injurias y calumnias contra el Banco y además se encuentra tratando de cobrar los reajustes ordenados pagar en la sentencia aludida y que el banco desconoció. Además en marzo de 2002 iniciará la demanda correspondiente ante el Estado de Chile por los tres meses de detención sufridos e incluso está dispuesto a recurrir ante la Corte internacional pues es claro que se han violado sus derechos. El diputado Alejandro Navarro junto al diputado Nelson Ávila apoyarán estas demandas, pues consideran de justicia que el Banco Santander y el Estado asuman la responsabilidad que les corresponde en los hechos acaecidos.

Además, el diputado Navarro expresó que pedirá a la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras que informe a los clientes respecto a los derechos que les asisten en este tipo de situaciones y que se fiscalice a otras entidades que presenten problemas similares. También solicitará que se haga obligatorio por parte de la Superintendencia el publicar los fallos judiciales que hallan afectado a los bancos.

Junto a lo anterior, el diputado Navarro informó que solicitará al SERNAC un estudio acabado respecto a las ofertas, y el cumplimiento de estas, que hacen los bancos en el proceso de captación de clientes. También pedirá a este servicio que fiscalice el cumplimiento de los contratos que se hacen con los cuentacorrentistas menores.

Finalmente, el parlamentario manifestó que propondrá la formulación de un proyecto de ley que de mayores seguridades a los cuentacorrentistas menores.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *