Mayor rapidez en implementación de viviendas de emergencia en región del biobío. oficios

Sesión 15ª

El señor NAVARRO.- En segundo lugar, señor Presidente, quisiera se oficiara respecto de, al Gobierno Regional, nos pudiera informar el detalle de la inversión pública en lo que va del proceso de instalación de las viviendas de emergencia.

Lo que necesitamos es saber cuánto a, qué costo ha tenido para el Estado las viviendas de Un Techo para Chile, a través del Hogar de Cristo o de la constructora que fuere, los gastos de implementación. Y en especial los gastos también en la construcción. Si bien los voluntarios de Un Techo para Chile se transportan ellos mismos, se alimentan ellos mismos, la verdad es que el proceso de agilización de la construcción de viviendas en la Región del Biobío requiere mano de obra adicional. No basta con el Cuerpo Militar del Trabajo ni con los voluntarios de Un Techo para Chile. Se requiere mano de obra adicional.

Hoy comenzaron las lluvias. He estado en contacto con todos los dirigentes de los campamentos de la Región del Biobío. Allí se requieren dieciocho mil viviendas de emergencia. Hay instaladas alrededor de diez mil, y todo hace presagiar que en las condiciones actuales, con un barro de profundidad, es decir, con camiones militares enterrados en el barro en los campamentos de Coliumo, lo que vamos a tener es un grave retroceso de la velocidad de construcción. Lo que necesitamos es aumentar esa velocidad, y para eso se requiere, por cierto, personal y mano de obra disponible.

Solicito al Cuerpo Militar del Trabajo, al Gobierno Regional que de los trece mil empleos que van a ser asignados en la Región del Biobío se contrate a través de este programa a los maestros necesarios, a los ayudantes de carpintería, a fin de que se produzca una fuerza de trabajo adicional que coadyuve a una rápida implementación de las viviendas restantes y de la mejoría de las actualmente instaladas. Hay, en el caso de Dichato, 240 viviendas de emergencia instaladas. Un 30 a 40 por ciento de ellas no tiene ventanas, no tiene aún puerta, y no se pueden entregar, la gente no se ha ido a vivir y ha debido soportar anoche más de diez horas continuas de lluvia.

Se requiere, entonces, apurar la implementación de las mismas.

Se requiere, también, por cierto, premura para aprobar los proyectos que el Ejecutivo ha mandado, como la “Ley de Reconstrucción”. Yo espero que el Presidente Piñera gobierne para el país y no para la UDI y apresure el tema de los proyectos.

Se retrasó el proyecto 48 horas respecto del tema de la… de un tema que ya discutimos y rechazamos aquí: la depreciación acelerada. Como era un tema, y se sigue demorando, mientras más se demore más sufre la gente.

Yo espero que este Senado y este Parlamento conozca el proyecto de la reconstrucción. Lo podamos despachar de manera ágil, dinámica, porque la verdad es que tenemos mucha gente… Y el Gobierno debe entender -y el Presidente Piñera está de visita en mi Región hoy día- que tiene que pasarle plata a los municipios.

Solicito, señor Presidente, al Gobierno regional de la Región del Biobío que nos pueda informar cuánto dinero, de manera directa, ha hecho llegar a los municipios, cuál ha sido nivel de gastos, cuántos de esos dineros los alcaldes pueden disponer de manera directa y eficiente, es decir, puedan resolver los problemas que a diario se le presentan en los campamentos, de tal manera de aliviar la situación de drama que viven estos ciudadanos. Estamos hablando, por cierto, de más de 18 mil familias que deben ser reinstaladas y reubicadas en viviendas de emergencia. Para ello necesitamos plata fresca, cash. Y el Gobierno debe buscar los mecanismos. Está la Contraloría; están todos los mecanismos de control de los propios municipios.

No es posible que el Alcalde de Tomé no tenga dinero para pagar camiones para poder haber tenido los terrenos con estabilizado.

La gente está enterrada en el barro. Y la pregunta es: ahora llegan los camiones. Bueno, es que ahora llega la plata. La verdad es que debiéramos haber tenido los camiones antes, con recursos disponibles de manera inmediata, para no tener que hacer este trabajo. Cualquiera que haya trabajado en caminos sabe que cuando uno tira estabilizado, cualquiera que este sea, en medio del barro pierde un 30 ó 40 por ciento del estabilizado; se hace un mal trabajo. Es decir, hay que apurar, “chicotear los caracoles”; hay que apurar el tranco; hay que efectivamente ponerle un poquito más de dinamismo.

Y yo espero que el Presidente avance en este proceso, porque la gente así lo está pidiendo.

–Se anuncia el envío de los oficios solicitados, en nombre del señor Senador, conforme al Reglamento.

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *