Medidas para correcto otorgamiento y uso de licencias médicas

El señor NAVARRO.- Señor Presidente, la verdad es que cada vez que se inicia esta campaña en contra, por cierto, de aquellos profesionales inescrupulosos que otorgan licencias médicas sin cumplir los requisitos básicos, yo veo detrás de ello una iniciativa muy clara de las Isapres y de ciertas instituciones que piden rigurosidad respecto a la entrega de licencias, pero que no dan ninguna explicación cuando la niegan.

Imagen: www.radiobiobio.cl

Entonces, esta es una ley absolutamente sesgada. Y yo le quiero pedir al señor Ministro de Salud que, en definitiva -lo ha dicho el Senador Rossi-, todas las exigencias que hoy día les hacemos a los médicos que otorgan las licencias, también las tengan las instituciones, es decir, la Compin, las Isapres, las mutuales.

Porque cuando niegan una licencia tampoco la explican. Y, por lo tanto, el médico que da la licencia a un trabajador enfermo, se le pide un conjunto de requisitos que lo único que va a hacer es intimidar a los médicos para dar licencia, restringir la licencia para los trabajadores aquejados de una enfermedad.

Son cientos los casos de enfermedades profesionales cuyas licencias son rechazadas por las mutuales de seguridad, aduciendo que, o es una consecuencia de una enfermedad crónica, o que efectivamente está en condiciones de realizar su tarea. Y los mandan a trabajar con botas de yesos a conductores.

Entonces, esta es una ley, tengo entendido que la mandó el Gobierno, ¿no?, no es moción parlamentaria. Pero la verdad es que me extraña mucho, no sé si este Gobierno o el anterior Gobierno, que es absolutamente no dice una sílaba en el tema de los usuarios, en el tema de los trabajadores, en el tema de los enfermos. Porque estos tienen los mismos derechos.

Señor Presidente, yo siento que hay páginas y páginas y portadas de los diarios cuando se trata de denunciar licencias -comillas- “falsas”, “abusivas”, pero no hay una línea cuando los usuarios y los trabajadores denuncian que han sido objeto de abusos de mutuales, que han tenido abusos de parte del Compin.

Entonces, o hay en este mismo proyecto de ley una ley espejo -como ha dicho el Senador Rossi- en que las obligaciones que les imponemos a los médicos son las mismas que tienen las instituciones. Es decir, una mutual cuando rechace una licencia tendrá que explicar y el usuario que, además es el que cotiza, porque aquí en definitiva, el que cotiza es el usuario, es el trabajador, podrá demandar de la Isapre, podrá demandar de la mutual o del Compin la misma explicación con los mismos méritos, con las mismas condiciones.

Si no lo que estamos creando, por cierto, es un mecanismo férreo de defensa de aquellas instituciones que solo denuncian cuando son objeto de un ilícito, como lo son el otorgamiento de licencias falsas, pero nunca cuando son objeto de demanda cuando ellos incurren en graves faltas.

Señor Presidente, el texto está forjado a fierro, a fuego respecto del tema de los profesionales que puedan emitir una licencia. Entonces, aquí ¡justos por pecadores! Hay un conjunto de médicos, yo creo que la inmensa mayoría, que, por cierto, tiene vocación, es profesional y está en condiciones de emitir licencia, pero ya lo que yo percibo en aquellos que conozco es que, como con esto se han encendido las luces, lo empiezan a pensar dos a tres veces antes de emitir licencia.

Y siento, entonces, que por este mecanismo se inhibe un derecho consagrado en la Constitución de la República: el derecho a la salud. Porque la verdad es que es una amenaza.

Yo no sé cuál va a ser el procedimiento ni cuántas licencias puede dar un médico para ser consideradas abusivas, o cuando se determine una investigación, cuando se le piden antecedentes.

Aquí se dice “Si a la institución se le solicitan antecedentes y no los entrega se procederá -a qué- a los médicos si no entregan los antecedentes se les multará, pero también se podrán solicitar a los informes complementarios para que lo respalden.

En el artículo 4°, señor Presidente, “Un Reglamento dictado a través del Ministerio de Salud -es una facultad privativa muy importante y a veces tiene que ser bien tratada-, establecerá respecto de determinadas patologías, protocolos referenciales relativos a los exámenes”.

Mi pregunta es quién los va a pagar. Si a un trabajador se le exigen protocolos alternativos para los exámenes, ¿quién va a pagar esos exámenes? ¿Los va a pagar el trabajador?

Siento que en esto necesariamente tenemos que darle una vuelta. Yo estoy en contra, por cierto, de las licencias abusivas de aquellos médicos que, faltando a su código de ética, otorgan licencias sin que haya una enfermedad real, pero también estoy en contra del abuso que hacen las instituciones de los trabajadores, de aquellos usuarios y enfermos a los cuales se les niega la licencia.

O hay una ley espejo que establezca las mismas obligatoriedades, señor Presidente, o este proyecto no puede salir.

He dicho, señor Presidente.

¡Patagonia sin represas, señor Presidente!

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *