Mejoramiento de calidad y equidad de educación escolar

El señor NAVARRO.- No, Presidente. Yo formo parte de un Comité. No estuve en el acuerdo de limitar la hora de debate. La verdad es que me parece insostenible, inaceptable y vergonzoso que en definitiva se restrinja la posibilidad de hablar en un tema como este. No nos dejaron debatir, digamos, y a la hora de debatir tampoco yo puedo.

Imagen: antiveroladoc.blogspot.com

Lamento muchísimo, señor Presidente, que esta sea la forma que se imponga en el Senado para poder discutir los proyectos importantes y que la mayoría abuse de la minoría. Este es un abuso: el no permitirme hacer uso de la palabra en los 15 minutos que han tenido todos los Comités.

Voy a hacer uso de la palabra en todas las indicaciones que he tenido, porque tengo el derecho de hacerlo. Y, en definitiva, creo que este sistema, señor Presidente, solo nos distancia en la sana convivencia. Porque aquí hubo un acto de lealtad. Los Senadores de la Concertación, dos de ellos, permitieron el pareo para los dos Senadores que hoy día son Ministros. Y ese acto de lealtad no se replica a la hora de tener las condiciones para hacer un adecuado debate, sino, más bien, es una deslealtad.

El señor GÓMEZ (Vicepresidente).- Senador Navarro, de todas maneras, para los efectos prácticos, cuando un acuerdo haya sido adoptado por unanimidad cualquier Senador perteneciente a un Comité que no haya concurrido puede hacerlo antes de dar cuenta del acuerdo. En ese sentido, yo lamento realmente que no se pueda seguir debatiendo.

Bien. Vamos a votar en general. Este proyecto tiene un artículo de quórum. Por lo tanto, vamos a votar primero todos… Vamos a votar en general todos los artículos excepto el de quórum.

El señor NAVARRO.- ¿Se puede fundamentar el voto, por cierto?

El señor GÓMEZ (Vicepresidente).- Después de que votemos en general vamos a votar los artículos.

Se puede fundamentar el voto, entre paréntesis.

Muy bien.

En votación, excepto el artículo 1°, número 31 b).

–(Durante la votación).

El señor GÓMEZ (Vicepresidente).- Senador Navarro, tiene la palabra.

El señor NAVARRO.- Gracias, Presidente.

La verdad es que esta votación ya está definida. Este es un proyecto de ley que no se define por la votación en la Sala; se define en base a un acuerdo político; los votos existen; el Gobierno cuenta con los votos de la Oposición para poder aprobar este proyecto de ley. Y siento que, por cierto, es el uso legítimo de los acuerdos políticos. Lo que yo quiero señalar de lo que no es legítimo es que efectivamente este acuerdo excluya la opinión, por cierto, de los beneficiarios.

Ha pasado demasiado tiempo desde que se inició un proceso de cambio. Yo quiero recordar de los que hoy día dicen que la clave es cambiar los directores fueron los que mantuvieron apernados los directores, e impidieron que estos pudieran concursar; les dijeron: “Se quedan el tiempo que quieran”. No resultó la fórmula. Nos pidieron que dejáramos un conjunto de directores que después de 16 años no dieron resultado. Y hoy día nos dicen que los quieren sacar, que los quieren sacar, además, a costa del endeudamiento de los municipios.

El financiamiento compartido, que fue aprobado por la Concertación el año 94, la verdad es que tampoco ha dado resultado. Y se han ido sumando un conjunto de hechos. Se le pide a los profesores que se vayan. ¿Le han preguntado a los profesores cuánto perdieron con la caída de los fondos de las AFP? ¿Estamos en condición moral, después de no haberles advertido que venía una debacle con la pérdida de más de 50 por ciento de los fondos de las AFP, que hoy día los queremos jubilar?

Siento de que el tema de la deuda histórica no se salda, por cierto, con los aportes para poder sacar a los profesores de las escuelas, y que en definitiva el tema de fondo sigue siendo Estado versus mercado. Claramente, aquí se fortalecen los colegios particulares subvencionados. Y quiero decir que de los 360 millones de dólares… Es decir, seis meses del Transantiago. Financiar lo que se llama la “revolución educacional” cuesta exactamente seis meses lo que se financia el Transantiago.

¡Eso es lo que estamos dispuestos a invertir en educación! ¡Estamos dispuestos a invertir 800 millones de dólares anuales para financiar el Transantiago y decimos que “la hacemos grande y buena” cuando ponemos menos de la mitad para financiar todo este proyecto de educación!

Siento de que el hecho de que el 42 por ciento de estos recursos vayan a la educación particular subvencionada desmiente el hecho de que aquí estamos financiando la educación pública. ¡El 42 por ciento va a los particulares subvencionados, que no lo necesitan! ¡Lo han dicho todos los expertos!

Este proyecto de ley, señor Presidente, va a agudizar las contradicciones, no va a hacer que los municipios pobres mejoren la calidad de la educación. Lo dijimos cuando discutimos la subvención para estudiantes vulnerables. Yo me opuse a que hubiera una subvención sin una reestructuración profunda de los municipios. ¡Fracasaron los municipios! La Derecha en la Dictadura modificó la educación en Chile y pasó la educación del Estado a los municipios y esa fórmula ha estado durante 26 años. Y claramente ha fracasado. ¡Fracasó y hoy día no se quiere reformar!

En este sentido, señor Presidente, yo apelo a la credibilidad. El Ministro ha dicho que iban a haber 6 mil Becas Chile. Hoy día son solo 764. Se ha dicho que se prometen 32 -“se podrá”, “se estudiará”- en el Protocolo de Acuerdo.

Este proyecto no detiene la espiral de la caída de la matrícula municipal y claramente este proyecto no va a revertir el desplome de la educación municipal. Y en este sentido, señor Presidente, claramente este es un acuerdo político que en definitiva consolida un modelo de desarrollo educacional que no es el de los grandes y de los buenos. No es el finlandés, por cierto, que ha dicho reiteradamente de que la educación es pública y gratuita en un cien por ciento.

Aquí todos los Presidentes de Chile -Frei, Lagos, Bachelet, Piñera, Aylwin- estudiaron gratis en las universidades. Aquí no se ha tocado el modelo universitario de educación superior, que teóricamente es sin fines de lucro y son de las entidades que más dinero ganan, posibilitando que ahora los jóvenes ingresen por orden de llegada. Estamos viendo solo una parte de la educación, una parte fundamental, que es la Enseñanza Básica y Media.

La educación técnico-profesional que ha planteado, señor Presidente, el Senador Chadwick, yo no lo logro comprender: ¡Cayó en más de un 65 por ciento el financiamiento de la educación técnico-profesional en este Presupuesto de este año! ¡Menos de un 65 por ciento de los recursos!

Entonces, estamos en un círculo vicioso en donde las credibilidades están puestas a prueba. Claramente, sobreviene la desconfianza. Yo siento que este modelo que nos propone el Ministro Lavín consolida un modelo de desarrollo de la educación pública restringida. La matrícula va a caer en marzo. No había necesidad alguna de votar este proyecto ahora. Había que discutir de cara a la ciudadanía y, por cierto, el proyecto completo. Nos han mostrado un pedazo.

Yo creo que este es un nuevo error, Presidente, de la Concertación o de parte de la Concertación. Ya cometió un error con las manitos alzadas. Hoy día vuelve a cometer, porque el debate ha sido insuficiente. Yo no reclamo que Walker vote a favor. Reclamo que Walker nos ha dado poco tiempo para debatir. Reclamo que efectivamente había derecho a que la gente fuera escuchada. Porque puede votar como lo desee, pero lo que no puede hacer es impedir el debate.

¡Patagonia sin represas, señor Presidente!

Voto en contra.

El señor NAVARRO.- Gracias, Presidente, la verdad es que hay un gran consenso en la Sala de que hay crisis en la educación pública, una crisis severa que afecta a los más pobres, particularmente a los más vulnerables. Y hay un consenso de que tenemos que superarla.

Tenemos diferencias del mecanismo sobre cómo podemos superar esa crisis, que es a lo menos de responsabilidad compartida: 17 años estuvo la municipalización con el Gobierno militar, con la dictadura; 20 años la Concertación. Se comparten responsabilidades. Ninguno de los bloques políticos dominantes logró resolver las contradicciones que emergieron tempranamente, que se hicieron evidentes, pero que no fueron resueltas.

Y se fue agudizando la crisis de la educación pública, con el daño a los más pobres. Los que pueden pagar, pagan. Yo pago la educación de mis hijos en colegio particular. Los que no pueden pagar, toman lo que tienen. No es cierto que los padres elijan el colegio donde estudian sus hijos. El sistema del financiamiento compartido, la localización geográfica y particularmente el entorno socioeconómico determina que son los colegios los que eligen a los padres, poniendo, por cierto, con el financiamiento compartido, una barrera de entrada que hace que los pobres entre los pobres vayan donde sea totalmente gratuita. Y se ha comenzado, entonces, la diferenciación.

La matrícula ha caído desde el 90 desde un 68 por ciento al 36. No ha sido frenado este movimiento.

Los propios municipios han dicho que el 60 por ciento está por devolver la municipalización; un 20 por ciento se queda si le entregan más recursos, y solo un 20 por ciento de los municipios más ricos están disponibles para seguir con esta administración.

El financiamiento compartido ha significado 400 mil millones. Yo quiero saber dónde están. No lo pudo responder la Ministra de Educación anterior. Habrá ocasión para que el Ministro Lavín lo diga dónde están los 400 mil millones de pesos que han pagado los padres de su bolsillo para financiar algo que hasta el año 94 lo financiaba el Estado.

Hay una deuda histórica pendiente. Y aquí, por cierto, yo quiero recordar al Senador Chadwick que cuando eran Oposición emplazaban a la Concertación a pagar esa deuda histórica. El Senador Larraín encabezó un proyecto de acuerdo que todos apoyamos para poder posibilitar el pago de esa deuda histórica, para que los profesores puedan jubilar.

Las pérdidas de las AFP, situación que no hemos discutido jamás en este Senado, y cuyo sistema continúa llevando los fondos de Chile al exterior. Canadienses, australianos, jubilados de ambos países invierten en Chile en las empresas concesionadas. Nosotros llevamos los fondos fuera de Chile, exponiéndolo a los mayores los riesgos. Y eso significó que los profesores tengan, al igual que muchos chilenos, 50 por ciento de pérdida en sus fondos previsionales. Esto marca un hito diferente. Si estuviéramos discutiendo cómo jubilan antes de la pérdida del 50 por ciento, de los 25 mil millones de dólares. Reitero, no me he equivocado, 25 mil millones de dólares fue lo que perdió el patrimonio de todos los trabajadores de Chile en la crisis de las AFP.

Por tanto, estamos frente a un debate político-ideológico. Yo soy de los que creen que este no es un tema pedagógico. Es un problema esencialmente ideológico: el tipo de sociedad, cómo formamos a nuestros sociedades, el tipo de economía que construimos, el tipo de ciudad, el tipo de país. Estado versus mercado, ese ha sido el debate.

Este proyecto le pone más mercado. Tengo el informe de Libertad y Desarrollo. Libertad y Desarrollo es la institución que asesora hoy día al Gobierno, ayer asesoraba a la Oposición. Todas las recomendaciones de Libertad y Desarrollo están hoy día expresadas en este proyecto de ley. ¿Cómo podemos resolver el problema de la municipalización, el deterioro que tiene? Readecuar la forma como se remueven a los directivos, readecuar asignaciones para los profesores, fomentar la entrega simple y masiva de acuerdo al resultado del SIMCE, por cierto, de recursos a los colegios que aumenten su puntaje; subsidios en transporte para las familias que estén distante a los colegios a que quieran asistir sus hijos.

O sea, todo se reduce a una entrega de subsidios y no a una comprensión cabal de lo que está sucediendo en la educación chilena. LA OCDE -y este Senado aprobó el ingreso de Chile- dijo claramente Chile tiene estructurada su educación sistemática y conscientemente en clases sociales.

¿Vamos a romper esa estructuración conscientemente estructurada en clases sociales con este proyecto de ley? No lo hacemos. Algunos dirán: “Es que lo vamos a hacer con el próximo proyecto de ley”.

Yo quisiera creer en el Ministro, por cierto. Va a hacer los esfuerzos pero no está garantizada ni su permanencia en el gabinete -como lo hemos demostrado con el cambio de cuatro Ministros- ni está demostrado también que este Gobierno tenga un plan de fortalecer la educación pública.

Claramente no hay ninguna diferencia respecto de la educación pública en colegios municipalizados y los colegios particulares subvencionados cuando esos colegios particulares subvencionados tienen más del 50 por ciento de alumnos vulnerables no hay diferencia. Por el contrario, son mejores los municipalizados. Lo que sucede es que los subvencionados seleccionan.

Cuando uno tiene mil estudiantes y les ha exigido un 6, un 6,5 de ingreso, no tiene un buen colegio. Tiene mil buenos estudiantes que hacen bueno un colegio. Y eso no ocurre en la municipal, porque los municipales tienen que recibir a todos: a los porros, a los inteligentes, a los pobres, a los medianamente pobres. No puede hacer distinción. Y, por tanto, lo que tenemos hoy día de que en este proyecto -y se lo hemos dicho al Ministro- el 44 por ciento de los recursos van destinados a la educación particular subvencionada.

¡No los necesitan!

Y yo quiero pedirle, señor Presidente, por su intermedio, tanto Mario Waissbluth como también otros expertos, han señalado de que si ponemos dos colegios, un colegio particular subvencionado -mil estudiantes, la misma comuna- y otro colegio municipal con mil alumnos al cabo de un año el colegio municipal va a tener una deuda de 400 millones y el colegio particular subvencionado va a tener una utilidad, un lucro, una ganancia de 400 millones.

¡400 de pérdidas en un municipal; 400 de ganancia en un particular subvencionado! ¿Por qué? Porque la curva de edad de los profesores de los particulares subvencionados es el triple menor a la de los colegios municipales. Muchos profesores en edad de jubilar y eso es de cargo, por cierto, de los municipios.

Este proyecto non detiene el espiral incontrolable de la caía de la matrícula municipal pues se les hace competir, se les hace competir. Esa es la fórmula.

“El Mercurio” del 29 de noviembre del 2010 Pía Seppanem, académica finlandesa, qué dice: “En mi país las condiciones y pruebas de calidad de la educación no son un tema ni para los políticos ni para los padres ni para los expertos. Claramente los profesores terminan preparando los tests no para las necesidades educativas de los alumnos, las sociedades no tienen grandes cantidades de mediciones, estas no mejoran los resultados, de modo que no tiene sentido.”.

¿Quién lo dice? Por cierto, una experta que viene del país con la mejor educación del mundo.

“Por lo que noté, la educación chilena permite el lucro y yo no entiendo que la escuela esté para poder obtener ganancias; es para construir ciudadanos, para formarse entre iguales, para construir nación y una sociedad cohesionada. Y me cuesta entender cómo este objetivo puede convivir con un sistema educativo organizado a través del lucro.”.

“La sociedad” -agrega- “debe educar a su gente y pone dinero para eso. Entonces, no entiendo cómo hay quienes se llevan ese dinero para la casa. Ese dinero es para formar ciudadanos, formar cohesión. En Finlandia, pagamos muchos impuestos pero el Estado te da todos los recursos como para el colegio y la universidad”.

Tenemos un debate. ¿Es el mercado el que va a resolver la crisis educacional chilena, particularmente a los más pobres o va a ser el Estado?

Yo siento que la apuesta del Ministro sigue siendo el mercado, es la apuesta de Libertad y Desarrollo, es la apuesta de los neoliberales y es la apuesta contraria a todos los preceptos internacionales de los modelos económicos que este Gobierno pretende seguir. No los entiendo.

¿Cuál es el modelo chileno? No hay modelo chileno. Hay un modelo de utilidad. Y, por cierto, la Concertación y la Derecha unidas, jamás serán vencidas. Todos tienen colegios particulares. Más de 3 mil colegios están construidos por sociedades de profesionales, grupos de amigos que vieron en esto un gran negocio y, por cierto, quieren continuar.

Los alcaldes se han conformado con migajas. Han aceptado recursos por 360 millones de dólares. Se les subió de 20 mil a 60 mil el fondo. No son suficientes.

¡Este proyecto no va a revertir el desplome de la educación municipal y, por tanto, se está estrangulando, vía políticas públicas, a los colegios municipalizados!

Hay mínimas regulaciones para crear colegios subvencionados.

Yo no me explico por qué, Ministro, por su intermedio, Presidente, y a quiénes están en la Oposición, hoy día la Derecha, por qué seguimos manteniendo la posibilidad que los colegios municipales compitan con los colegios particulares subvencionados cuando el déficit de los municipales es de 4 mil millones de dólares en los últimos diez años. es como echar a pelear a dos personas, uno con los pies atados, con las manos atadas, y les digan “sí, peleen”.

Claramente hay que hacerse cargo del déficit. Si no, no hay posibilidad de competencia. No hay competencia cuando uno tiene todo el poder, todas las condiciones y otro está desnutrido y en el suelo.

Señor Presidente, en la última década se ha creado un déficit profundo en la educación municipal y las cifras que nos entrega el Ministro no son suficientes. Nos dice que va a haber 360 millones de dólares. Eso es el 12,5 por ciento del déficit acumulado en los últimos diez años y particularmente -reitero- eso es exactamente menos de la mitad, es el financiamiento de 6 meses de Transantiago.

Entonces, la pregunta que yo me hago. Este es un Gobierno que otorga 800 millones de dólares al Transantiago, que lo criticó cuando era oposición, que dijo que estaba mal, y le sigue entregando subsidios.

Sin embargo, cuando se trata de financiar la educación pública, ya 360 millones de dólares son mucho dinero.

¡Chile está en la mejor condición económica porque la Concertación copió el modelo neoliberal económico de la Derecha y ahora han llegado los titulares! Y yo siento que lo están haciendo bien y la economía va a seguir creciendo.

Y, por tanto, todas las expectativas, año 2011, 6,5 por ciento del crecimiento, lo ha dicho el Ministro Felipe Larraín, hay superávit de recursos fiscales.

La pregunta que yo hago y no me ha respondido el Ministro: Ministro, ¿cuánto del PIB va a gastar Chile en los próximos tres años el Presidente Piñera? Yo lo quiero saber. ¿Cuánto del PIB? ¡No 60 mil millones, no 30 mil millones más que es un aporte coyuntural y no estructural a la educación básica!

Por lo tanto, sin saber eso, no nos pidan que peloteemos un proyecto cuando el Gobierno tiene los bolsillos llenos de dinero, cuando las arcas fiscales tienen mucho dinero y pedimos dinero para los niños más pobres y la Derecha dice que va a dar 60 mil millones de pesos para jubilaciones.

Aquí se paró el aporte a la educación técnico profesional porque cuando nos dice que va a aumentar los aportes para la enseñanza media, yo lo felicito.

Hay que subvencionar la educación media y tener subsidios de vulnerabilidad. Pero claramente la mayor concentración de jóvenes pobres está en los liceos técnico-profesionales. Y ya lo dije. Más del 65 por ciento disminuyó el aporte del Estado.

Como no hay debate, como Televisión Nacional no se preocupa de poner estos temas, como no hay debate en la televisión, cuando no hay un mínimo espacio paras debatir esto en los periódicos de Chile, no hay espacio para debatir los temas de educación, la verdad es que es difícil decirle al país de que los técnicos profesionales donde estudian sus hijos pobres no tienen plata para este año.

¿Qué se pretende hacer?

El Senador Espina, que es motor del desarrollo de la educación técnico-profesional. Senador Espina, amigo personal del Presidente. Siento especial consideración por el Senador Espina, pero debiera decirnos, si dice que es el motor del desarrollo si efectivamente esto ha estado a cargo de la Cámara Chilena de la Construcción, de las Cámaras de Comercio. ¡Ha estado a cargo de la Derecha! Digámoslo francamente. ¡De los empresarios! O sea, lo han hecho mal los empresarios con la educación.

Si la técnico profesional hoy día está mal, está desfinanciada, está con precaria capacitación técnica y también tecnológica en sus aulas, la verdad es que esto no es resorte de los municipios. La mayoría de los técnicos profesionales están en manos del sector privado.

¡Y el Gobierno de Piñera les quita la plata!

La comuna de Maipú -lo ha dicho Mario Waissbluth- recibió 11 mil millones de subvenciones, pero tiene un déficit de 3 mil 800.

Y aquí hay un círculo vicioso, concreto.

Se dice que los colegios funcionan mal porque no tienen dinero y no se les da más dinero porque dicen que no lo saben ocupar. Y yo digo, entonces, cómo vamos a sacar a la educación de su empantanamiento. Chadwick ha dicho que queremos formar líderes. Yo digo que lo que necesitamos son propuestas y un debate mucho más profundo.

Señor Presidente, el 44 por ciento que va a ir a la educación particular subvencionada no resuelve el problema. Hay una conclusión. La forma de financiamiento de este proyecto es tan dependiente la tasa de retiro de profesores y la tasa de reemplazo de retirados y despedidos que es materialmente imposible predecir cómo se van a comportar los municipios.

El municipio de Quellón, allá en Chiloé, va a recibir 26 millones de pesos por estas subvenciones prometidas, pero va a tener que desembolsar más de 100 millones porque tiene escuelas rurales, apartadas que tienen muchos directores y, por lo tanto, esta es una fórmula que va a dejar, por cierto, muy desfinanciado a muchos municipios. Más de 200.

Claramente se ha fortalecido a las escuelas particulares subvencionadas. Hay un marco desregulado que garantiza plenamente que esta competencia sea desleal. Aquí se agrava la disociación y la integración.

Yo quiero decir que en materia de renovación de directivos municipales tomará varios años en implementarse. Nadie garantiza que sea el año 2011 el año del despegue. Esto va a durar 5 años mínimo.

Y, por lo tanto, necesitamos un proyecto educacional que nos proyecte en los próximos tres años y también para el próximo Gobierno. Si no hay ese escenario, la verdad entonces es que tenemos un proyecto coyuntural.

Se ha dicho que va a haber anticipos. Yo no sé los alcaldes en qué mundo viven. Los he observado obsecuente con el Gobierno. Los he observado diciéndole que sí. “Yes, man”. Claramente el aporte se basa en adelantos, por cierto, las subvenciones y un conjunto de recursos que no son suficientes.

Educación 2020 ha dicho: “Se requieren 200 mil millones”. Se le estaban dando 20, se suben a 60. ¡Igual falta!

Aun si este Protocolo, señor Presidente, el que se acaba de firmar se legalizara, claramente muchos municipios van a carecer de recursos para poder cumplir su función.

No se contempla que las remuneraciones municipales estén indexadas en el sector público por el tema de los bienios, y eso efectivamente no ocurre en el sector particular.

En el sector particular no hay indexación; siguen teniendo los mismos sueldos. No se considera que el Estatuto, digna y adecuadamente, reduce las horas a seis de aula a los profesores más antiguos. Pero esto no lo va a financiar el Estado. No se considera que la avanzada edad de los profesores de colegios municipales va a hacer que jubilen masivamente. Esto no está contemplado.

Se supone que los profesores que se retiren no serán reemplazados sino que entrarán profesores más jóvenes y baratos y se irán los profesores viejos y caros.

Esta es una fórmula que debe ser bien aplicada. Si no, puede producir más daño que solución.

Por lo tanto, señor Presidente, no es efectivo que financiar con el mecanismo de subvención per cápita cuestiones que dependen, por cierto, del número de alumnos y del número de profesores. Debe haber un sistema de financiamiento, que por cierto no es el de la matrícula. Debe haber un cambio profundo.

Y debe terminar la educación municipalizada. Se ha propuesto corporaciones de educación público-privada. El Ministro ha anunciado algo que yo considero positivo en ese sentido. Pero las garantías para que eso se cumpla no son suficientes. Hay un amarre de recursos a conceptos que efectivamente no garantiza mejorar la educación para los más pobres…

Señor Presidente, un minuto más, si es tan amable.

El señor GÓMEZ (Vicepresidente).- Un minuto, Senador.

El señor NAVARRO.- Por tanto, tenemos diferencias profundas, no dichas por Alejandro Navarro, no dichas por la Izquierda: dichas por organismos que tienen credibilidad ante la educación chilena; dichas por Educación 2020, de Mario Waissbluth: este proyecto no logra financiar lo que pretende; tiene serios vacíos, metodología insuficiente. Y, por cierto, no ataca el fondo, que es si vamos a tener una solución vía mercado o vía Estado. Y como es claramente de mercado, porque es a base de incentivos, esto está destinado solo a parchar y a seguir parchando.

Por tanto, señor Presidente, como este proyecto de ley es coyuntural, no ha podido ser discutido con los actores y va en la línea contraria al fortalecimiento de la educación pública, que ya está en el 36 por ciento, hay alguien que lo quiere todo; son insaciables.

Voto en contra, señor Presidente.

¡Patagonia sin represas!

He dicho.

Tags:
0 shares
  1. David Maturana Céspedes
    Febrero 1, 2011

    http://david897.blogspot.com/
    Revolución o sumisión.

    Se habla de una reforma educacional con un fuerte componente publicitario, que es lo que más contiene(normas burguesas sobre las clases subalternas). Llamar a esto reforma es un error, anunciar que es una revolución es un abuso, ya que lo único que se posiciona, es la fuerza de la clase dominante que a través de la educación encuentra su principal instrumento de dominación al perpetuar las diferencias sociales, ya que la segmentación esta marcada por la situación socio-económica de las familias de los educandos y lo que es peor,esa función se conserva, por tanto, no hay revolución, sino sumisión y nada sobre fortalecer la educación pública y terminar con el fracaso de la municipalización.
    En cuanto quitar horas, ya paso con Filosofía, Educación Cívica, hoy con ciencias sociales, por más lenguaje y más matemática, esta medida conlleva a empobrecer el currículum para una cantidad importante de discentes, los que no tendrán otra posibilidad de conocer nuevas materias, ya que no tienen acceso a la educación superior, por los costos de la misma.
    La persona se construye, no solo a través del conocimiento, lo hace también a través del arte, de la historia, de la filosofía y por las interacciones que ocurren entre ellos y esta decisión entonces entonces empobrece el currículum, luego se habla que la educación fortalece el diálogo constante y el escuchar atentamente.
    Uno comprende que la decisión tiene una disputa ideológica, son asignaturas que ayudan a la formación ciudadana, desarrolla el pensamiento crítico, se interviene en la sociedad participando, debatiendo sobre la democracia, los derechos laborales y civiles, entre ellos los derechos humanos, la protección ambiental, son temas que incomodan al poder y lo mejor es hacerlos a un lado por decreto.

    LA TRAICIÓN DE LOS INTELECTUALES
    Importante es aclarar que al referirme al poder, no sólo estoy nombrando al gobierno, sino también a bolsas de valores, medios de comunicación, capitales especuladores, organismos internacionales de presión, intelectuales a fines al regimen y clérigos religiosos radicales e intolerantes. Quitar horas de historia en este bicentenario es antagónico, tanto como decir que existe autonomía curricular, cuando se tiene establecido por Ley lo que se debe hacer y como, se nos dice que sintamos como nuestros los anuncios comunicacionales sobre la llamada reforma y que reconozcamos en ella un bien social, si ni siquiera han consultado a los docentes, estudiantes y organizaciones involucradas en la tarea práctica de construir la sociedad, por tal motivo el Colegio de Profesores no se ha quedado en los márgenes observando, sino que denuncia que no son interpretadas sus visiones , por tanto no son representados por el poder político que se confabula para aprobar una ley inconsulta.
    El gremio se opone también al discurso de la reforma,haciendo una defensa de las conquistas sociales logradas con mucho sacrificio y esta reforma la afecta mucho. Queda claro que este anuncio fue unilateral, inconsulto a los docentes, familias, alumnos y académicos de las Universidades.

    Los que han realizado las reformas educacionales de mercado han continuado la tendencia capitalista de reducir el Estado, a tal nivel que la educación ha dejado de ser un derecho y se olvidaron también que es rol del Estado aumentar la capacidad tecnológica del país, a fin de no explotar sólo materias primas requeriendo una gran cantidad de trabajo físico mecánico, que en la expresión de Taylor son “gorilas amaestrados, la técnica permite elaborar productos con más valor agregado.
    El sistema educacional no esta funcionando bien porque pasó a ser una mercancía desde que se experimentó la fórmula municipalización y privatización, sistema que ha producido las desigualdades por todos conocidas, ya no tenemos educación pública y la municipalizada es alcadicia , son los Alcaldes(a) los que desestabilizan las comunidades educativas cuando intervienen para controlar de manera directa los colegios. Además financieramente dicen que están quebrados, especialmente los municipios pequeños, de ahí que se ha insistido en ponerle fin a este tipo de sostenedor y traspasarle al Estado esa responsabilidad, que es donde debe estar la educación pública, pero de esto la reforma no dice nada.
    Es importante mencionar que la educación así concebida tiene fines limitados y empobrecidos, prepara para las pruebas estandarizadas, la educación se ha instrumentalizado (Enciclopédica) y si al colegio le va mal en los exámenes estandarizados, con toda la contrapropaganda posible se busca el cierre, permitiendo la emigración de los estudiantes a los colegios los privados que seleccionan. Se olvidan que esas pruebas no hacen diferencias de inteligencias, sino de clases, mientras no corrijamos eso y no modifiquemos la estructura de clases sociales, los problemas de la desigualdad seguirán pendientes, aún exisitiendo liceos de excelencia en donde se pondrá en práctica un férreo sistema de reclutamiento y de selección, cuando en realidad lo que se necesita es aportar con mayores subsidios y recursos a los colegios y familias que menos recursos tienen.
    Asistimos a un sistema educativo que preparara para el Simce y enfoca todos los talleres en las asignaturas que se miden en éste y en la enseñanza media se prepara para la PSU, en unos años más no seria raro esperar que las Universidades que forman a los Profesores(as) tengan una asignatura que les prepare para rendir la prueba Inicia.
    El anuncio presidencial prevé más exámenes, más semáforos, algunos incentivos, derogar el Estatuto Docente, becas gratis para estudiar pedagogía (Que no sea Ciencias Sociales) bono de retiro, atribuciones a Directores y liceos de excelencia (Selección). Este conjunto de medidas mezcladas, se ofrece todo por un solo lote, esto puede traducirse en buenos resultados, pero engañosos, ya que esos resultados nada tienen que ver con el desempeño humano, ni con los fines y propósitos de la educación, esto último tiene que ver con la educación social, la formación para la vida de un hombre y de una mujer virtuosa, las que con sus obras engrandecen la patria y una sociedad sin educación pública terminará deteriorando la vida cívica, cuando esa gran multitud marginada decida otra cosa que no sea ser marginal, entonces se producirá la verdadera revolución.
    Convengamos que los Tes, miden una dimensión limitada de la inteligencia y que los resultados son a fines con las experiencias vividas, la educación recibida en la familia y donde los factores sociales sobre el devenir de la vida, si pesan, por ello hay que dar más oportunidades a lo que menos tienen.

  2. C Agostos
    Agosto 22, 2011

    La clase social o diferencia social existio en las cavernas, imperio romano, edad media, edad moderna y hoy dia, asi que no me vengan con el cuento de igualdad social, porque los mismos hijos de los que no estan de acuerdo, seran los que mas adelante haran la diferencia social con otros que no tienen nada, osea jamas, jamas, jamas se terminara, caso cerrado.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *