Mineros de Curanilahue llegaron hasta la Catedral de Concepción para visibilizar conflicto

 

imagen-pos-mineros-lienzo

“Estamos mal en Curanilahue los 73”, con esta consigna impresa en un lienzo que imita el papel con que se dio a conocer que los 33 mineros de la mina San José estaban vivos, llegaron los mineros de Curanilahue hasta la Catedral de Concepción, acompañados por el senador del MAS Alejandro Navarro, con el fin de visibilizar el grave conflicto que se vive desde el pasado martes 11 de agosto, cuando cerca de 80 trabajadores de la mina Santa Ana iniciaron la toma de las instalaciones de dicho yacimiento, producto del no pago de sueldos del mes de julio y las deudas previsionales y de cajas de compensación que se arrastrarían por cerca de un año.

En la instancia además se reunieron con el arzobispo de Concepción Fernando Chomalí con el objeto de solicitar que actúe como mediador con la empresa perteneciente al empresario Rodrigo Danús, mismo que es propietario de los proyectos termoeléctricos en Laraquete y Curanilahue.

El parlamentario del MAS señaló que “este no es un conflicto entre privados ya que esta mina fue entregada por Enacar en concesión por lo que el Gobierno debe intervenir ahora”.

El parlamentario, quien el pasado domingo compartió durante dos horas con los trabajadores bajo el filón, indicó “más de 70 trabajadores de un total de 174 han tomado esta medida radical. Hemos compartido con los mineros al interior de la mina y quiero decir que allí hay angustia, desesperación y lágrimas de hombre”.

“Hoy están a 750 metros de profundidad”, indicó, “pero tras la reunión que sus dirigentes sostuvieron ayer lunes con Ximena Rincón en Santiago, hay una gran posibilidad de que sigan bajando, puesto sienten que el Gobierno se lavó las manos”.

“Lo preocupante aquí, es que los mineros seguirán con la paralización dentro del yacimiento, pudiendo descender hasta 1.200 metros, lo que traerá terribles consecuencias a su salud, pudiendo ser estas incluso fatales”, enfatizó Navarro.

Finalmente Navarro advirtió que “el Gobierno sabe de lo que son capaces los mineros del carbón, hoy acorralados, angustiados, desesperados. Hay que reaccionar en las próximas horas, no en los próximos días, de otra forma, las consecuencias pueden ser desastrosas”, sentenció.

%CODE1%

OFICINA PRENSA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *