Modificación de código de procedimiento civil para tramitación digital de procedimientos judiciales

El señor NAVARRO.- Señora Presidenta, la verdad es que, de la sola visita a cualquier tribunal, sea corte de apelaciones, queda en evidencia la necesidad de modernización, particularmente en la tramitación.


El proyecto establece el “expediente digital”, que asegura – de acuerdo al proyecto- “fidelidad, preservación y reproducción de sus distintas piezas y que deja a salvo la posibilidad de las partes y otros intervinientes de hacer presentaciones escritas, las que originarían un ´expediente físico´, que, más que un expediente, es un cúmulo de piezas. Sin embargo, de acuerdo al proyecto, el expediente que refleja la integridad del proceso es el digital, que es donde estarán registradas todas las piezas y actuaciones de quienes intervienen en el juicio.”.

Enseguida, la moción también alude al Sistema Integrado de Información Judicial -que ya está en curso-, mediante el cual se busca la interoperatividad de los servicios públicos.

Yo quiero señalar que esto va a ser un impacto tremendo en aliviar la carga a los funcionarios públicos del Poder Judicial y a los propios jueces.

Sin embargo, quiero advertir: antes los expedientes desaparecían porque se los robaban o porque se incendiaban.

Yo quiero, señora Presidenta, tal como lo he advertido en este Congreso y en este Senado que la seguridad del acceso digital a nuestra información está extremadamente vulnerable. Y quiero señalar que si un poder del Estado va a depositar en estos expedientes digitales la suerte, el destino del ejercicio de la justicia, el sistema de seguridad para evitar el hackeo, para evitar los virus, para evitar que de repente efectivamente ya no se quemen los expedientes, sino que se contaminen con un virus y para que efectivamente no haya acceso para uno y para otro mediante los códigos secretos mediante programas de vigilancia activa que todos conocemos.

El programa Echelon, que vigila los emails que tienen las siete grandes corporaciones que soportan toda la informática digital mundial así lo señala. Ha habido espionaje entre los países. Y lo ha denunciado la propia Canciller alemana en contra de los Estados Unidos.

O sea, el espionaje digital es una realidad, no es Hollywood, no es ciencia ficción.

Y siento entonces que el sistema de seguridad de este expediente digital y de la integralidad del sistema debiera tener una principal importancia.

Yo quiero contarles a los señores Senadores que la vulnerabilidad de nuestro sistema en el Senado la hemos señalado diez veces. Lo dijimos en la Cámara de Diputados. Trajimos al campeón de hackeo del mundo hace diez años atrás: ¡Se demoró menos de tres minutos en intervenir todo el sistema del Congreso! ¡Y el de la PDI un poco menos!

Porque hay vulnerabilidad. No hemos avanzado en seguridad.

Grandes desarrollos, grandes programas, pero el tema de la seguridad es esencial.

Y en esto, yo voy a votar a favor, porque es el primer trámite constitucional. Lo que hay que garantizar, porque esto parece atractivo, es que efectivamente no estemos entrando en un terreno en donde efectivamente, lejos de fortalecer al Poder Judicial y al poder de la justicia en materia esencial como son los expedientes, estemos dando un paso que pueda traer más complejidades, más problemas que beneficios.

Yo espero estudiar el proyecto de manera más completa, porque va de la mano en la interoperatividad, es decir, en el sistema mundial digital.

Y quiero señalarles que son muchas las voces en el mundo que se alzan en contra de quien maneja esta información. Yo quiero decir que el intercambio de información no se produce por servidores de Chile: se produce por servidores que están en siete grandes corporaciones internacionales. Y, por tanto, todo el sistema de aplicación de la justicia en Chile no pasa… ¿o vamos a tener un operador nacional?; ¿vamos a crear un sistema integrado interno? No lo sé. Forma parte del debate necesario que tenemos que dar en esta constante actualización en modernización de los sistemas digitales en Chile.

Pero hay mucho mucho que aprender de las señales que están llegando de todo el mundo: la denuncia de China en contra de Estados Unidos respecto de la intervención de sus programas, de tal manera que la innovación tecnológica vaya a la mano con garantizar el debido acceso, el debido proceso y particularmente la protección de todos estos datos.

Voto a favor, teniendo estas prevenciones. Y esperamos, por cierto, en el transcurso del proyecto poder interiorizarnos. Porque aquí va a haber una parte judicial, pero también una parte tecnológica muy importante.

¡Patagonia sin represas!
¡Nueva Constitución, ahora!
¡No más AFP!
He dicho, señora Presidenta.

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.