Movilizaciones en demanda de respuesta a petitorio sobre educación

El señor NAVARRO.- Señor Presidente, quiero además hacer referencia a lo que me tocó vivir ayer en la marcha que se realizó en Santiago demandando respuesta al petitorio de la mesa tripartita integrada por profesores, estudiantes de las universidades que se agrupan en la CONFECH, y los secundarios más mundialmente conocidos como “los pingüinos”.

Imagen:www.sentidoscomunes.cl

Esto ya va a completar dos meses. Es un fenómeno político-social de mayor envergadura que octubre del 67; heredero de mayo del 68; mucho mayor que la revolución pingüina del 2006, y hay una miopía en el Gobierno para poder entender que estamos frente a una situación que puede derivar en un reventón social de impredecibles consecuencias.

Señor Presidente, quisiera equivocarme, como lo he hecho muchas veces. Quisiera equivocarme. Pero si este Gobierno no da respuesta en el corto plazo a las demandas estudiantiles, vamos a enfrentar una situación muy compleja en lo humano, pero también en lo institucional.

Se han vuelto a reponer los cacerolazos; han vuelto las marchas multitudinarias. Este Gobierno cambia a 8 Ministros; baja el Presidente a 23 por ciento de popularidad o aceptación. El Gobierno entonces, ¿qué espera?

Señor Presidente, hay consenso para terminar con el lucro. Con usted hemos votado y con el Senador Quintana, en la Comisión de Educación del Senado, un proyecto de ley que prohíbe el lucro con dineros del Estado en la educación superior, eliminando las sociedades espejo, eliminado toda posibilidad de obtener utilidades mal avenidas, violadoras de la ley.

Las universidades que han tenido lucro durante este período de más de 20 años y desde la creación de la ley que permitió la creación de universidades privadas, han violado la ley. El propio Presidente de la República ha dicho que hay que transparentar el lucro. Es decir, el lucro existe.

Señor Presidente, los estudiantes piden solución. Los padres y apoderados han solidarizado. No hay peligro de perder el año, porque con un semestre aprobado se da el año por aprobado. Lo que se va a perder, por cierto, son clases, son preparación, que va a incidir en la PSU, que va a incidir, por cierto, en la vida de esos jóvenes. Pero ¡qué maravilloso que un grupo de adolescentes, entre 14 y 17 años, nos estén dando una lección de vida respecto del sentido profundo de la solidaridad; del sentir de que hay que hacer algo porque en Chile haya más igualdad, y la clave es la educación!

No es un problema pedagógico. Es un problema ideológico. El tipo de sociedad, el tipo de ciudadano que queremos formar, y hoy día los jóvenes, en la calle, cientos de miles, le piden al Gobierno, pero también a la ciudadanía, solidaridad.

Yo les he dicho a los alcaldes: “Devuelvan la educación municipal. No fueron capaces de hacerla funcionar. Fracasó”. Allí están los alcaldes.

Señor Presidente, quiero que se oficie a la Asociación Chilena de Municipalidades; se les envíe copia de este discurso; se le envíe copia del proyecto de ley que hemos aprobado hoy día en el Senado, a fin de que puedan proceder a lo que todos sabemos: a devolver la educación.

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.