Navarro: “O’Higgins en 1819 reconoce el Estado mapuche”

Como “un increíble testimonio de modernidad y a la vez una muestra de una desdeñable estrategia de ocultamiento histórico”, calificó el senador Navarro la existencia de una carta del Libertador Bernardo O’Higgins, fechada el 13 de marzo de 1819, en la cual siendo Director Supremo, califica y reconoce a los mapuches como un Estado. “Ella debe servir de inspiración en este momento donde la huelga de hambre pone en riesgo la vida de comuneros mapuches procesados por la Ley Antiterrorista, en el contexto del Bicentenario y de los compromisos internacionales, para que el gobierno se abra al diálogo y conforme una mesa de diálogo que evite la tragedia y les brinde un trato justo”.

Imagen: www.casamerica.es

El parlamentario destacó la carta “donde hace dos siglos atrás el Padre de la Patria reconoce y trata a los mapuches de igual a igual. Los califica de espartanos, de héroes, pero lo que es más importante, señala la necesidad de construir una alianza entre Chile y el Estado mapuche. Esto es un mentís a las fuerzas conservadoras, que señalan que Chile es unitario, monoétnico, habitado solo por blancos, donde los indígenas son casi un accidente. El proyecto de reconocimiento constitucional que se tramita en el Congreso dice eso, todo lo contrario a lo planteado hace casi doscientos años por O’Higgins”.

Navarro recordó que la carta dice textualmente: “Araucanos, cunchos, huilliches y todas las tribus indígenas australes: ya no os habla un Presidente que siendo sólo un siervo del rey de España afectaba sobre vosotros una superioridad ilimitada; os habla el jefe de un pueblo libre y soberano, que reconoce vuestra independencia, y está a punto a ratificar este reconocimiento por un acto público y solemne, firmando al mismo tiempo la gran Carta de nuestra alianza para presentarla al mundo como el muro inexpugnable de la libertad de nuestros Estados.”

El legislador argumentó que “ahora entiendo que esta carta de O’Higgins haya sido tan guardada y no haya sido hecha pública masivamente, como otros textos. La Carta de O’Higgins es un testimonio de nuestra tosudez, de nuestro racismo, pues los mapuches reclaman las palabras de O’Higgins, su promesa de un pacto entre Estados. En cambio, el Chile actual no tiene ni siquiera parlamentarios indígenas, la CONADI funciona poco, el Convenio 169 de la OIT está sistemáticamente violado por el Estado, aplicamos de manera racista la Ley Antiterrorista, somos un desastre como país frente a los pueblos indígenas. Lejos del Chile actual, O’Higgins era razonable al postular un Pacto entre Estados”.

El parlamentario de la Región del Bío-Bío señaló que “O’Higgins delegó en aquel tiempo en el Intendente de Concepción la coordinación para cumplir su compromiso. El padre de la Patria fue tan hidalgo, que reconoció que por malas acciones de los patriotas en la guerra de independencia, algunos mapuches se desilusionaron y lucharon por los realistas. O’Higgins reconoce esa culpa, y llama al Estado mapuche a pactar una alianza con el Estado de Chile”.

Finalmente Navarro hizo un llamado al Ministro Lavín y al Gobierno, “aprovechando las actividades por el Bicentenario, a difundir esta carta en los programas de educación, rescatándola del ocultamiento, de su condición de proscrita de los programas oficiales. Es una vergüenza que se nos eduque en la ignorancia de estos importantes documentos históricos. Es tiempo de tener en cuenta y honrar las palabras del Padre de la Patria este Bicentenario, y no seguir cometiendo una injusticia histórica, mantenida desde la Independencia hasta ahora”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

ANEXO: Carta de O’Higgins

El Supremo Director del Estado a nuestros hermanos los habitantes de la frontera del Sud.

Chile acaba de arrojar de su territorio a sus enemigos después de nueve años de una guerra obstinada y sangrienta. Sus fuerzas marítimas y terrestres, sus recursos y el orden regular que sigue la causa americana en todo el continente, forman un magnífico cuadro, en que mira afianzada su Independencia.

Las valientes tribus de Arauco, y demás indígenas de la parte meridional, prodigaron su sangre por más de tres centurias defendiendo su libertad contra el mismo enemigo que hoy es nuestro. ¿Quién no creería que estos pueblos fuesen nuestros aliados en la lid a que nos obligó el enemigo común? Sin embargo, siendo idénticos nuestros derechos, disgustados por ciertos accidentes inevitables en guerra de revolución, se dejaron seducir de los jefes españoles. Esos guerreros, émulos de los antiguos espartanos en su entusiasmo por la independencia, combatieron encarnizadamente contra nuestras armas, unidos al ejército real, sin más fruto que el de retardar algo nuestras empresas y ver correr arroyos de sangre de los descendientes de Caupolicán, Tucapel, Colocolo, Galvarino, Lautaro y demás héroes, que con proezas brillantes inmortalizaron su fama.

¿Cuál habría sido el fruto de esta alianza en el caso de sojuzgar los españoles a Chile? Seguramente el de la pronta esclavitud de sus aliados. Los españoles jamás olvidaron el interés que tenían en extenderse hasta los confines del territorio austral. Sus preciosas producciones, su incomparable ferocidad, y su situación local, han excitado siempre su ambición y codicia. Con este objeto han mantenido continua guerra contra sus habitantes, suspendiéndola sólo cuando han visto que no hay fuerza capaz de sujetar a unos pueblos que han jurado ser libres a costa de todo sacrificio. Pero no han desistido de sus designios, pues en los tiempos que suspendieron las armas fomentaron la guerra intestina, para que destruyéndose mutuamente los naturales, les quedase franco el paso a sus proyectos. Entre tanto el comercio no era sino un criminal monopolio; la perfidia, el fraude, el robo y en fin todos los vicios daban impulso a sus relaciones políticas y comerciales.

Pueblos del Sud, decidme si en esto hay alguna exageración; y si por el contrario apenas os presento un lisonjero bosquejo de la conducta española, convendréis precisamente en que dominando España a Chile, se hubiera extendido sobres vuestros países como una plaga desoladora, concluyendo con imponeros su yugo de fierro que acaso jamás podríais sacudir.

En el discurso de la guerra pensé muchas veces hablaros sobre esto, y me detuve porque conocí que estabais muy prevenidos a cerrar los oídos a la voz de la verdad. Ahora que no hay un motivo de consideración hacia vosotros, ni menos a los españoles, creo me escucharéis persuadidos de que sólo me mueve el objeto santo de vuestro bien particular y del común del hemisferio chileno.

Nosotros hemos jurado y comprado con nuestra sangre esa Independencia, que habéis sabido conservar al mismo precio. Siendo idéntica nuestra causa, no conocemos en la tierra otro enemigo de ella que el español. No hay ni puede haber una razón que nos haga enemigos, cuando sobre estos principios incontestables de mutua conveniencia política, descendemos todos de unos mismos Padres, habitamos bajo de un clima; y las producciones de nuestro territorio, nuestros hábitos y nuestras necesidades respectivas no invitan a vivir en la más inalterable buena armonía y fraternidad.

El sistema liberal nos obliga a corregir los antiguos abusos del Gobierno español, cuya conducta antipolítica diseminó entre vosotros la desconfianza. Todo motivo de queja desaparecerá si restablecemos los vínculos de la amistad y unión a que nos convida la naturaleza. Yo os ofrezco como Supremo magistrado del pueblo chileno que de acuerdo con vosotros se formarán los pactos de nuestra alianza, de modo que sean indisolubles nuestra amistad y relaciones sociales. Las base sólidas de la buen fe deben cimentarlas, y su exacta observancia producirá la felicidad y seguridad de todos nuestros pueblos. Se impondrá penas severas a los infractores, que se ejecutarán a vista de la parte ofendida, para que el ejemplo reprima a los díscolos.

Nuestras Escuelas estarán abiertas para los jóvenes vuestros que voluntariamente quieran venir a educarse en ellas, siendo de cuenta de nuestro Erario todo costo. De este modo se propagarán la civilización y luces que hacen a los hombres sociales, francos y virtuosos, conociendo el enlace que hay entre los derechos del individuo y los de la sociedad; y que para conservarlos en su territorio es preciso respetar los de los pueblos circunvecinos. De este conocimiento nacerá la confianza para que nuestros comerciantes entren a vuestro territorio sin temor de extorsión alguna, y que vosotros hagáis lo mismo en el nuestro, bajo la salvaguardia del derecho de gentes que observaremos religiosamente.

Me lleno de complacencia al considerar hago estas proposiciones a unos hombres que aman su independencia como el mejor don del Cielo; que poseen un talento capaz de discernir las benéficas intenciones del pueblo chileno; y que aceptándolas, desmentirán el errado concepto de los europeos sobre su trato y costumbres,

Araucanos, cunchos, huilliches y todas las tribus indígenas australes: ya no os habla un Presidente que siendo sólo un siervo del rey de España afectaba sobre vosotros una superioridad ilimitada; os habla el jefe de un pueblo libre y soberano, que reconoce vuestra independencia, y está a punto a ratificar este reconocimiento por un acto público y solemne, firmando al mismo tiempo la gran Carta de nuestra alianza para presentarla al mundo como el muro inexpugnable de la libertad de nuestros Estados. Contestadme por el conducto del Gobernador Intendente de Concepción a quien he encargado trate este interesante negocio, y me avise de nuestra disposición para dar principio a las negociaciones. Entre tanto aceptad la consideración y afecto sincero con que desea ser vuestro verdadero amigo.

Bernardo O´Higgins R.

SANTIAGO, Sábado 13 de Marzo de 1819.

Tags:
0 shares
  1. Luis Gutiérrez
    Septiembre 1, 2010

    Excelente información ,lo felicito Alejandro Navarro espero lo escuchen y
    terminen con tanta injusticia con el pueblo Mapuche.

  2. francisco sanchez guzman
    Septiembre 1, 2010

    Sì,es verdad la existe de esa carta,como tambièn su lamentable ocultamiento y uno no sabe como se le pasò al “Mercurio” que la publicò.Hay que tener presente que Chile es en parte indìgena y en parte blanco,estando representados estos ùltimos por los genuinos chilenos y en ningùn caso,como pretenden imponernos,ademàs por todas las colectividades extranjeras que han venido a desplazar al elemento nacional:Mapuches sì,inmigrantes de cualquier pelaje no¡¡¡¡¡

  3. joyeria mapuche willuf kuyen
    Septiembre 1, 2010

    todos estos antecedentes que se encuentran oculto pertenecen al plan de sometimiento del estado de chile en los años posteriores de su independencia tal como se esconden muchos antecedentes historicos y la ya conocida pacificasion de la araucania suave nombre para referirse al golpe del estado chileno con todo su aparatage militar hacia la nacion mapuche utilisando tacticas de guerra como la llamada tierra arrasada que consistia en matar a todo los mapuche que trataraon de resistir y encarcelar aquellos que no oponian resistencia sin importar si estos fuesen niños ancianos o mujeres ademas la quema de rukas y la venta de las propiedades como animales etc ( memorias de guerra del coronel pinto) la deuda historica no solo tiene que ver con territorio sino tambien con vidas humana y con nuestra lengua y todos los valores que caven en un pueblo que es unico y distinto…

  4. ZORRO_CULPEO
    Septiembre 1, 2010

    Y ¿ POR QUÉ MOTIVO, CAUSA O RAZÓN NO SE DIVULGA ESTA CARTA DEL PADRE DE LA PATRIA?, ¿QUÉ INTERESES IMPIDEN QUE EL GOBIERNO, EL SENADO, CÁMARA DE DIPUTADOS NO LA DEN A CONOCER?, CADA VEZ ENTIENDO MENOS A TOD@S L@S YANACONAS-PARLAMENTARI@S Y GOBIERNO.

  5. Jorge
    Septiembre 1, 2010

    Espero que este Gobierno haga lo que no se ha realizado, dar un trato justo a los descendientes de Pueblos originarios. Pero, que no se suban por el chorro los que no son autenticos descendientes y puedan alejar a las malas influencias políticas que los han levantado en contra del Gobierno cuando desean obtener algún beneficio de estas manifestaciones. Dar reconocimiento a tantos ilustres nombres (Caupolicán, Lautaro, etc.).

  6. Jorge Salgado R. ( Antropologo)
    Septiembre 1, 2010

    me parece extraordinaria esta carta de O¨Higgins que menciona Alejandro Navarro . esto no viene sino a ratificar lo que todos hemos sabido desde hace tiempo: Que Chile efectivamente no es una nacion monoetnica sino plurietnica compuesta de muchas etnias y culturas que conviven en el suelo patrio no siempre pacifica e igualitariamente.
    La razon o razones son la abundante discriminacion que Chile ha venido acumulando desde los tiempos de la colonia en la cual los indigenas, los verdaderos primeros habitantes de nuestra tierra se encuentran ubicados en el estrato mas bajo de una ordenacion social, economica y racial injusta y arbitraria . Afortunadamente mas chilenos y mapuche esta dando un rotundo mentis a esta posicion racista y clasista.

  7. ADAN
    Septiembre 1, 2010

    Que bien por O`Higgins por su mentalidad republicana ,pero nom se indica la fuente de donde se transcribió la carta. Llama la atenciçon que ahora el senador reconozca a O`Higgins como”el libertador” y “padre de la patria” que en verdad así fue. su sector señor senador ha enlodado en repetidas ocasiones la memoria del prócer. Parece una actitud oprtunista la suya a raíz de la situación actual de los dirigentes mapuches por la aplicación de la ley antitrorista, pero no saque provecho de la posición libertaria de O`higgins.

  8. Jeannette Pérez B
    Septiembre 1, 2010

    Rogaría al Sr. Navarro se deje de andar asusando a la gente y buscando llamar la atención y más aún deje de utilizar a las personas nobles que creen en él, cuando se le conozca algo de lo que a peleado haya ganado o sacado en limpio, recien voy a pensar que lo que hace lo hace por los demás, hasta ahora solo ha sido para veneficio propio y por último no se como tienen mi correo ya que para nada comparto sus ideales, por lo tanto rogaria no se me manden más meils ya que me desagradan gracias por comprender

  9. sergio donoso
    Septiembre 2, 2010

    El despresio por el pueble mapuche ha sido muy marcado en la sociedad chilena. La dificultad por años de aprobar el acuerdo 169 de la OIT y la postergación del reconocimiento de la multiculturalidad y multi-etnia de nuestro pais son otras manifestaciones del ATRASO DE CIERTA CLASE POLITICA CON LAS NECESIDADES DE UN CHILE MODERNO Y JUSTO.

  10. Patricia
    Septiembre 2, 2010

    Super importante que de a conocer este documento que ha pasado casi 2 siglos oculto.Ojalá que se llegue a un acuerdo que pare esta huelga, pero tiene que ser ya,si no celebraremos el manoseado BICENTENARIO, con mas de un muerto mapuche. ¡¡¡ESPANTOSO!!!

  11. ani.shinita@gmail.com
    Septiembre 2, 2010

    EXCELENTE INFORMACION PARA TODOS LOS CHILENOS , ESPECIALMENTE PARA EL GOBIERNO , QUE SE VALORE EL DERECHO QUE TODO CHILENO POSEE YA QUE ELLOS DEFENDIERON CON GALLARDIA Y ENTERESA NUESTRA PATRIA Y SUS DESCENDIENTES DE UN RAZA BRAVA QUE EN MAS DE 500 AÑOS NO CLAUDICARON ANTE LOS ESPAÑOLES , POR ENDE DEBEN SER RESPETADOS Y NO VULNERAR SUS DERECHOS “COMO CHILENOS QUE SON”

  12. Jorge fuentes
    Septiembre 9, 2010

    Espero que se solucione de una vez por todas el problema con nuestros compatriotas y hermanos mapuches, heredado desde la llegada de los españoles a estas tierras. Espero que nunca mas construyan centrales de energia en sus tierras sagradas. Que nunca mas reciban instrucciòn de la gente que participo haciendo estrategias sucias y violentas. Que de una vez por todas se respeten ademas de sus derechos de goce y ejercicio civiles como los tiene todo ciudadano, sus derechos indigenas como etnia anterior, protegida y amparada por nuestra legislaciòn. Creo y espero que los huelguistas van tener una soluciòn justa a sus demandas sin desconocer el estado de derecho en el que vivimos que algunas veces para bien y otras para mal, estamos obligados a respetar.
    Quiero agregar que el problema contingente del estado con los mapuches esta dispuesto hasta en los medios por lo menos hace 5 años atras y el testimonio bicentenario de O“higgins esta disponible por lo menos desde hace 20 años y justo ahora se quiere hacer publico lo evidente.
    saludos

  13. toche
    Septiembre 9, 2010

    el problema es que la clase dominante en chile es de origen europeo o se identifican absolutamente con el mundo blanco , no es solo el caso en chile sino es generalizado en america latina , el indigena es solo utilizado como mano de obra barata y los pocos indigenas que se han integrado a este sistema es porque son solo indigenas por el color de la piel o el fisico pero en el interior de su mente son mil veces peores que el colonizador europeo.
    saludos luis.

  14. Alcides
    Noviembre 4, 2010

    Señor Navarro no sé de dónde saca usted que la carta es oculta, es cuestión de buscar en internet o de buscar en los archivos nacionales, hay que darse vueltas de vez en cuando por la biblioteca nacional. El problema es que nuestra idiosincrasia es un poco inerte y espera que todo le llegue a las manos. Por lo demás no podemos validar la carta ya que existen tratados como el de Tapihue, o el tratado de Negrete en el cual los mapuches realizan pacto con la corona española. Deje de abusar de su ignorancia, y sorpréndanos con ideas novedosas, justifique lo que le pagamos. Siglo XXI está bien que este en la cámara de los veteranos, pero no por eso nos vamos a quedar en el pasado.

  15. Pedroclavero
    Enero 22, 2012

    Estimado Senador dejo en su conocimiento:
    ASAMBLEA CONSTITUYENTE, CONSTITUCIÓN Y CONTROL PLEBISCITO
    1.-Al iniciar otros 200 años “de vida republicana” de Chile, es necesario definir el sistema democrático desde la soberanía popular directamente del pueblo. Y por lo tanto el pueblo manda, prohíbe y sanciona todos los actos que no vengan del Estado. Y sobre el desarrollo cultural, social, político, jurídico, económico, y de toda ciencia que permita el desarrollo de la sociedad en la convivencia nacional y otros deben basarse los legisladores y el ejecutivo. Y el control del pueblo de la demanda del plebiscito para garantizar los derechos humanos y evitar el derramamiento de sangre por causa ajena al mandato del pueblo.
    2.-El pueblo es el que manda la riqueza que hay debajo de la tierra y sobre ella para su pleno desarrollo material y espiritual, para financiar todos los derechos de los asociados de la sociedad chilena. Consecuente con esto de abajo hacia arriba eliminando toda clase de pobreza. Y una vez superada la injusticia con los derechos, los deberes y obligaciones estos deben sostenerse en el desarrollo del pueblo conjuntamente para que los derechos universales no sean violados
    3.-Definición. El sistema democrático es la libertad del derecho a votación popular, en las elecciones a presidente de la República de Chile, elegir a diputados y senadores, Alcaldes y Concejales. Y el derecho del pueblo a tener la representación popular en un proceso electoral proporcional legitimando las mayorías sobre las minorías. Con control del pueblo a través del plebiscito para controlar dicho proceso en cualquier momento del proceso democrático previo a toda resolución de instituciones ajenas a la autonomía y mandato del pueblo.
    4.-La clase política nace en las comunas, por lo tanto, el sistema democrático aplica a todos los grupos intermedios sus instituciones sin fines de lucro y en otras que se rigen por una norma social cuyo ordenamiento jurídico democrático define el contexto social (estatuto-reglamento) y moralmente discutido, resuelto y respetado por las propias personas naturales y jurídicas, sea un deber; tener conocimiento, interpretar y aplicar la educación cívica y sumada la actitud se integren al desarrollo de la sociedad. Aquí los residentes de la unidades vecinales y otros sectores del territorio nacional comienzan sus actividades con sus asambleas constituyentes, con procedimiento de plebiscito para mantener y sostener el proceso político desde la base social durante todo tiempo y espacio.
    5.-200 años transcurridos la clase política partidaria fue regida por grupos de poder: de elite, grupos económicos de la aristocracia heredada del español invasor: grupo de dirigentes, comerciantes adinerados y militares etc. Que se rigieron por elecciones discriminativas no votando analfabetos, los que no tenían propiedades y los que no tenían cierto nivel de rentas, las mujeres, mapuches y mestizos. Con una clase alta económica arrastrada por la realeza española, heredado en los 200 años con abuso cívico-militar sostenido por más de 27 golpes de Estado y revoluciones. Dejando un pasado de categoría de personas; 150.000 chilenos y 350.000 mestizos (son personas naturales), y actualmente divididos entre pobres y ricos-entre clase superior y clase inferior.
    6.-La clase política quedó corrupta desde 1818 cuando el Padre de la Patria Don Bernardo O´ Higgins no pudo establecer el régimen democrático porque el pueblo no estaba preparado; no tenía educación cívica ni virtud de estado lo mismo los gobernantes. Narra que el fundamento venia de las malas relaciones de la aristocracia chilena y del Senado. Deduzco que el poder se basó en la herencia del poder económico del invasor español, de aquel que violó los derechos humanos de los pueblos originarios. O´ Higgins afirmaba que no había ningún civil ni militar que gobernara Chile por estar en anarquía y en ruina la sociedad chilena. Además reconoció el 13-marzo-1813 el Estado Mapuche ratificándose el derecho internacional de España de Felipe lV valorando a los valientes mapuches por defender su tierra que los vio nacer y por consiguiente la vida de los pueblos originarios que eran y son de la propia naturaleza de la tierra chilena.
    7.-La Constitución Política de la República de Chile con el reconocimiento del Estado Mapuche, el propio pueblo como mandato los desplazar y terminar con los grupos políticos histórico de la realeza española invasora en los partidos de derecha ligada a esta herencia, que en los 200 años no logró jamás esclavizar al pueblo a través del mercado, pero dejando el suelo chileno de sangre. Los partidos liberales, pelucones, pipiolos, federales, estanqueros, O´higginistas actualmente reducidos en RN-UDI .Y sus ramificaciones de la concertación y otros se sostienen a través de grupos de poder de la herencia aristocrática. El camino a un estado democrático precisa de una derecha alienada al sistema democrático en la transparencia y equidad sometida a una Asamblea Constituyente y nueva Constitución para los otros 200 años de vida de colonias, que produjeron mestizajes pobres y ricos reconocen un estado democrático del pueblo, por el pueblo y para el pueblo si es el pueblo es el que manda con control de plebiscito.
    8.-Se deduce que en los 200 años pasados no hubo mandato del pueblo y se impuso un sistema democrático engañoso, que el propio concepto de ley dice “La ley viene de la soberanía popular y ella manda, prohíbe y sanciona. El engaño histórico es que nunca hubo Asamblea Constituyente con una Constitución donde el pueblo resuelve con plebiscito.”
    9.-La orgánica constitucional de partidos políticos debe crear partidos políticos regionalistas transparentes, representativos, democrático esté cercano al pueblo para que los propios ciudadanos levanten candidaturas propias y legítimas, en donde la representación partidaria e independiente esté con la gente y garantizado por cabildos, primarias y plebiscito más allá del poder de los partidos políticos. Y en la misma proyección las candidaturas a Presidente de Chile desde la educación y actitud cívica desarrollándose desde las comunas la política regionalista. Cada partido regionalista decidirá su base militante la desafiliación o afiliación a una Unión Nacional de Partidos Políticos de la misma especie a través de plebiscito, por sobre las estructuras son las asambleas constituyentes de las instituciones las que deciden que obedece al sistema democrático por la voluntad del pueblo. Y por lo tanto ninguna persona ni institución está por sobre la ley democrática como lo define el concepto de ley y todo chileno y extranjero no puede explotar la riqueza ni el espíritu de la libertad de los constituyentes de la sociedad chilena, nadie se hace rico a costa de nuestro patrimonio material y espiritual.
    10.-Toda jerarquía del ejército de Chile incluyendo las policías: de Carabineros y Servicio de Investigaciones, de manera descendente no son beligerantes y no votan en el sistema democrático. Su labor está sujeta al plebiscito y si hay actuación solo de supervisión electoral no más de tres meses debe llamar a la votación democrática y establecer la institucionalidad de la sociedad y su acción externa es defender la soberanía territorial. Internamente en catástrofe de la naturaleza su deber inmediato es colaborar con su propia policía, a la policía institucional, además acciones coordinadas para combatir el narcotráfico y otras que lo requiera la soberanía popular para bajar toda clase de delincuencia que perjudique la tranquilidad, la paz social y el bien común. En plena conciencia de la libertad, la vida y el desarrollo humano.

  16. Miguel Toro
    Abril 23, 2012

    Sr. Navarro,
    Creo que está absolutamente fuera de lugar traer a colación esta carta de don Bernardo, como argumento de autoridad para apoyar una postura particular frente a un hecho bastante complejo.
    En la actualidad, gracias a un largo proceso de emancipación mental, no le reconocemos argumento de autoridad ni siquiera a la Biblia, ¿con qué criterio podríamos brindárselo a alguien de tan variadas y discutidas posiciones doctrinales?.
    Si hoy queremos discutir sobre estado mapuche podemos hacerlo en base a argumentos del siglo XXI.
    La historia ya fue, y somos lo que somos en función de los aciertos y desaciertos de nuestros antepasados, pero no la historia no la vamos a cambiar para atrás sino hacia adelante.
    Presenten argumentos convincentes para defender sus ideas y no declaraciones un tanto rancias de “próceres”.
    Si se hubiera hecho caso a O’Higgins en todas sus ideas hoy no tendríamos el Chile que tenemos.
    Miguel Toro

  17. Pingback: Pueblos originarios de CHile

  18. Pingback: Política y Sociedad La carta en que Bernardo O’Higgins reconoce a la Nación Mapúche

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *