Navarro celebra sentencia: “Dictamen de la Corte deja en claro que remate de aguas Río Queuco en Alto Biobío, queda inválido”

  • El parlamentario se refirió al fallo de la Corte de Apelaciones de Concepción, que aunque rechazó su Recurso de Protección, estableció que la DGA debe denegar las solicitudes de los derechos de aprovechamiento que generaron el remate.

Valparaíso, 28 de abril de 2021. “El mismo Tribunal Constitucional, que todo Chile ha validado tras haber negado el requerimiento de Piñera en contra del Tercer Retiro, estableció de forma clara que la propiedad indígena ancestral es una especie de propiedad, de acuerdo al Artículo 19 N°24 de la Constitución”, manifestó Navarro.

De acuerdo al parlamentario por la Región del Biobío, “la Corte de Concepción ha sido clara: rechazó nuestro Recurso de Protección interpuesto para evitar el remate de las aguas del Río Queuco, ya que la misma Dirección Regional de Aguas del Biobío reconoció que solo espera el fin de la orden de no innovar para denegar las solicitudes de los derechos de aprovechamiento sobre las mismas”.

“Es decir”, continuó, “como ya no existe una vulneración vigente de derecho, una vez terminado este juicio la DGA va a desactivar el remate y declarar caducadas las solicitudes de derechos de aguas, debido a que no llegó ningún oferente”.

Para Navarro, “El que no haya asistido nadie a ofrecer dinero para quedarse con las aguas del Río Queuco, sin duda se debe a la presión ciudadana y de los cientos de Pehuenches que bajaron desde el Alto Biobío hasta Concepción para protestar y decirle a las autoridades que su agua no se vende”.

“Esto sin embargo”, agregó, “no impide que en el futuro se inicie un nuevo proceso administrativo, con bases de licitación, plazos, con oportunidades, por lo que llamamos a la gente a estar atentos, a revisar el Diario Oficial, ante estos remates de agua que no son otra cosa que la especulación sobre un bien que debería ser de todos”.

“Pues es claro que la DGA administra agua robada a los pueblos originarios, la que debe ser restituida, más aun en tiempos de cambio climático donde se vuelve más urgente ya que la necesitan para sobrevivir”, manifestó.

Por su parte Amaya Alvez, Dra. En Derecho y Presidenta de la Corporación Colectiva – Justicia en DDHH, manifestó que es necesario avanzar en la protección legal y constitucional del derecho a consulta de los pueblos originarios, pues “la Consulta Indígena es un derecho fundamental que materializa el derecho de igualdad ante la ley. En particular, el Río Queuco tiene un valor espiritual y tradicional para las comunidades pewenche de Alto Biobío, por lo que urge reconocer el valor del agua más allá de su dimensión productiva. Si bien, todo indica que el remate de las aguas del Río Queuco no prosperará, existe el peligro cierto de que esta amenaza vuelva a repetirse.”

El Presidente de la Comisión de DDHH del Senado añadió que, “la Dirección de Aguas se ha convertido en un organismo colonial usurpador, que con estos remates perpetúa el robo del agua de los pueblos que ellos necesitan para subsistir, pese a que son ellos mismos según las Naciones Unidas los guardianes de la naturaleza y quienes la administran de forma sustentable”.

“Por ello insistiremos en que se incluya al agua como un derecho humano en la Nueva Constitución, pues el recurso hídrico no puede ser un sujeto de especulación, ser acaparada, ni estar en transacciones bursátiles o en la ruleta de Piñera y de sus amigos en la bolsa, sino que debe garantizarse para el consumo humano, para el consumo agrícola, y debe restituirse para los pueblos originarios, porque es su propiedad ancestral”, cerró.

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.