Navarro defiende a agricultores de Trehuaco y emprende ofensiva judicial contra Celulosa Nueva Aldea

  • El presidente del MAS, quien este viernes visitó la zona devastada por la contaminación y que junto al presidente de la Junta de Vecinos de Boca Itata, Omar Gutiérrez, interpusieron una denuncia ante la Superintendencia del Medio Ambiente, criticó que “la indicada empresa tardó cerca de 12 horas en frenar la emanación de agua y, considerando que el ducto es de aproximadamente 1 metro y 20 centímetros de diámetro, se vertieron miles de litros cúbicos de líquido, que posteriormente se absorbieron en la misma tierra en que se esparcieron”.

 

“Que Celulosa Nueva Aldea entienda: si pensaban que los humildes agricultores de Boca Itata, comuna de Trehuaco, quedarían de brazos cruzados viendo cómo perdían sus siembras de papas, producto de la inundación de cuatro metros de riles emanados de su ducto averiado, pues les afirmamos que así no será”. Tal cual lo manifestó el senador Alejandro Navarro, quien decidió con el patrocinio del abogado Adolfo Ortega, y en conjunto con el presidente de la Junta de Vecinos de Boca Itata, Omar Gutiérrez, en compañía del consejero regional por Ñuble, Cristian Quiroz, abrir un frente ante los Tribunales de Justicia de Chillán en contra de la empresa controlada por el Grupo Angelini.

 

Por medio de un recurso de protección, que ampare a las 28 familias del sector ubicadas dentro del plano de contaminación que impactó unas 7 hectáreas estimadas, el integrante de la Comisión de Medio Ambiente del Senado, Alejandro Navarro, anunció: “Solicitamos a la Corte que resuelva y ordene a Celulosa Nueva Aldea suspender la descarga de riles a través del cuestionado ducto y contrate una empresa especializada externa que le realice una auditoría ambiental y técnica, para que emita un informe detallado. Esto, para detectar y ubicar puntos críticos de eventuales roturas o filtraciones del ducto”, indicó Navarro.

 

Por lo que añadió: “Ya que las autoridades de medio ambiente de la administración de Piñera no toman la iniciativa, exigiremos que la empresa recomiende las soluciones tecnológicas a desarrollar para subsanarlas y mitigarlas, a fin de que la tubería garantice idoneidad y seguridad”.

 

Y, a su vez, señaló: “Como las instituciones sanitarias del gobierno tampoco se pronuncian de manera clara contra la empresa y a favor de los afectados, con fuerza le pediremos a la Corte que, entonces, se ordene a Celulosa Arauco proporcionar agua y contenedores en las cantidades y dimensiones que sean necesarias para superar la emergencia, tanto para el consumo humano, como para el agrícola y ganadero, supervigilando su entrega a través de la Municipalidad de Trehuaco”.

 

Navarro, finalmente dijo esperar “que se acoja la presente acción de protección a favor de la gente de Boca Itata en Trehuaco”, y  a su juicio “se declare que los hechos contaminantes violan las garantías constitucionales de los artículos 19 Nº1, Nº8 y Nº21 de la Constitución Política”. A lo que detalló: “Forma parte del deber y obligación principal de la Celulosa Nueva Aldea de resguardar que sus actividades no dañen, puntos que fueron incumplidos si tomamos en cuenta lo que ha sido el reiterado deficiente funcionamiento del ducto, cuyos líquidos vulneraron la integridad física y psíquica de los agricultores y vecinos; como, a su vez, el derecho a que vivan en un medio ambiente libre de contaminación y, por supuesto, el derecho a que desarrollen sus actividades económicas”, remató.

 

 

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

 

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *