Navarro: “Hay que invertir en seguridad de pirquenes ahora”

Reiterando “la necesidad urgente de que el Estado disponga de recursos para conformar un fondo especial que permita fiscalizar y subsanar todas las carencias en materia de seguridad que hoy existen en las faenas de la pequeña y mediana minería”, el senador Alejandro Navarro dijo que “hay que aprovechar este momento de sensibilidad frente a un problema real para lograr securitizar y estabilizar a una actividad tradicional que sigue generando más de 1.700 puestos de empleo en la región”.

Imagen: observatorio.cl

El parlamentario señaló que “no queremos que tenga que ocurrir en la Región del Bío-Bío una tragedia como la que hoy se vive en Copiapó para que se adopten medidas de seguridad en la actividad minera. De nada sirve que seamos generales después de la batalla. Al calor de la discusión del royalty para la gran minería y la distribución de esos recursos, una parte de esa recaudación podría destinarse, por parte del Estado, tal vez a través de mecanismos de concursabilidad regional, a la creación de un Fondo de Seguridad Minera que permita ir creando donde no hay o mejorando las condiciones de seguridad para la pequeña y mediana minería”.

Navarro dijo que “para que ello sea posible, y en el contexto de las exigencias que se debieran cumplir para optar a estos recursos, el Estado tendría que impulsar paralela y necesariamente un proceso de regularización de las pequeñas pertenencias mineras que aún no lo hayan hecho. Esto, por cierto, se vería fuertemente potenciado en la medida que existe un mejor diálogo y relación entre los actores públicos y privados que participan de esta actividad, y requiere también del fortalecimiento de entidades como el Sernageomín”.

El legislador enfatizó que “es indispensable que el Estado y particularmente el Gobierno sean proactivos ante la realidad hoy existente, porque no se trata sólo de aplicar más enérgicamente leyes o normas existentes o crear nuevas, si eso no va acompañado de procesos que permitan subsanar los problemas presentes. Si la exigencia de medidas de seguridad hoy fuera perentorio, muchas, por no decir la gran mayoría de los 82 pirquenes de la pequeña minería del carbón en la región, debieran ser cerrados, ya que cerca de un 80% no cumple los requisitos básicos para funcionar. lo que generaría un incremento en la cesantía y el aumento proporcional del ejercicio ilegal de tal actividad, generándose así un círculo vicioso en que los problemas aumentarían en lugar de reducirse”.

“Es posible –añadió- que el Estado haga catastros y estudios que permitan determinar con exactitud cuáles son las áreas donde la pequeña minería puede desarrollarse sin mayores riesgos y cuales no. Esto, que venimos planteando desde hace ya cuatro años, facilitaría enormemente las posibilidades de formalización y regularización de esta actividad que aunque limitadamente, ha tenido un segundo respiro en la zona producto de la demanda que generan o generarán los nuevos proyectos termoeléctricos”.

Navarro dijo que “para que esto sea viable, se requiere de voluntad política y legislativa para avanzar en este tema. La voluntad de quienes hoy subsisten gracias a la pequeña minería está disponible también para hacer este camino. Esperamos que tanto desde el gobierno regional como en el contexto de la pronta discusión de la Ley de Presupuestos podamos poner este tema en debate y sobre todo lograr acuerdos que permitan viabilizar las soluciones propuestas”.

Finalmente el legislador recordó que “a estas alturas ya existe un cierto consenso respecto a que la reconversión de la Cuenca del Carbón, fue un rotundo fracaso. Pese a los 23 mil 904 millones de pesos invertidos entre 1995 y 2002, al día de hoy tenemos gran cantidad de cesantes dependiendo de los planes de empleo de emergencia, subsidios y canastas familiares. El Estado no puede seguir gastando recursos en tratar de contener la pobreza, es mejor utilizar e invertir esos recursos en un proceso de regularización y securitización de la pequeña y mediana minería, para generar y hacer sustentable esta actividad que, pese a todo, sigue generando empleo en la región”.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

Tags:
0 shares
  1. Walter Richard Mayer
    Agosto 25, 2010

    Estimado Senador:

    la mineria afortunamente no figura en primeros lugares en la escala de accidentes fatales. Lo peor sera la parte de la construcción civil, adonde mueren cada semana trabajadores lamentablemente en forma “silenciosa” sin gran prensa y televisión. En Santiago no hay edificios construidos adonde no pega la sangre de accidentes mortales y nadie hace algo. Especialmente una empresa : Abraham Senerman Construcciones que son altamente irresponsable en seguridad laboral y cuenta con muchos muertos.
    http://www.previsionsocial.gob.cl/index.php?option=com_content&view=article&id=529&Itemid=319&lang=es

    Estos casos necesitan fiscalizaciones.

    Saludos cordiales.,
    Walter Richard Mayer

  2. ilse bunster
    Agosto 26, 2010

    Los mineros están atrapados bajo tierra por la ambición del privado. Debemos unirnos como pueblo para impedir que estos abusos sigan.

    En mi región también hay “mineros” que trabajan bajo el mar, las condiciones laborales en la industria salmonera no son diferentes a la de las minas, también el estómago de un salmón vale más que la vida de un obrero.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.