Navarro por apoyo a huelga Sodimac: “Los dueños de Chile estaban acostumbrados a parlamentarios dóciles que no salen a la calle”

sodimac_mostrador

El senador Alejandro Navarro aseguró que es absolutamente legal que un parlamentario pueda apoyar a los trabajadores, y señaló que “al parecer los líderes de los empresarios todavía creen que el mandato de la soberanía popular se puede interrumpir como por secretaría o por la fuerza”.

Como “antidemocráticas y sin sustento jurídico” calificó el senador Alejandro Navarro las amenazas realizadas por Hernán von Mühlenbrock, presidente de la Sofofa y, Ricardo Mewes, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, de presentar una acusación constitucional en contra de los parlamentarios que han apoyado la huelga de Homecenter Sodimac, por atentar contra el artículo 60 de la Constitución de 1980.

En este sentido, Navarro aseguró que “apoyar a los trabajadores y representar sus intereses es absolutamente legal”, recordando que “el año 2007 los diputados Alberto Cardemil, Cristian Monckeberg, Alfonso Vargas, Pablo Galilea, René Manuel García, Rosauro Martínez, Darío Paya, María Angélica Cristi, Jorge Ulloa, Enrique Estay, Ignacio Urrutia y Sergio Bobadilla, presentaron la misma acusación constitucional en mi contra, por haber participado en la marcha de la Central Unitaria de Trabajadores el día 29 de agosto de 2007”.

En dicha oportunidad, de acuerdo al artículo 60 de la Constitución, se acusó al senador de “ejercer cualquier influencia ante las autoridades administrativas… en favor o representación… de los trabajadores en negociaciones o conflictos laborales, sean del sector público o privado, o que intervengan en ellos ante cualquiera de las partes; y de palabra o por escrito incitar a la alteración del orden público”.

Navarro recordó que “luego de un extenso libelo, y de una implacable defensa del abogado Hernán Bosselin, el Tribunal Constitucional falló a mi favor por 10 votos contra 0 (cero), estableciendo de forma categórica que los parlamentarios tenemos 3 funciones: legislar, fiscalizar y representar los intereses de nuestros electores, y en esta última cabe que los parlamentarios puedan ir a una huelga a recoger las demandas para luego representarlas parlamentando”.

Navarro añadió que “Von Mülenbrock está perdiendo tiempo y dinero con sus abogados constitucionalistas. Al parecer no han leído el fallo del Tribunal Constitucional que indica que estas causales solo pueden ser invocadas cuando existiese abuso de posición para favorecer ilícitamente a una de las partes del conflicto laboral, cuestión que en ningún caso ocurre cuando un parlamentario manifiesta su apoyo a los trabajadores de forma de visibilizar sus demandas”.

A ello agregó que “los dueños de Chile estaban acostumbrados a parlamentarios dóciles, que no salen a la calle, y están inquietos ante la visibilización que adquiere una huelga legal cuando legítimamente los parlamentarios la apoyamos”.

El senador expresó que “al parecer los líderes de los empresarios todavía creen que el mandato de la soberanía popular se puede interrumpir como por secretaría o por la fuerza”.

En esta misma línea, indicó que “si bien, la Constitución del 80, tal como fue concebida por la Junta de Gobierno, perseguía constituir un marco regulatorio que trabara la política democrática, estableciendo una serie de disposiciones que pretendían darle a la política un ámbito restringido de acción dentro de las funciones sociales y estatales, este fallo sentó una jurisprudencia histórica irrevocable, un principio intransable, de que sí se puede luchar en defensa de los trabajadores”.

Con respecto a la huelga de los trabajadores de Sodimac, dijo que “no nos dejaremos amedrentar por quienes quieren coartar la libertad democrática y, por cierto, seguiremos apoyando a los trabajadores de Homecenter. El grupo Solari es uno de los más ricos de Chile, ostenta ganancias anuales de más de 89 mil millones el 2015, por lo que ofrecer un reajuste de 3.5% con esas utilidades y cuando el sueldo promedio es el mínimo, se llama avaricia”, expresó el parlamentario.

“El grupo Solari no solo es dueño de Homecenter, también es propietario de Falabella, Tottus, Mall Plaza, Mega, Latam, Isapre Colmena, clínica Las Condes. Yo me pregunto, entonces, después con qué cara van ir a donar a la Teletón para lavar su imagen, cuando no son capaces siquiera de llegar a un acuerdo para un reajuste digno con sus trabajadores”, señaló.

Fuente: El Mostrador

Tags:
0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *