Navarro presenta denuncia a Cibercrimen por suplantación de identidad que provocó amenazas de muerte

Una denuncia criminal por los delitos de suplantación de identidad y amenazas de muerte, presentó el Cibercrimen el senador Alejandro Navarro, tras ser víctima del uso malicioso de su fotografía, nombre personal y de usuario de su cuenta de twitter, mediante el cual se creó una lámina con un falso mensaje publicado como si fuera sacada de la cuenta del legislador.

Al respecto, el parlamentario de la Región del Biobío comentó que “el nivel de daño ha sido tal que he recibido ataques en las redes sociales con cientos de mensajes agresivos y denigrantes; insultos, groserías e incitación al odio y a la violencia, los que llegan, incluso, con varias amenazas de golpes y de muerte”.

La fotografía del falso posteo difundido en marzo como si fuera un “pantallazo” con Paint”, “Photoshop” o similares, a un supuesto twitt de la cuenta del legislador, tiene en el mensaje la fecha del 13 de enero y señala “Alejandro Navarro. @senadornavarro : El gobierno entrante debería entregar un bono de ingreso a cada inmigrante en situación de insolvencia, además cada chileno remunerado debería aportar de $2500 a $5000 pesos mensuales para crear un fondo de ayuda solidaria para el inmigrante por lo menos por 12 meses seguidos, marquemos la diferencia de una vez por todas y ayudemos a nuestros compañeros que tanto lo necesitan”.

Navarro expresó que “dicho mensaje jamás ha salido de mi cuenta, por lo que descartamos un hackeo de la misma. Acontece que lo que se ha difundido es, al parecer, una “impresión de pantalla” o “pantallazo”, con el formato de mi cuenta de twitter @senadornavarro, la cual ha sido modificada, seguramente con un programa de “Photoshop” o similares, insertando el mensaje mencionado. Cabe destacar además, que los insultos y amenazas por la fotografía con el mensaje falso los hemos recibido en las redes sociales desde comienzo de la segunda semana de marzo. Y dicha lámina con el twitt falso tiene fecha del 13 de enero”.

“Lo anterior-continuó- corrobora la tesis de que no fue hackeo, sino que es parte de una operación orquestada de diseñar una imagen, inventar un tema polémico y difundir vía on-line; todo esto con el fin de dar la sensación de que ello era de mi autoría y así provocar diversas reacciones en mi contra”.

El legislador, indicó que “esto ha pasado todo límite y le puede pasar a cualquier ciudadano. Por eso siento que si no hago esta presentación se crea una sensación de impunidad. Aquí se debe marcar un precedente porque suplantar la identidad de una persona e inventar comentarios con el fin de que se le haga un daño no es un juego, es un delito que va en contra de la Constitución, la que asegura el derecho a la vida y a la integridad física y psíquica de la personas. Y el Código Penal señala que la usurpación de nombre se castiga con presidio menor”.

Además, en el tema personal confidenció que “yo tengo hijos e hijas que tienen redes sociales y están angustiados por la situación, porque ellos también ven como a raíz de este delito de suplantación de mi identidad, se gatilló un daño que de igual manera los afecta, los tiene a ellos preocupados por la agresión que se está dando y las amenazas que continúan llegando”.

Agregó que “a raíz del grave daño que esto estaba (y está) provocando, el domingo 11 de marzo hice una publicación en todas mis redes sociales (Facebook: https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=10157450065018079&id=10152723078 Instagram: https://www.instagram.com/p/BgMevkbgdjo/ y Twitter: https://twitter.com/senadornavarro/status/972923061635813376?ref_src=twcamp%5Ecopy%7Ctwsrc%5Eandroid%7Ctwgr%5Ecopy%7Ctwcon%5E7090%7Ctwterm%5E0 ) haciendo un desmentido de lo que andaba circulando, indicando que era una publicación falsa, que yo jamás había realizado. A la vez que anuncié la presentación de una denuncia y además, de una demanda en contra de quien o quienes resulten responsables. Aún así los ataques han continuado”.

El congresista señaló que “un reciente estudio elaborado por la revista Science, estableció que la información falsa compartida en las redes sociales llega más rápido, más lejos y a más gente que la verdadera, obteniendo incluso un 70% más de retuits que las verídicas”, aseguró.

PRENSA OFICINA PARLAMENTARIA

0 shares

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.